ESTRENO

¿Por qué a Chadwick Boseman le costó tanto ser un policía para "Nueva York sin salida"?

El actor, director y escritor, que es protagonista de "Pantera Negra", habla de "Nueva York sin salida", el thriller que estrena este jueves en Uruguay

Chadwick Boseman en la película "Nueva York sin salida". Foto: Difusión
Chadwick Boseman en la película "Nueva York sin salida". Foto: Difusión

"Ser un héroe requiere sacrificio”, dice Chadwick Boseman. “Para ser un héroe, debes serlo no solo para ti mismo. Es algo más grande que tú, sin importar si lo haces para otra persona o por tus principios”.

Desde que se dio a conocer a nivel mundial hace seis años, cuando interpretó a Jackie Robinson en 42 (2013), Boseman ha compuesto héroes para películas como Marshall y Friedman (2017), la taquillera Pantera Negra (2018), y ahora le toca el turno a Nueva York sin salida, que se estrena este jueves en las salas locales. “De ninguna manera me cansé de interpretar a un héroe”, asegura ahora.

Boseman probó el heroísmo por primera vez hace tres décadas. “Recuerdo cuando jugaba en la liga infantil de básquetbol”, narró durante una entrevista telefónica desde un hotel en Los Ángeles. “Yo era bueno de niño. En ocasiones tenías que quedarte sentado un buen rato para que todos tuvieran la oportunidad de jugar. Mi equipo iba perdiendo por mucho mientras yo estuve sentado en la banca. Íbamos perdiendo por 20 o 25 puntos. Y dije para mis adentros: ‘Vamos a ganar. Voy a hacer todo lo necesario para ganarlo’. Entré e hice que mi equipo se recuperara”, dijo, como si todo lo que cuenta hubiera sucedido ayer.

“Encestamos la del empate cuando quedaban tres segundos. Uno de mis compañeros de equipo atrapó la pelota y la lanzó hacia el aro. Entró y ganamos. Yo fui el héroe que hizo que nos recuperáramos, y él fue el héroe que anotó el tanto ganador”, afirma y concluye: “Esa fue la primera vez que recuerdo haber sido un héroe”.

En Nueva York sin salida (21 Bridges es el título original), un thriller de acción en el que hay un robo de drogas, dos asesinos y ocho policías muertos, Boseman interpreta al detective a cargo de la investigación. Para atrapar a los asesinos cierra todas las rutas de salida de Manhattan; sin embargo, mientras investiga el delito, se da cuenta de que no es solo un robo que salió mal.

Actúan Stephan James, Taylor Kitsch, Sienna Miller y J. K. Simmons, y es el primer largometraje del director Brian Kirk, que antes se encargó de episodios de series como Dexter, Luther, Penny Dreadful y hasta algunos de Game of Thrones.

Boseman logró verse convincente, incluso cómodo, disparando armas de fuego y persiguiendo a los malos. No obstante, la escena con la que más se identificó fue una de las primeras, en la que su personaje habla con su madre, quien padece demencia. “Esa escena no estaba en el guion original”, afirmó Boseman. “Siempre cortan escenas, pero luchamos para que se quedara. Era importante tenerla, porque de eso se trata la película”.

Más allá de eso, el actor contó que tiene su propio historial en cuanto al vínculo con las fuerzas policiales, lo cual también dificultó este trabajo. “He protestado en contra de algunas acciones policiales”, contó.

En ese sentido, se explayó sobre algunas experiencias personales, aunque brevemente. “Hubo un estudiante que fue asesinado por un policía. El acto fue cuestionable y nos dirigimos al Departamento de Justicia para protestar. El suceso no fue una campaña de Black Lives Matter, pero fue una situación similar”, dijo y siguió: “A nivel básico, me han comprendido mal. Me han detenido por el tipo de auto que conducía. Me han acosado sin ninguna razón en particular. Hace dos semanas me detuvieron, pero el oficial me dijo: ‘Sé quién eres, así que voy a dejarte ir’. Si no me hubiera reconocido, ¿cómo me habría tratado?”.

Por todo esto, como preparación para su papel en Nueva York sin salida, Boseman convivió con un miembro del Departamento de Policía de Los Ángeles para aprender cómo manejar armas de fuego.

Chadwick Boseman en la película "Nueva York sin salida". Foto: Difusión
Chadwick Boseman en la película "Nueva York sin salida". Foto: Difusión

“Para mí era importante rodearme de policías y detectives reales”, dijo. “El policía me llevaba al campo de tiro y disparábamos balas reales tres o cuatro veces a la semana. Disparábamos a corta y a larga distancia. Aprendí a disparar detrás de una protección. Conversamos bastante acerca de su filosofía y de lo que significa ser policía”.

“Luego fui a Nueva York e hice algunos recorridos con el Departamento de Policía de Nueva York. A diario teníamos asesores en el set. Nunca hubo un momento en el que las cámaras rodaran sin que estuvieran ahí. Era más importante retratarlos fielmente que hacer una película policiaca de Hollywood”, aseguró el actor.

Boseman trata de elegir personajes que reflejan a la sociedad, dice, porque siente “la responsabilidad de interpretar personajes de la forma más humana posible. Es necesario que haya personajes negros positivos, que infundan orgullo”.

“También es importante que la gente vea personajes imperfectos”, continuó, “siempre y cuando sean interpretados de una forma en la que yo no los juzgue. No tengo prejuicios en su contra. El público puede ver la luz. Puede ver a Dios en su persona, a la humanidad reflejada en su persona. Eso es lo verdaderamente importante”.

Boseman se crió en Carolina del Sur: su madre era enfermera, su padre trabajaba en una fábrica textil; y su hermano mayor hoy es predicador, y su otro hermano, bailarín. Una vez que entró a la universidad, el hoy actor fue seleccionado para jugar básquetbol, pero cambió el rumbo y terminó graduándose con una licenciatura en dirección. En 2008 se mudó a Los Ángeles, porque se dio cuenta que allí tenía mejores oportunidades, y la mejor de todas llegó con el personaje de T’Challa en la adaptación de Marvel Comics de Pantera Negra. De más está decir que le cambió la vida.

“Sigo teniendo que hacer las mismas cosas que los demás”, dijo, “aunque en ocasiones las haces de forma diferente. En definitiva, cambiaron las oportunidades y las cosas en que puedo influir. Hacer Nueva York sin salida habría sido diferente si no hubiera hecho Pantera Negra”, resumió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)