Streaming

"Black Mirror: Bandersnatch" es una revolución del streaming

La serie de Netflix estrenó una película donde los usuarios eligen el destino de los personajes

Black Mirror Bandersnatch
En la película "Black Mirror Bandersnatch", el espectador es quien decide el destino del joven protagonista. Foto: Difusión

Black Mirror es una de las mejores series de los últimos años, una producción que logra año a año desdoblar esa -cada vez más difusa- frontera entre la ciencia ficción y la realidad.

Ayer, la serie inglesa adquirida por Netflix estrenó su nueva entrega, Bandersnatch, donde da un paso más allá en esa tenue frontera entre realidad y ficción, con la introducción de una película interactiva.

Si bien parece una idea revolucionaria, el año pasado Netflix estrenó un episodio similar en la serie Gato con Botas, donde los usuarios tenían que decidir el destino del personaje animado. Y hace más tiempo, La Tele emitía una ficción, Usted decide, donde a través de llamadas telefónicas, el público se encargaba de elegir el destino de los protagonistas. Pero ahora estamos hablando de Black Mirror, que además de plantear inquietantes posibilidades acerca de la tecnología en la vida diaria, tuvo un impacto a nivel mundial.

La trama de esta película, que se estrenó en lugar de una quinta temporada, es sencilla. En la década de 1980, el joven Stefan (Fionn Whitehead, uno de los soldados británicos de Dunkerque) es un creador amateur de juegos de Arcade, que decide adaptar la novela Bandersnatch del misterioso autor Jerome F. Davies, a las consolas. Davies es un escritor con el que Stefan se obsesiona rápido.

Dirigido por David Slade (el de la película Hard Candy y el episodio “Metalhead” de la cuarta de Black Mirror) y escrito por el mismísimo Charlie Brooker, creador de la serie, Bandersnatch es una verdadera genialidad, y las razones son tantas como opciones tiene el usuario al ver el episodio.

Bandersnatch Black Mirror
Tráiler de la película "Black Mirror: Bandersnatch"

En lo más concreto, está lo divertido que resulta, para el espectador, tener el poder de decidir qué le sucederá al protagonista, como en los libros Elige tu propia aventura, o Rayuela de Julio Cortázar. Y las opciones son inocentes, como elegir el cereal para desayunar o la música para escuchar, y también oscuras, como irán apareciendo a medida que la trama y Stefan avanzan.

Allí es donde se empieza a demostrar la genialidad de Bandersnatch, porque al igual que sucede con los mejores episodios de Black Mirror, la gracia radica en cómo vamos reaccionando ante los extremos que se nos plantean.

La trama

Bandersnatch es la historia de Stefan, un adolescente desgraciado que, oh sorpresa, se da cuenta de que no puede tomar sus propias decisiones, y entiende que alguien más lo está haciendo (o sea, nosotros). Todo eso sucede mientras prepara ese videojuego que también tiene múltiples caminos posibles. Y allí es donde Brooker logra demostrar su creatividad como guionista, ya que el episodio no es más que una reflexión sobre la incapacidad que tenemos ante ese abanico infinito que se abre ante cualquier opción que surja.

Sin intención de revelar más de la trama que varía según quién tome qué decisión, es cuando Stefan intenta revelarse contra el espectador, que la cosa se vuelve retorcida. O cuando acepta que no puede rebelarse y, rompiendo la cuarta pared, pregunta qué debe hacer. Gracias a ese ir más allá de lo imaginado -hay cinco finales posibles y una infinidad de decisiones para tomar-, esta entrega de Black Mirror ratifica por qué esta joyita es una de las series más interesantes de los últimos años.

Es que en tiempos del Peak TV, donde la gente está abarrotada de producciones de todo el mundo, Charlie Brooker logró lo imposible: destruir cualquier posibilidad de comentar una serie. Lo interactivo del episodio hace que ni siquiera estemos viendo el mismo capítulo, aunque se llame Bandersnatch y dos personas quieran verlo al mismo tiempo. Es una pequeña revolución del streaming.

A lo largo de cuatro temporadas que lleva la serie, los espectadores hemos visto cómo algunos de los avances tecnológicos que tantas veces parecen salidos de la fantasía, dejan de ser imaginación para convertirse en realidad. Y puede que Black Mirror no haya inventado nada nuevo con esta película, pero sí demuestra que hay un potencial impresionante para descubrir, si hay una mente como la de Brooker detrás.

El guionista ha demostrado que se puede hacer una serie para adultos de calidad, y encima llevarse todos los premios posibles. Hace dos años que Black Mirror se lleva el Emmy a la mejor película para televisión, y con Bandersnatch, el del año próximo parece asegurado.

Poco se sabe sobre la quinta temporada

Black Mirror no es de esas producciones que le guste adelantar parte de su trama o el elenco que compondrá sus episodios. Y los fanáticos celebran ese silencio que reina sobre la serie.

La quinta temporada parece continuar por esa senda de misterio e intriga. El jueves se estrenó el tráiler de la serie que ayer se estrenó, demostrando que el hermetismo es algo que se puede lograr. Igualmente se conoció que la cantante Miley Cyrus estaría en un episodio de esta temporada. Con Black Mirror todo puede suceder y habrá que esperar para verlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)