CRÍTICA

Se estrena "JoJo Rabbit", la comedia sobre un niño nazi que tiene a Hitler de amigo: crítica

Se estrenó una de las contendientes de la temporada de premios: una película polémica, y a veces graciosa, de Taika Waititi

JoJo Rabbit
"JoJo Rabbit", una amistad difícil en tiempos difíciles

Taika Waititi, el director de JoJo Rabbit, es un tipo gracioso. Lo demostró en What We Do in the Shadows, un mockumentary (es decir un documental falso) sobre la vida de un grupo de vampiros neozelandeses. También quedó claro en el acercamiento jocoso al Universo de Marvel que hizo en Thor: Ragnarok, en la que incluso detrás de todo el andamiaje industrial, se vislumbraban ciertos detalles cómicos ácidos o de cierta finura.

JoJo Rabbit pretende ser una película graciosa. Y dos por tres lo logra. Tiene algo de La vida es bella de Roberto Benigni, una de las referencias inevitables cuando se habla de escenarios espantosos para hacer comedia (los más veteranos pueden agregar Stalag 17 de Billy Wilder, que transcurría en un campo de prisioneros alemán).

También es como una versión ligera de El tambor, ya que el ambiente lo aporta la Alemania nazi con todos sus atropellos, todo su horror y todo su espanto. En el comienzo, la película equipara al fanatismo nazi con la beatlemanía, con una versión teutona y de los mismos Beatles de “I Wanna Hold Your Hand”.

En esa escenografía vive JoJo (Roman Griffin Davis), un niño fanáticamente nazi y cuyo mejor amigo (Waititi) es imaginario, se llama Adolf y calza uniforme militar y bigote ridículo. No hay mucha gente para elegir: vive con una madre (Scarlett Johansson) peculiar, con ideas propias y bastante ausente, un padre quizás en el frente, una hermana quizás muerta, un capitán de tropa tuerto (Sam Rockwell) y Yorki (Archie Yates), un gordito que ya es el mejor personaje secundario del año. El buen corazón de Jojo lo hace víctima de la prepotencia de unos muchachones nazis, que son malos de una sola pieza.

Su fidelidad al Führer empieza a tambalear cuando descubre a la muchacha judía (Thomasin McKenzie) que su madre esconde tras las paredes del ático. Lo que empieza como desconfianza y curiosidad, termina en una relación impensable.

A veces, sí, son graciosos los intercambios entre JoJo y Adolf, que es un verdadero imbécil que insiste en ofrecerle cigarrillos a un niño. Como personaje y como chiste, tiende a lo repetitivo. Hitler puede ser tomado para la sorna como demostraron Charlie Chaplin o Mel Brooks, pero Waititi no tiene tanta puntería.

Le pone, eso sí, a todo este asunto mucho menos malicia del que se podría temer ante la sensibilidad del material que maneja. Es una comedia para sentirse bien, aunque algunos momentos son bastante dramáticos y otros, incómodos. La pertinencia de trivializar un hecho tan dramático como paisaje para una comedia, ha polarizado el debate sobre la película.

La estética está cerca de Wes Anderson, aunque Waititi tampoco tiene su originalidad. El estetecismo de JoJo Rabbit es —si muchas veces innecesario— llamativo y cuidado, aunque aporta un poco de confusión en su paleta tan prolija para pintar un escenario de guerra e intolerancia.

Aunque podría estar hablando de algunos fanatismos actuales y la necesidad de librarse de prejuicios y líderes imaginarios, probablemente no tenga nada que ver. Lo que Waititi propone es una especie de broma de gusto debatible, pero que sabe ser tierna y tiene unos cuantos chistes que pueden funcionar. Su participación como contendiente en la temporada de Oscar ha sido, por lo menos, sorpresiva.

Y viene con un final de esos que redimen debilidades. Porque, aunque falten otros indicios y sobren las incertidumbres, ¿qué puede salir mal (en la vida y en el cine) cuando se puede bailar una canción de David Bowie?

Ficha
Jojo Rabbit ***
OrigenEstados Unidos, 2019
Duración:108 minutos
Estreno9 de enero, 2020

Director: Taika Waititi. Guion: Waititi sobre una novela de Christine Leunens. Fotografía: Mihai Malaimare Jr.. Música: Michael Giacchino. Diseño de producción: Ra Vincent. Con: Roman Griffin Davis, Scarlett Johansson, Sam Rockwell, Rebel Wilson, Thomasin McKenzie, Taika Waititi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)