CINE

"Rocketman" incluye una mirada a los inicios musicales de Elton John

Repasamos cinco momentos de la formación musical de Elton John que son abordados en "Rocketman"

Taron Egerton en Rocketman
Taron Egerton en Rocketman

Tras el enorme éxito de Bohemian Rhapsody, el jueves llegó a los cines uruguayos Rocketman, la biopic sobre Elton John, uno de los músicos más exitosos de la historia. Con ventas de más de 300 millones de discos en todo el mundo, el inglés nacido bajo el nombre de Reginald Dwight se terminó convirtiendo en uno de los fenómenos musicales de principios de la década de los setenta.

En la película protagonizada por Taron Egerton el relato se acerca al de un musical donde se repasa el éxito del músico y cómo el rápido ascenso de un hombre con una infancia difícil se termina convirtiendo en abordaje sobre sus demonios internos

Quienes vean Rocketman también podrán ver un acercamiento a la formación musical inglés, que a partir de sus recitales en el Troubadour y del éxito de "Your Song" comenzaría con un camino hacia el estrellato mundial. A continuación, repasamos cinco momentos que marcaron la vida musical de Elton John. 

El jazz entrenó su oído musical

En una escena de Rocketman, el padre de Dwight le dice a su hijo: "No vuelvas a tocar mi colección sin mi permiso". El niño se había interesado en un vinilo de Count Basie and his Orchestra, uno de los directores de big bands más importantes del jazz. Si bien no pudo elegir qué discos sonarían en el tocadiscos del living de su casa, el jazz se metió en sus oídos y formó parte de una de sus primeras grandes influencias musicales. 

El talento del Dwight se confirma cuando, en una escena de la película, el pequeño se sienta frente al piano de la familia y toca de oído una canción que en ese momento sonaba en la radio. Así empieza a estudiar con una profesora de su barrio y su talento precoz le permite ganar una beca para estudiar en la Royal Academy of Music, una de las academias musicales más prestigiosas de Londres.

Aunque parezca que en Rocketman hay un grado de fantasía en la forma de abordar el talento de Dwight, los hechos son reales. Mientras vivía, su madre contó en varias entrevistas cómo se había quedado anonadada cuando, con solo tres años de edad, un día encontró a su hijo tocando “The Skater’s Waltz” en el piano familiar.

Una mirada a su época como concertista

En Rocketman se muestra cómo Dwight acudía a clases en Londres todos los sábados. Como sus padres no querían llevarlo, su abuela materna, Ivy, se ofrece a hacerlo. Fue ella la que lo alentó a tocar el piano y lo acompañó a su audición en la Royal Academy of Music.

En la película se muestra cómo Dwight pasa su audición tras interpretar de oído "Rondo alla turca", la pieza de Mozart que, en ese momento, la profesora estaba tocando en el piano de la sala. Durante su interpretación, Dwight se detiene inesperadamente. "¿Por qué te detuviste?", le preguntó su profesora. "Porque hasta allí habías llegado", le responde. Aunque el aspirante a la beca no se equivocó en ninguna nota, su interpretación carece de la técnica que define a un concertista. Por esta razón, su profesora lo acepta en la academia pero le aclara que debe trabajar duro. 

El oído del músico realmente era prodigioso. En el libro His Song: The Musical Journey of Elton John, de Elizbeth J. Rosenthal, se confirma su capacidad musical: uno de sus profesores de la academia londinense recordó que una vez pudo interpretar una pieza de cuatro páginas de Handel sin errores tras escucharla por primera vez. "Era como un gramófono", aseguró.

La revolución llegó con Elvis Presley

Mientras Dwight estudiaba música en el Royal Academy of Music de Londres, la música de Elvis Presley revolucionó la vida del inglés. El primer encuentro con el disco Elvis Presley (1956), que le regalaron al joven, generó una onda expansiva en una Gran Bretaña que seguía gris años tras el final de la guerra.

