ANUNCIO

Maroon 5, una máquina de hits que encabeza Adam Levine y que vendrá en 2020 a Uruguay

La banda estadounidense se presentará el 10 de marzo en el Estadio Centenario, y viene con "This Love", "Sugar", "Moves Like Jagger" y más hits a cuestas

La banda estadounidense Maroon 5. Foto: Difusión
La banda estadounidense Maroon 5. Foto: Difusión

Maroon 5 es la banda pop rock que más cerca ha estado del formato de boy band, aunque para ubicarla en el casillero de los Backstreet Boys y no en el de, por ejemplo, Coldplay, le faltan vocalistas, coreografías y vestuarios. Pero tiene características que evidentemente hacen pensar en las bandas de chicos, como también en U2, en Lenny Kravitz, en los Bee Gees, en Marvin Gaye, en James Brown. La lista podría seguir, pero la idea ya quedó clara: Maroon 5, la banda que vendrá por primera vez a Uruguay en 2020, es una buena combinación de elementos de distintas épocas, que le permiten ser transgeneracional y sacar hits en serie. Y encima está Adam Levine.

Todas esos recursos estaban en un primer disco, Songs About Jane, del que ya pasaron 17 años y que les auguró de inmediato, el mejor de los futuros. Y todas esas se verán, de seguro, en el escenario que se montará sobre la Tribuna Olímpica para el show que el grupo dará el martes 10 de marzo en el Estadio Centenario. La venta de entradas comenzará el viernes a las 10.00 a través de Red UTS, con localidades entre 1.980 y 12.300 pesos; antes, a partir de las 10.00 del jueves, habrá una preventa exclusiva para integrantes de su club de fans.

La gira regional será breve: incluirá una presentación en Buenos Aires, y otra en Colombia. La de Montevideo será la primera parada latina.

Para algún distraído que piense que la fama de Maroon 5 ya pasó, va una rápida puesta a punto actual. Hace un mes lanzó nuevo tema, “Memories”, una suerte de balada minimalista sobre la pérdida, que en YouTube ya ronda los 100 millones de reproducciones. Y su último gran éxito, también minimalista pero más bailable, es “Girls Like You”, que cuenta con participación de la rapera Cardi B en voces, y de una cantidad de celebridades de varios rubros en el video. Acumula más de 2.400 millones de visualizaciones en YouTube -fue, de hecho, uno de los tres clips musicales más vistos de la plataforma el año pasado-, y otros 900 y pico de millones en Spotify.

“Girls Like You” es parte de Red Pill Blues, un prolijo disco de 2017 que no hizo más que aportar alguna novedad al repertorio. Sin alejarse de una influencia R&B que ha estado siempre, algunos de los temas de este disco partieron de ahí para irse más al trap y al hip hop (incluso hay un featuring con A$AP Rocky), y para coquetear con lo urbano, lo que parece responder exclusivamente a “exigencias” del mercado.

En la versión deluxe de Red Pill Blues, “Don’t Wanna Know” con Kendrick Lamar y “Cold” con Future, ambos raperos, refuerzan esa intencionalidad de estar donde se dice (dicen las modas, los virales) que hay que estar.

El impacto relativo de ese disco y de un show no exento de polémicas en el medio tiempo del Super Bowl de este año, rodearon a Maroon 5 los últimos meses. Pero eso no hace mella en una importancia que está dada por una cantidad de hits, más de los que seguramente quien está leyendo esta nota, recuerda cuando piensa en la banda.

Ya en el debut Songs About Jane estaban “This Love”, “She Will Be Loved” y “Sunday Morning”, tres pilares sobre los que cimentaron su carrera y con los que ganaron premios, incluyendo el Grammy a mejor artista nuevo. Después vinieron “Makes Me Wonder” y “Won’t Go Home Without You” (de It Won’t Be Soon Before Long, 2007); “Moves Like Jagger” (apareció en el relanzamiento de Hands All Over, de 2010); “Payphone” (Overexposed, 2012); “Animals”, “Sugar” y “This Summer” (todos del V, de 2015).

En ese puñado de éxitos se pinta la esencia musical de una de las bandas más populares de los últimos años. Están las melodías -en general, en torno a un riff de guitarra o bajo- tan pegadizas como los estribillos, explosivos, de beat rockero, con varias capas de voces y coros a cargo de Levine. Su canto en falsete y unos agudos imposibles que son marca personal; el pop bailable y los temas downtempo con letras de amor, desamor y pasión (y alguna mala palabra a posteriori censurada). Las mismas progresiones de acordes que de repente se cortan de manera abrupta. Los teclados funky jazzeros cada tanto, los efectos electrónicos, los bajos cada vez más graves y cada vez más protagónicos.

El 90 por ciento de las veces, todo eso figura en el repertorio Maroon 5, una banda que nunca sonó tan fresca como en aquel primer álbum, pero que encontró con rapidez lo necesario para mantenerse en el tiempo.

Es una banda de hits, y de esos, no ha parado de dar.

La amabilidad y el entretenimiento que dan sus canciones abarcan un gran público, y eso se ve potenciado por el carisma y la imagen de Levine, que estuvo casi una década en el programa de talentos The Voice, lo que elevó su estatus de celebridad. Maroon 5 es su proyecto, y él le aporta por todos lados (basta repasar los videos que lo tienen en rol estelar y, cuando no, en primerísimo primer plano).

“Ya ni sé qué somos los Maroon 5, ocupamos un lugar raro”, le dijo Levine al Independent el año pasado. “Pero lo mejor de nuestra banda es que nunca seremos asociados con una época. Quizás un álbum sí. Quizás muchos dirán que Songs About Jane era increíble y que el resto de los álbumes apestan. Pero no creo que la gente diga que le recordamos al, no sé, 2003. Eso no pasa”, añadió.

A algunos sí nos hace viajar en el tiempo, pero también nos mantiene acá, en el presente, y con entusiasmo inevitable por ver a una banda grande, en un buen momento, tocando en casa. Y encima es la banda de Adam Levine.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)