ESTRENO

"Separadas", la nueva ficción con impronta femenina y el sello de Adrián Suar y Pol-Ka

Ayer se estrenó la ficción "Separadas" que se puede ver en la señal El Trece Internacional y también en el streaming de Cablevisión Flow

Imagen promocional de la serie "Separadas". Foto: Difusión
Imagen promocional de la serie "Separadas". Foto: Difusión

Ficciones como Locas de amor, Para vestir santos, Guapas o Las Estrellas tienen en común a mujeres en los roles protagónicos, el haberse llevado varios premios Martín Fierro, y también el nombre de Adrián Suar y su productora Pol-Ka como denominador común.

Separadas es la nueva ficción de la productora de Suar y la única ficción al aire en Argentina en este momento (“es preocupante que haya una sola ficción en la TV abierta”, dijo Julieta Nair Calvo a Página 12 por el estreno de esta producción) que se estrenó anoche en la vecina orilla y se puede seguir en simultáneo en nuestro país por la señal de El Trece Internacional y a través del servicio de streaming de Cablevisión Flow.

Esta nueva ficción llega para ocupar el lugar que dejó el final de Argentina: tierra de amor y venganza, que pese a las críticas iniciales se convirtió en el éxito de audiencia de la vecina orilla del año pasado. Separadas es la nueva apuesta de Canal 13 que cuenta con siete de las mejores y más conocidas actrices de la televisión actual: Mónica Antonópulos, Celeste Cid, Marcela Kloosterboer, Agustina Cherri, Julieta Zylberberg, Julieta Nair Calvo y Gimena Accardi.

Imagen de la serie "Separadas". Foto: Difusión
Imagen de la serie "Separadas". Foto: Difusión

Ellas son las protagonistas de esta ficción diaria que se centra en un fraude inmobiliario que las dejará al borde de un abismo tanto económico como familiar.

El elenco lo completan ellos: Mariano Martínez, Sebastián Estevanez, Ludovico Di Santo, Victorio D´Alessandro, Andrés Gil, Iair Said, Marco Antonio Caponi y el español Maxi Iglesias que trabajó en la exitosa serie Velvet.

El responsable del fraude inmobiliario es Fausto Valdez (Caponi), quien estafará a las siete mujeres con una obra que queda inconclusa, por lo que decide huir del país escapando de sus problemas y acreedores. Además de embaucar incrédulos, estafa a dos personas de lo que podría ser su círculo más íntimo: Clara (Antonópulos), quien es su esposa y madre de sus hijos, y Martina (Cid), la hermana menor de Clara.

Entre medio también aparece Luján ( Kloosterboer), quien además de ser la amante del arquitecto es otra de sus víctimas, una abogada que tendrá que dejar el estudio en el que trabajaba cuando se conoce la estafa. Y la lista de engañadas suma a Romina (Cherri), una oficial de la policía que tiene que dejar su trabajo como administrativa para custodiar la obra que se encuentra en litigio.

Las otras tres mujeres que completan el elenco y son víctimas incluye a Paula (Zylberberg), una madre que apostó a este proyecto edilicio; y las hermanas Inés (Nair Calvo) y Carolina (Accardi), quienes habían decidido invertir la herencia de su madre en este negocio, pero que ahora están en la ruina, como las demás involucradas.

Estas siete mujeres que hasta entonces no se vinculaban entre sí, tendrán que buscar cómo salir adelante, reinventándose y dejando por el camino algunos mandatos arcaicos y machistas mientras replantean sus vidas y salen de las zonas de confort en donde habían vivido hasta ese momento para enfrentar un destino incierto.

Si bien todo indica que se convertirá en uno de los éxitos de este año en la televisión argentina, desde que se conoció el argumento y las fotos promocionales, las críticas comenzaron a lloverle a la producción a través de las redes sociales. Uno de los cuestionamientos fue que participaban los mismos “de siempre”, ya que el elenco lo integran caras conocidas de Pol-Ka. También se criticó que todos los protagonistas (mujeres y hombres) fueran blancos, “lindas”, “jóvenes” y “flacas”. Sin dudas este cuestionamiento es un tema importante en tiempos donde en todo el mundo se pide que se incluyan figuras más rellenas, más diversas y no tan perfectas en la televisión.

Pese a las críticas (que siempre las habrá) esta ficción se centra en estas mujeres que están heridas y se sienten derrotadas, falladas y hundidas, y que aun siendo víctimas quedarán bajo la lupa de la justicia. Ellas pasan de ser inocentes a culpables, sin escalas, se anuncia en la sinopsis. Y serán ellas, quienes ya cargan algunas pesadas mochilas emocionales, las que tendrán que sumarle más peso a sus complicadas vidas.

Y si bien podrían rendirse ante semejante problema, ellas se unirán (tendrán que hacerlo) para dar batalla, teniendo que superar algunos estigmas de su propio pasado. Allí la ficción navegará por la violencia, sumisión, abusos, abandonos y discriminaciones que les han marcado sus vidas, aunque a ellas eso no las determina. Y este punto de inflexión que ahora deben superar las obligará a rearmarse como pueden para poder salir adelante.

Solas pero unidas, estas siete mujeres se esforzarán por echar por tierra viejos patrones autoimpuestos por la sociedad para así aprender a reconstruirse, con las cicatrices físicas y emocionales que siempre vienen con una estafa de este tipo. Privadas de todo, no solo la verdad de lo que ocurrió con el negocio inmobiliario, también el autoestima, el respeto, la aceptación y el deseo, estas mujeres buscarán ponerse de pie para emprender un nuevo recorrido, ese que les dará su final feliz, aunque en el camino se encontrarán con algunas piedras. Será un camino que se irá abriendo con muchas incertidumbres, pero con la certeza que unidas, podrán mantener el rumbo y llegar a buen puerto.

“Pol-ka es una productora sensible a contar historias femeninas o encabezadas por mujeres desde hace tiempo. La diferencia acá es el encare que tienen determinados temas que no pueden faltar de la agenda del día. Pero, sin dudas, tiene que ver con el empoderamiento femenino y con dónde está puesta la cámara”, dijo la actriz Celeste Cid al diario Clarin antes del estreno de esta ficción.

Se le podrá criticar que esta nueva producción es como Las Estrellas (y varias de sus protagonistas vuelven para esta nueva ficción), que su trama es un tanto simple, o que son todas perfectas de físico, pero hay que reconocerle a Pol-Ka, el que logre mostrar al menos, temas actuales como la violencia de género, abandono o la violencia machista en una ficción que podría no tener estos ingredientes y convertirse igualmente en un éxito televisivo.

Allí es donde entra en escena el equipo de guionistas: Marta Betoldi (responsable de, entre otros éxitos: Solamente vos, Esperanza mía, Las Estrellas y Edha), Esteban Del Campo (Los ricos no piden permiso, Las estrellas) y la periodista Josefina Licitra, quienes tendrán que balancear el drama sobre estas mujeres estafadas, mientras presentan temas como la violencia, el amor y la búsqueda por la aceptación personal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)