De esta manera, el rock 'n' roll se convirtió en un nuevo estilo de vida para alguien que entraba a la adolescencia. Esto se ve reflejado en las escenas siguientes de la biopic: el adolescente adoptó el estilo de un Teddy Boy (una moda adoptada por los jóvenes británicos de los cincuenta que amaban el rock 'n' roll) y al poco tiempo abandonó sus estudios como concertista. 

Durante una entrevista de 1973 con la revista Rolling Stone, el propio músico habló sobre la influencia de Elvis en su vida: “Cuando escuché 'Hound Dog' cambió todo, no podía creerlo. Luego escuché a Little Richard y Jerry Lee Lewis, y eso fue todo. Me di cuenta de que nunca quise ser otra cosa. Había empezado a estudiar música clásica en la Royal Academy of Music, pero sin mucho corazón. Nunca me interesó de verdad”.

Tuvo una etapa como acompañante de bandas de soul

Además de meterse de lleno en el rock 'n' roll, Dwight también se interesó por el R&B y el soul. En 1962, cuando tenía 15 años, formó parte de Bluesology, un grupo creado con amigos de su barrio en el que interpretaban clásicos del género, como "Corrina, Corrina" y "Everyday I Have the Blues". Con esa banda, Dwight grabó una de sus primeras composiciones, "Come Back Baby", donde se lo puede escuchar a piano y voz.

En una escena de Rocketman se muestra al grupo tocando en un bar londinense de principios de los sesenta. Al terminar su actuación frente a un público que parece más interesado en disfrutar sus cervezas, un productor se acerca al escenario para ofrecerles un trabajo como banda de acompañamiento de grupos soul estadounidenses que viajaban a Inglaterra para una gira. "¿Quieren ganar 2 libras a la semana... cada uno?", fueron las únicas palabras que ese hombre de traje necesitó para convencerlos. 

Enseguida se puede ver a Bluesology tocando junto a varios de los músicos. Aunque los grupos tienen nombres diferentes en la película, una pancarta ubicada sobre el escenario sugiere que los grupos de la gira eran los Isley Brothers y Patti LaBelle and the Bluebelles.

La influencia de John Lennon en su vida

Una escena fundamental de Rocketman llega cuando Dwight se presenta en la oficina de Dick James (un empresario discográfico). Tras insistirle con un cambio de nombre (porque Reginald Dwight no era muy llamativo), John Lennon se le presenta como una epifanía que tiene la misma influencia que el descubrimiento de Elvis. Cuando le preguntan cuál sería el apellido de Elton (su nuevo nombre artístico, inspirado en uno de sus compañeros de Bluesology), Dwight ve la fotografía de The Beatles en la pared de la oficina del empresario y se apropia del nombre John Lennon para elegir su apellido.  

Años más tarde, Elton le devolvería a Lennon ese favor involuntario. En 1974, el exbeatle se había separado de Yoko Ono y durante esa época grabó Walls and Bridges, un disco con varias referencias al final transitorio de esa relación. Entre estas confesiones personales aparece "Whatever Gets You thru the Night", un rock festivo que incluía la participación de Elton en piano, coros y órgano, y que no tenía nada que ver con el espíritu del disco.

Al momento de grabarla, Elton le aseguró a Lennon que la canción sería un éxito y que llegaría al número uno en Estados Unidos. Como el exbeatle no estaba convencido del augurio, aceptó una apuesta musical: si "Whatever Gets You thru the Night" llegaba al número uno, Lennon subiría al escenario de uno de los recitales de Elton e interpretarían juntos esa canción.

. Finalmente, el pronóstico se cumplió y el 28 de noviembre de 1974, el exbeatle participó del show de Elton en el Madison Square Garden. Lo más llamativo es que justo esa noche Yoko Ono estaba entre el público y en el backstage de ese recital se reconciliaron tras 18 meses de separación. Hasta la muerte de Lennon en diciembre de 1980, jamás se volverían a separar. Una historia tan perfecta que parece haber sido escrita por un guionista de Hollywood.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)