Reconocimiento

Pedro Almodóvar, una carrera ilustre que bien se merece un león dorado

El Festival de Venecia le entregará al director español un León de Oro por su trayectoria

Pedro Almodovar
Pedro Almodóvar. En mayo estuvo en Cannes, y va a recibir un premio en Venecia

Hace años que sus películas estrenan en Cannes, pero Venecia fue el primer gran festival internacional que acogió el cine de Pedro Almodóvar, una relación especial que ahora culmina con la entrega del León de Oro a toda su carrera.

Almodóvar ha aceptado el reconocimiento y se ha mostrado “muy emocionado y honrado” por este “regalo”. Aseguró tener “bellísimos recuerdos” de la Mostra, uno de los festivales de cine más importantes del mundo y donde precisamente tuvo lugar su debut internacional con el estreno de Entre tinieblas en 1983. Fue en esa película que, además, se acuñó el término “chica Almodóvar”, y cinco años después se llevó el premio al mejor guion por Mujeres al borde de un ataque de nervios, con la que también conseguiría su primera nominación al Oscar.

“Era la primera vez que una de mis películas viajaba fuera de España, mi bautismo internacional y fue una experiencia maravillosa (...) El León se convertirá en mi mascota, junto a los dos gatos con los que vivo. Gracias desde lo más profundo de mi corazón”, dijo.

El director de la Mostra, Alberto Barbera, opinó que Almodóvar “no es solo el más grande e influyente director español desde Buñuel sino el autor que fue capaz de ofrecer un retrato más articulado, controvertido y provocador de la España posfranquista”. Buñuel fue el primer director en recibir el premio honorífico de Venecia.

“Los temas de la transgresión, del deseo y de la identidad son el terreno de sus trabajos, impregnados de un humor corrosivo y dotados de un esplendor visual que confiere inéditos destellos a la estética ‘camp’ y ‘pop-art’ a la que alude explícitamente”, destacó Barbera.

El director de la mostra subrayó la capacidad del cineasta español de hablar del mal de amor, del abandono y de la incoherencia del deseo en sus filmes, lo que le sitúa entre el melodrama y la parodia, pero sobre todo de retratar personajes femeninos “increíblemente originales”.

Venecia también otorgará su León de Oro honorífico a la actriz británica Julie Andrews, intérprete de inolvidables papeles como Mary Poppins (1964) o en La novicia rebelde (1965)


El reconocimiento a Almodóvar se une a los Óscar, Bafta, César o Goya, entre otros premios que ha logrado Almodóvar y llega en un momento dulce de su carrera tras el reciente estreno y buena acogida de su última película, Dolor y Gloria.

Un premio para un cineasta que ha ido evolucionando en su estilo, pero que se ha mantenido fiel a sus orígenes y a su manera de ver el cine.

Desde Pepi, Lucy y Bom a Dolor y gloria ha recorrido un largo camino que parte del kitsch, la marginación y la noche, hasta el melodrama intimista, el acertado retrato de las mujeres, su innegable capacidad de director de actrices, pero siempre con la provocación como norma de la casa.

Una mirada profunda envuelta en un halo de locura y color, porque los filmes de Almodóvar son intensos en todos los ámbitos: en sus historias, en sus personajes, en su puesta en escena, en su música, en sus colores.

El cine de Almodóvar es reconocible desde la primera imagen, siempre cuidada y que se ha ido depurando con el paso de los años.

Las situaciones cotidianas y las emociones son los dos elementos que marcan un cine en el que ha dado todo el protagonismo a las mujeres. A mujeres fuertes, luchadoras y divertidas, otro de los puntos fuertes del director, el humor.

Uno de sus mayores éxitos iniciales fue justamente Mujeres al borde de un ataque de nervios, una loca y desenfrenada historia madrileña pero también un concentrado de la temática almodovariana: "masoquismo, homosexualidad, masturbación, droga, pornografía, ataques a la religión".

"Todos estos temas que se consideran tabú pertenecen a mi vida, no los considero prohibidos ni escandalosos", respondía entonces Almodóvar, apodado el "'enfant terrible' de la Movida", el movimiento sociocultural que se produjo en Madrid en los primeros años de la transición de la España posfranquista.

Bastaron unos pocos años para que este manchego, gay declarado, se convirtiera en la encarnación de una España moderna, divertida y tolerante.

Nacido el 24 de septiembre de 1949 en la quijotesca región de La Mancha, en el centro de España, Pedro Almodóvar Caballero habla poco de su padre, un arriero que se ausentaba semanas enteras para ir a vender vino y que falleció el año de su primera película, en 1980.

Su madre, sin embargo, ha sido una gran figura en su vida, y la maternidad uno de sus temas predilectos.La 76ª edición del Festival de Cine de Venecia, que se celebrará entre el 28 de agosto y el 7 de septiembre y Almodóvar sumará su nombre al de otros galardonados históricamente como David Cronenberg, David Lynch, Robert Redford y Jane Fonda, Tim Burton, Clint Eastwood, Woody Allen, Robert Altman o Francis Coppola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)