Estreno

Charlize Theron en "La vieja guardia", una mercenaria inmortal que llega a Netflix

Este viernes se estrena la primera colaboración entre la actriz oscarizada y la plataforma de streaming: es una adaptación de una novela gráfica que dibujó un argentino

Charlize Theron
Charlize Theron en "La vieja guardia"

Fue Furiosa, la emperatriz camionera en Mad Max: Furia en el camino y construyó uno de los grandes personajes femeninos del cine de acción de la historia. También fue Lorraine Broughton en Atómica, Cipher en la saga de Rápido y furiosos y en El escándalo enfrentó a un montón de hombres en un ambiente tóxico. O sea, Charlize Theron —y si se disculpa el lugar común—, es una mujer de armas tomar. Y una heroína de acción.

Como para seguir alimentando esa figura cinematográfica, este viernes Netflix estrena La vieja guardia, la primera producción de la plataforma con Theron. Es una de los estrenos fuertes de Netflix de julio.

Adapatada de una novela gráfica de Greg Rucka y el artista argentino Leandro Fernandez, es la historia de un grupete de paladines (en realidad son mercenarios) inmortales liderados por Andromache de Scythia (Theron, con otro gran nombre de personaje, aunque se la conoce como Andy) que hace milenios que está en esa línea de trabajo. A simple vista es una combinación de Highlander, el inmortal con X-Men: algunos de los miembros se conocen desde aquellos años de las Cruzadas.

“Mi reacción inicial cuando leí la novela gráfica de Old Guard fue que sentí que Andy, mi personaje, tenía algo muy fundamentado”, le dijo Theron a la revista Empire. “Eso fue lo que me entusiasmó: a pesar del concepto, ella se sentía real y no de ‘fantasía’. Así que traté de aportarle un agotamiento genuino y no quedarme estancada con la idea de que ha vivido miles de años, lo ha visto todo y sabe todo tipo de arte marcial”. Las escenas de acción fueron coreografiadas por el mismo equipo que la saga de John Wick, que es el estandar de calidad del rubro.

La historia que nos introduce en ese universo es la de Nile (KiKi Layne ), una marine que acaba de morir en Afganistán y es el primero ingreso a la troupe desde el napoleónico año de 1812.

El villano es Merrick, el dueño de una farmacéutica intepretado por Harry Melling (el Dudley Dursley. de la saga de Harry Potter). En el elenco están el alemán Matthias Schoenaerts y Chiwetel Ejiofor, el actor de 12 años de esclavitud que acá hace de un hombre de la CIA, la agencia que suele contratar a los inmortales.

Dirige Gina Prince-Bythewood, quien viene de territorios más independientes (Love & Basketball y The Secret Life of Bees) y aquí se atreve a darla su impronta a una película de acción, lo que no debe ser fácil.

Y más teniendo en cuenta que Netflix pretender crear una franquicia potente, algo que aún no ha conseguido la plataforma.

“Son guerreros”, le dijo Prince-Bythewood a la revista Entertainment Weekly. “Quería poder replantear con esta película, lo que significa ser una mujer y hacer que eso sea algo normal: nuestra dureza, rudeza y coraje. Normalizar eso era realmente importante para mí”.

La sudafricana Charlize Theron ganó un Oscar en 2004 por su papel de una asesina en serie en Monster y estuvo nominada dos veces más (por Tierra fría en 2006 y El escándalo, este año). Ha dividido su carrera en proyectos más independientes ( Tully de Jason Reitman por ejemplo) con un involucramiento más grande como productora (la serie Mindhunter, por ejemplo) y en esta clase de películas de acción: está preparando la secuela de Atómica y se habla de que podría volver a ser Furiosa en una nueva entrega de la franquicia de Mad Max.

Y mientras tanto Theron se mantiene en forma. Y este viernes se la podrá ver, una vez más, a las patadas voladoras a pesar de tener 6.000 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados