CINE

Lo que dejaron las nominaciones al Oscar: Netflix es imparable y esta vez va por todo

El comentario más sobresaliente de los Oscar 2020 ha sido la consolidación aplastante de Netflix, con 24 nominaciones.

Al Pacino y Robert de Niro, al frente de The Irishman, amenazan dominar los premios. Foto: Difusión
Al Pacino y Robert de Niro, al frente de The Irishman, amenazan dominar los premios. Foto: Difusión

El espíritu deportivo que tiene cualquier competencia, incluso el Oscar, indica que Guasón, con 11 nominaciones, es la gran ganadora entre los aspirantes anunciados ayer a los premios de la Academia de Hollywood.

Pero, ya que estamos en estadísticas, quizás sea más relevante que, por primera vez, Netflix, fue el estudio más nominado: se hizo con 24 nominaciones, entre las que están, las 10 menciones para The Irishman, seis de Marriage Story y tres de The Two Popes por la que no está nominado el director de fotografía uruguayo César Charlone.

Netflix, además, consiguió dos nominaciones a película animada (I Lost My Body y Klaus) superando a Disney que solo tiene a Toy Story 4 y no pudo colar a Frozen 2 en la categoría. Además, la plataforma de streaming compite con dos documentales largos (American Factory, producida por los Obama y The Edge of Democracy) y un cortometraje documental (Life Overtakes Me).

En los Globo de Oro, la plataforma de streaming, consiguió solo dos de las 34 categorías en las que tenía pretensiones, lo que fue visto como un freno a su imparable crecimiento. La Academia no se fijó en esas cosas y confirmó la tendencia del año pasado cuando Roma se hizo de tres premios, incluyendo mejor director (Alfonso Cuarón) y mejor película extranjera.

Disney -en su primera ceremonia después de hacerse de 20th Century Fox y Fox Searchlight- consiguió 23 nominaciones; Sony logró 20 (10 de ellas para Había una vez en...Hollywood, seis de Mujercitas); Warner, 12 (con las 11 de Guasón) y Universal, 11 entre las que están las 10 para 1917, la película de Sam Mendes que entró tarde a la competencia pero, de los Globos de Oro, a esta parte se ha convertido en un fuerte contendiente.

Las nominaciones al Oscar fueron anunciadas ayer a las 10.18, hora de Uruguay, en un breve trámite conducido por John Cho e Issa Rae. La ceremonia, que tradicionalmente ha sido el último domingo de febrero este año se adelantará al 9 de febrero. Como en la edición anterior no tendrá conductor asignado.

Como siempre sucede cuando se conocen las aspirantes, todo hace parecer que fue un gran año para el cine de Hollywood: a mejor película, por ejemplo, están nominadas Guasón, The Irishman, Marriage Story, 1917, Jojo Rabbit, Contra lo imposible, Mujercitas y la surcoreana, Parasite. Todas -algunas más, otras menos- son películas importantes que -algunas más, otras menos- lidian con temas sociales, políticos o cinematográficos de mucha actualidad.

Hablando de debates políticos, llamó la atención que no haya una mujer entre los nominados a mejor director. En un año en que las cineastas ha mostrado películas importantes, son notorias las ausencias de Greta Gerwig (Mujercitas), Lulu Wang (The Farewell), Lorene Scafaria (Estafadoras de Wall Street) y Céline Sciamma (Retrato de una mujer en llamas). La categoría de mejor director la cubren Martin Scorsese (The Irishman), Mendes, Noah Baumbach (Marriage Story), Quentin Tarantino (Había una vez en Hollywood), Bong Joon Ho (Parasite) y Todd Phillips (Guasón). Es una categoría disputada porque todos son grandes directores en grandes momentos profesionales.

Los principales nominados continúan la tendencia que mostraron este año los festivales internacionales. Parasite, que tiene seis nominaciones y es la primera película surcoreana en pelearla en este circuito, ganó la Palma de Oro en Cannes y Guasón, el León de Oro en Venecia, donde ganó como mejor intérprete Antonio Banderas, quien aquí consigue su primera nominación a mejor actor principal por Dolor y gloria. La película de Almodovar también está citada como mejor película internacional junto con Parasite.

Y en las categorías femeninas, Scarlett Johansson hizo historia (aunque no es la primera vez que pasa, la última fue Cate Blanchett en 2007) al conseguir nominación como mejor actriz principal (Marriage Story, lo que es muy justo) y de reparto (Jojo Rabbit, lo que parece una exageración). Por mejor actriz principal compite, entre otras, con Cynthia Erivo la única afroestadounidense en las categorías interpretativas (por Harriet).

Además de Gerwig, hubo otros ausentes notables en la nominaciones. Todo indica que tanto Adam Sandler como Uncut Gems merecían estar acá; lo mismo Awkafina por The Farewell o Eddie Murphy (por Dolemite Is My Name).

Más allá de las omnipresencia de Netflix, como suele suceder, los principales contendientes al Oscar son obras que rescatan los viejos valores narrativos y artísticos del cine. Guasón es un homenaje al mundo de Scorsese (es casi un tributo a El rey de la comedia) cargado de connotaciones políticas. The Irishman es, precisamente, una síntesis de Scorsese de su propia obra y la recuperación de la épica cinematográfica. Marriage Story está citando una forma de contar que tiene referencias que van hasta Escenas de la vida conyugal de Ingmar Bergman. Había una vez en Hollywood es una oda a una manera de hacer películas que ya no se estila. Parasite, por su parte, recupera una manera exclusivamente cinematográfica para reflejar el mundo.

No está mal para un arte que muchos dicen que está terminado y que, cada año produce películas interesantes y valiosas. Aunque no todas están en los Oscar, claro. Pero allí, siempre, hay varias de esas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados