STREAMING

"Marriage story", nada es más terrible que las ruinas de una historia de amor

Netflix estrenó "Marriage Story", otra de las películas del año y que tiene méritos para Oscar y protagonizan Adam Driver y Scarlett Johansson

Scarlett Johansson y Adam Driver en la película "Marriage Story", también en la selección oficial de Venecia. Foto: Difusión
Scarlett Johansson y Adam Driver en la película "Marriage Story", que integró la selección oficial del Festival de Cine de Venecia y se estrenó en Netflix. Foto: Difusión

La referencia más clara parecería ser Kramer vs. Kramer, aquel melodrama familiar que hizo llorar a una generación de casados a fines de la década de 1970. También detrás está Ingmar Bergman, de quien se cita más o menos explícitamente Escenas de la vida conyugal, que también era un drama sobre la destrucción de un matrimonio.

Más allá de influencias, Marriage Story, la nueva película de Noah Baumbach que Netflix produjo e incluye en su grilla desde ayer, es una obra maestra. Ya la rodean especulaciones de nominaciones de Oscar a mejor película, mejor dirección (Baumbach), mejor guion original (Baumbach) y para tres de sus actores (Adam Driver, Scarlett Johansson, Laura Dern). Sería más que merecido.

Es la historia de Charlie (Driver) y Nicole (Johansson), un matrimonio de 10 años con un hijo de ocho (Azhy Robertson) que pasa por el incómodo y dañino proceso de divorcio. Él es un director de teatro de Nueva York a punto de estrenar en Broadway y ella, su actriz y musa que ha salido de su sombra para una carrera en televisión en Hollywood. Intentan separarse civilizadamente pero, como sensata pero cruelmente le avisan un puñado de abogados (Dern, Ray Liotta, Alan Alda), esos nunca terminan siendo los modales de la ocasión.

Scarlett Johansson en "Marriage Story", la nueva película de Noah Baumbach. Foto: Captura de YouTube
Scarlett Johansson en "Marriage Story", la nueva película de Noah Baumbach. Foto: Captura de YouTube

La inspiración, no declarada explícitamente, habría venido del divorcio de Baumbach y la actriz Jennifer Jason Leigh, a quien, según confesó el propio director, le dio el guion para que lo viera antes de filmarlo. Esta es la historia de un divorcio, los daños emocionales colaterales y la exposición de una industria de la separación encabezada por abogados que están más cerca de ser verdugos que conciliadores.

Ficha
Scarlett Johansson en "Marriage Story", la nueva película de Noah Baumbach. Foto: Captura de YouTube
Marriage Story [*****]
Guion y direcciónNoah Baumbach
FotografíaRobbie Ryan
ConScarlett Johansson, Adam Driver, Azhy Robertson, Laura Dern, Ray Liotta, Julie Hagerty, Alan Alda, Mary Hollis Inboden, Wallace Shawn, Merritt Wever.

Música: Randy Newman.
Editora: Jennifer Lame
Duración: 136 minutos.
Estreno: 6 de diciembre, 2019.
Dónde: Netflix.

Es también, una reflexión sobre las diferencias culturales entre Los Ángeles y Nueva York, un dato que está desde Dos extraños amantes en adelante en muchas películas de Woody Allen, una influencia directa en el director.

Adam Driver en la película "Marriage Story". Foto: Difusión
Adam Driver en la película "Marriage Story". Foto: Difusión

Con estos elementos, Baumbach -uno de los grandes creadores cinematográficos estadounidenses contemporáneos- retoma personajes, escenarios y situaciones que han estado presentes en su obra.

Su descubrimiento al mundo, Historias de familia, en 2005, se centraba en la separación de una pareja neoyorquina e intelectual y el efecto en sus hijos; le dio su hasta ahora única nominación al Oscar por su guion. Y en Mientras somos jóvenes (donde también estaba Driver, además de Ben Stiller y Naomi Watts) comparaba el efecto de una pareja de cuarentones enfrentados al paso de su juventud.

Laura Dern en la película "Marriage Story". Foto: Difusión
Laura Dern en la película "Marriage Story". Foto: Difusión

El resto de su carrera incluye algunas comedias neoyorquinas que combinan Allen con John Cassavetes y cierto aire entre nouvelle vague y nuevo cine americano como Greenberg, Frances Ha, Misstress America o The Meyerowitz Stories (New and Selected), su primera producción para Netflix. Marriage Story es, por lejos, la mejor película de una filmografía notable.

Es que Baumbach trabaja acá con un guion (propio) notable que sabe mostrar humanidad en escenas cargadas de detalles. Es un campo de batalla de una guerra en la que todos pierden. Una charla que pretende ser tranquila termina en una riña feísima; pasan por la peor fiesta de Halloween del mundo; la pareja cruza miradas tristes y avergonzadas en medio de un tribunal donde los abogados cuentan sus intimidades. Son grandes momentos que no exageran nada.

Ray Liotta en la película "Marriage Story". Foto: Difusión
Ray Liotta en la película "Marriage Story". Foto: Difusión

Buena parte de la seducción, además, viene por la puesta en escena. La fotografía de Robbie Ryan (La favorita) se apoya en cierta estética de los setenta para construir un relato contemporáneo, mientras que la música de Randy Newman consigue transmitir la tristeza del momento.

Es una película que no pide que el espectador tome partido, pero eso parece inevitable. Acá se escuchan los dos puntos de vista de un alejamiento terrible, triste, que resulta en la mejor película del año. El irlandés, incluido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados