LIBROS

¿Qué leen los uruguayos en verano? Una guía de novedades editoriales para la temporada

Se acerca el verano y las editoriales ofrecen una serie de opciones para acompañar los días de calor: horóscopos, ficción, youtubers, ensayos y narrativas son las opciones preferidas

lectura
Foto: Shutterstock

"El verano es la época del año en la que mucha gente que gusta de leer, pero que no puede por temas de la vorágine de la vida cotidiana, retoma la lectura”, explica Julián Ubiría, director literario en Penguin Random House Uruguay. “La gente va guardando libros en su cajita de deseos de lo que quiere leer, y lo concreta en ese momento”.

Ya sea en viajes a balnearios o para quedarse en un Montevideo casi fantasmal durante la primera quincena de enero, la tranquilidad que traen las vacaciones es la excusa perfecta para reconectarse con la lectura, encontrarse con aquellos títulos que quedaron postergados durante el resto del año o descubrir libros que forman parte del regalo navideño.

El País se comunicó con diferentes editoriales para conocer más sobre los títulos a los que se apuesta en el verano, pero también para saber sobre el perfil de los lectores uruguayos, que, parece ser bien heterogéneo.

Si bien las editoriales apuestan a diferentes ámbitos literarios, hay una rama que se transforma en un clásico indiscutido de cada comienzo de verano: la del Horóscopo chino, de Ludovica Squirru (Penguin Random House) y la Guía astrológica, de Lourdes Ferro (Planeta). “Lo que más funciona son libros generalistas, que abarcan un público muy amplio, como los horóscopos”, dice. Los dos títulos nombrados están en el puesto número uno de ventas de cada editorial. “El Horóscopo chino funciona muy bien porque se comparte en familia y se convierte en un elemento de unión”, sigue Ubiría.

Además de las predicciones para el comienzo de 2020, los libros de narrativa son uno de los protagonistas del verano. “Se vende mucha ficción”, asegura Ubiría. “Funcionan los que se vendieron durante el año y los que la gente escuchó en entrevistas o leyó notas”. Entre las apuestas de Penguin Random House se encuentran La misteriosa muerte de Eleanor Rigby, de Hugo Burel, una novela policial inspirada en la canción homónima de The Beatles; y Sidi, de Arturo Pérez-Reverte, que narra el destierro del Cid Campeador en el siglo XI.

Entre los destacados también se encuentra Tiempos recios, de Mario Vargas Llosa, que aborda el golpe de Estado en Guatemala.

Claudia Garín, la editora de Planeta Uruguay, comenta a El País que las “ventas de cabecera” para la época de Navidad son: El precio de la pasión, de Gabriel Rolón; La libertad de ser quien soy, de Pilar Sordo; El ladrón del siglo, la autobiografía de Luis Mario Vittete; y Un catálogo de la ausencia, una novela colectiva escrita a través de Whatsapp por 25 autores.

Estuario, dedicada a publicar el trabajo de autores locales, tiene tres apuestas de títulos de narrativa: La memoria obstinada de Puerto Vírgenes, de Claudio Invernizzi (que ganó el premio Bartolomé Hidalgo en narrativa); Mordida, de Mercedes Estramil; y la colección Cosecha roja, dedicada a la novela policial. “Los libros de esa colección se mueven recontra bien en verano”, asegura Martín Fernández, editor de Estuario.

“En verano, mucha gente para irse de vacaciones, elige un libro distendido que sirva para distraerse de lo que habitualmente lee durante el año”, le dice a El País Gustavo Aguilera, encargado de difusión en Ediciones de la Plaza. “Se busca una lectura para llevarse a la sillita en la playa o si te vas para afuera, para leer en un lugar tranquilo”. Entre los recomendados destaca Semana Negra.uy, un libro que repasa la historia del evento homónimo de novela policial en Uruguay, una selección de cuentos policiales y los ganadores del primer concurso del festival.

Además, Ediciones de la Plaza propone los títulos Cómo hacer para que los hijos trabajen, de Hugo Benedetti, que invita a encontrar un equilibrio entre madurez emocional y manejo del dinero; y Mal de la cabeza vol.1, de Aguilera, que repasa la historia del rock uruguayo de los noventa.

LITERATURA

Libros de ensayos para acompañar el calor

Y ya que se menciona la música, uno de las grandes sorpresas para el verano es la colección Discos, de Estuario. A través de tomos de no más de 120 páginas, un autor se dedica a desentrañar el proceso creativo de un disco uruguayo. Entre los últimos lanzamientos se encuentran: Amanecer Búho, de Diego Rocha; Brindis por Pierrot, de Mauricio Rodríguez; Mediocampo, de Andrés Torrón; y Guitarra Negra, de Ramiro Sanchiz.

En Penguin Random House, los dos libros de ensayo que se están vendiendo muy bien son: El robo de la historia, de Diego Fischer, dedicado al famoso robo de las libras de Mailho; y La máscara de la diversidad, de Fernando Amado, que aborda la cultura gay en Uruguay. Para la editorial Planeta, el foco está puesto en Filosofía a martillazos tomo 1, de Darío Sztajnszrajber; y Vigilancia permanente, las memorias de Edward Snowden.

Llega el verano y hay numerosas opciones para quienes quieran zambullirse en la lectura. Solo se necesita encontrar su título preferido.

libros

Varias opciones para lectores más jóvene

“El libro de los Récord Guinness es un clásico de Navidad”, asegura Claudia Garín, editora de Planeta Uruguay. “Hace años que lo traemos y se venden todos”. Para Garín, el secreto del éxito de este libro es que “es el título perfecto para los que no quieren leer, pero sí son curiosos”.

Uno de los nuevos clásicos para niños y adolescentes son los libros escritos por youtubers. Entre ellos están Vegetta y WillyRex. Este año, los más vendidos de Planeta son Los compas y el diamantito legendario y Los Compas escapan de la prisión, ambos de Mikecrack y cía.

En Penguin Random House se publicaron Maju, ¡pará de hablar! de Cecilia Curbelo, orientado para niños entre 8 y 10 años; y la colección Me llamo, que aborda la vida de personajes uruguayos (como José Gervasio Artigas, Juana de Ibarborou y José Pedro Varela) a través de una mirada apta para niños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)