TRIBUNALES

#FreeBritney: Britney Spears pide que su padre ya no sea su único tutor legal

La cantante solicitó ante un tribunal que la abogada Jodi Montgomery continúe como su representante legal, rol que tiene hace un año

Britney Spears
Britney Spears en 2016

La cantante Britney Spears solicitó a un tribunal de California (Estados Unidos) que su padre, James Spears, no vuelva a ser su único tutor legal y que dicha función continúe en manos de la abogada Jodi Montgomery, que asumió el rol hace un año.

En una serie de documentos registrados el lunes en Los Ángeles y publicados por medios de comunicación este martes, Spears expresa su “fuerte oposición” a que su padre vuelva a controlar las decisiones de su vida privada y pública, algo que ha hecho desde hace más de una década hasta que el año pasado declinó por motivos de salud.

“Britney se opone firmemente a que James regrese como el tutor de su persona. Más bien, prefiere que la señora Montgomery continúe en ese papel como lo ha hecho durante casi un año”, indican los documentos judiciales publicados por el diario Los Angeles Times.

En la solicitud, los representantes de la artista aseguran que la tutela está en un punto en “que debe cambiar sustancialmente” para “reflejar los principales cambios en su estilo de vida y sus nuevos deseos”. Además afirman que la petición de que Montgomery siga con su tutela, que expira el 22 de agosto, no supone que la cantante renuncie “de ninguna manera a su derecho de solicitar la terminación de esta”.

Ver esta publicación en Instagram

@mariahcarey

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

El miércoles habrá una audiencia digital sobre el caso, que coincidirá con una manifestación convocada en los juzgados de Los Ángeles bajo el movimiento “#FreeBritney” (Libertad para Britney).

Ese hashtag ha experimentado un gran impulso en las últimas semanas en redes sociales, donde miles de mensajes critican la tutela que desde hace más de una década controla las decisiones de la vida de la artista y que algunos califican de “secuestro”.

Todo se remonta al complicado año 2007 para la cantante de “Toxic”, marcado por un comportamiento errático y problemas con las drogas, acrecentados por el acoso de los paparazzi tras su divorcio de Kevin Federline y el lanzamiento del disco Blackout.

El padre de Spears tuvo un importante rol en aquellos momentos, asumiendo su tutela cuando en 2008 fue ingresada en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos.

Sin embargo, en los últimos años el movimiento virtual que pide por la liberación de la popstar cobró fuerza, ya que muchos de sus seguidores entienden que el padre la mantiene cautiva y que con esa tutela la explota a nivel laboral. Britney, entre otras limitaciones, no puede ni siquiera hacer libre uso de sus finanzas y tiene que manejarse con presupuesto semanal.

Sobre el aspecto económico, en estos nuevos documentos Britney solicita “que se designe a un fideicomisario corporativo calificado para desempeñar esta función”, quizás un delegado bancario que gestione sus bienes.

Dueña de éxitos como “Oops... I Did It Again”, “Lucky”, “...Baby One More Time”, “Stronger” y tantos más se mantiene muy activa en su cuenta de Instagram, donde suele publicar videos bailando en los que los fanáticos también encuentran mensajes subliminales con los que, entienden, la cantante de 38 años les pide ayuda, auxilio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados