LANZAMIENTO

Mercedes Estramil: "Mi obra la veo como literatura, ni femenina ni masculina"

La reconocida narradora analiza su obra y el medio literario, en el marco de la presentación de su última novela, Mordida, editada por Hum

Mercedes Estramil
Mercedes Estramil, y su última novela, Mordida. Foto: Difusión

Mañana jueves 28 de noviembre a las 20.00 en Kalima será el lanzamiento de la novela Mordida, de Mercedes Estramil, con la presentación a cargo de Alberto Gallo. En charla con El País, la notable escritora habló sobre este nuevo libro, su obra y las letras locales.

-Actualmente se remarca lo de voces femeninas en la literatura, ¿percibís tus novelas como una literatura de género?

-No, porque esa clasificación ni me convence ni me agrada. Mi obra la veo como literatura, ni femenina ni masculina, ni neutra ni nada. No me gustan esas clasificaciones, me parece que le hacen daño a la literatura. Capaz que le hacen bien a otro tipo de cuestiones de índole social. No lo sé. Pero a la literatura no le añade nada, y puede generar confusiones.

-¿Y cómo ves ese fenómeno a nivel de los festivales, las ferias literarias...?

-Creo que esa mirada puede estar dada desde los festivales. Son los festivales los que tienen que mirar hacia los escritores. No es el escritor, cuando escribe, el que tiene que mirar de hacer literatura de género, o de tal otra cosa, para ver si lo llaman de un festival. Porque capaz que va al festival, pero está jodiendo su obra. 

Mercedes Estramil. Foto: Fernando Ponzetto
Mercedes Estramil, crítica literaria y narradora: Foto: Fernando Ponzetto

-¿Te sentís una escritora que se puede vincular a la corriente de autoficción?

-Vincular sí, pero no entrar de lleno. Tengo puntos de contacto, sería falso si no lo admitiera. Cuando todo se torna tan taxativo se corren riesgos. El riesgo del encasillamiento, y de falsear en definitiva la realidad. En el caso de Mordida, hay un porcentaje que es autoficcional, y un gran porcentaje que no lo es. Hay una reelaboración de lo propio, y cuando digo eso me refiero tanto a experiencias propias como a experiencias del entorno, y cosas que escuchás o que ves. Y gran porcentaje de imaginación, que no tuvo un referente real. Las pistas autobiográficas las conozco yo nada más. Y los involucrados.

-¿Cómo describirías Mordida?


-Como una novela de características realistas, pero como siempre en mi caso, tiene un toque, no digo fantástico, pero sí de inverosimilitud controlada. O verosimilitud descontrolada, como más te guste. No sé si llamar eso fantástico: esa clasificaciones tajantes me perturban un poco. Prefiero que cada lector sea el que determine. 

Mercedes Estramil
Mordida, de Mercedes Estramil. Foto: Difusión

-Y tiene elementos de violencia...

-Sí, tiene algunos elementos de violencia de parte de los personajes importantes. Argumentalmente, es la historia de un amor que se termina, y de personajes conflictivos, que no terminan de encontrarse a sí mismos.

-¿Cómo describirías tu prosa?

-Busco una prosa concisa y relevante. Y no caer en los clichés, que no abunden ripios. Trato que mi prosa sea lo más honesta posible en relación a mi propia concepción de la escritura. Andá a saber si lo logro! En el lenguaje trato de ajustarme lo más posible al realismo, y de no meterle demasiada lírica a la narrativa. 

Mercedes Estramil
Mercedes Estramil, una escritora con voz propia. Foto: Diana María Navas

-¿Te sentís integrante de una generación literaria?

-No. Eso es muy difícil saberlo desde el presente. Capaz que dentro de década, te integran en una generación, porque alguien lo estudia y ve elementos en común. Yo desde adentro no los veo, y tampoco me tomé la molestia de estudiarlo. Además, es muy difícil estudiarse a sí mismo, y ver dónde encajás.

-¿Pero sentís que formás parte de una renovación de la novela uruguaya?

-Creo que en ese sentido, lo que pasa es que me publica una editorial, Hum, que justamente ha tenido la virtud de nuclear a un grupo que está escribiendo en este momento y ha tenido cierta difusión. Capaz que por ese lado siento la pertenencia.

-¿Qué cantidad de ejemplares llevás vendidos en total?

-No tengo la más pálida idea. Tendría que revisar los contratos para ver cuánto he vendido. No tengo el dato en la cabeza. Pero esto no te da para vivir. En Uruguay, en este momento, creo que nadie escribe para quedarse satisfecho con los números. Pero sí estoy satisfecha con lo que realizo.

-¿En el exterior se han vendido tus libros?

-Han llegado, pero vendido no. En general, en el panorama de las letras latinoamericanas, no hay ni siquiera en las grandes editoriales, no hay un fluir realmente bueno de los escritores. Por eso no nos conocemos entre nosotros. Por eso, si los festivales sirven para algo es para que conozcamos escritores de los cuales no llegan los libros acá. Y nuestros libros no llegan tampoco a sus países: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia. 

-¿El uruguayo es buen lector?

-Hay una franja de lectores que son buenos lectores. Pero lamentablemente la literatura de la que estamos hablando, no llega a la mayoría de los uruguayos. Si vos ves los best sellers, cuando se hacen los balances, son libros que no tienen nada que ver con la literatura. Es decir, están escritos, llevan palabras, pero no tienen nada que ver con la literatura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)