ESPECTÁCULO-HOMENAJE

Cómo será la versión que el BNS prepara de "La tregua" de Benedetti

La coreógrafa Marina Sánchez y el escenógrafo Hugo Millán contaron a El País detalles de este título que hará el Ballet Nacional Sodre en 2020

Marina Sánchez
Marina Sánchez, prepara el gran texto de Benedetti en clave de ballet. Foto: Francisco Flores

El Ballet Nacional Sodre prepara para la próxima temporada una versión de la novela La tregua, de Mario Benedetti. Y pese a que el estreno está planificado para setiembre próximo, la compañía ya tiene claras algunas líneas generales del espectáculo, que se inscribirá en el centenario del nacimiento del narrador, poeta y ensayista uruguayo. Marina Sánchez, coreógrafa de la obra, habló con El País sobre cómo van los pasos de este espectáculo-homenaje.

“Ya estamos trabajando a full. La idea es estrenar el 10 de setiembre. El libro de Benedetti cuenta lógicamente muchas cosas: pero nosotros queremos contar más que nada esa tregua que plantea la obra. Es decir, el encuentro de ese hombre de vida gris, Martín Santomé, y su amor con Laura Avellaneda. Nos vamos a meter en ese tregua que tuvo Martín en la vida, a través de esa relación con Laura. Queremos que la obra sea atemporal, que no esté tan determinado que ocurre a fines de los años 50. No será una recreación fiel de época”, adelantó Sánchez.

Marina Sánchez
Marina Sánchez, coreógrafa residente del BNS. Foto: Francisco Flores

“La época quizá esté representada a través de algún elemento sonoro, como podría ser una máquina de escribir, pero va a ser más bien actual, moderno. Hasta un poco futurista capaz, pero sin caer en algo loco. La palabra es neutral. Va a ser un ballet completo, de una hora y algo de duración, con nueve escenas. Eso ya está definido. Va a haber varios cambios escenográficos, centrados en la casa, en la ciudad y en la oficina”, puntualiza la artista, cuyo trabajo como coreógrafa sobresalió tanto en Cuentos de la selva, del BNS, como en el megaespectáculo El Delirio, que se hizo en el Estadio Centenario en 2017.

Hugo Millán
Hugo Millán, galardonado escenógrafo del Ballet Nacional Sodre. Foto: Francisco Flores

“Las escenografías tiene que ver con los lugares donde Martín se mueve. Yo lo que más quiero destacar es una ciudad bien montevideana, nuestra. Luciano Supervielle ya está trabajando en la música, y él, con todo su trabajo con Bajofondo, maneja muy bien toda la música bien nuestra. Seguramente haya bandoneón, como un dejo de tango”, anticipa Sánchez.

Otro de los nombres fuertes de la ficha técnica del espectáculo es Hugo Millán, quien viene avanzando en los diseños de escenografía y vestuario. “Si bien la temática de la obra es montevideana, la idea es hacerla universal. Yo trabajé como disparador, el compás, el tiempo de espera. Trabajamos el tema de la soledad, lo hermético, el ver y el dejar ver. No dejarte ver por el mundo, o que el mundo no te vea. A nivel de lo urbano y montevideano, me interesó trabajar con las persianas, los visillos. La actitud pueblerina de ver desde detrás de las cortinas”, explica Millán.

Hugo Millán
Hugo Millán, diseñador teatral, trabaja sobre un clásico de Benedetti. Foto: El País

En ese sentido, el escenógrafo está trabajando en relación con la obra de Espínola Gómez y sus persianas. “Como elemento gráfico los vinculé, me interesaron. También indagué en los espacios y los personajes de Edward Hopper, esos tipos que están como en un compás de espera, como un silencio, una angustia. Y en La tregua pasa eso. Ese personaje está hermético, encerrado en sí mismo. Enamorado de las pequeñas cosas rutinarias, como puede ser su propia caligrafía. Y también me interesó René Magritte, y ese hombrecito de bombín tan propio de su obra”, afirma el destacado escenógrafo.

Hacer La tregua es un proyecto que surgió con el director del BNS Igor Yebra. “Cuando él me nombró Coreógrafa residente de la compañía-cuenta Marina Sánchez-, y me dijo que quería hacer La tregua, y yo no lo podía creer. Porque a mí me encanta contar historias con las coreografías: en Zitarrosa en todos conté la historia de Zitarrosa y los personajes de sus canciones. Y en Encuentros, los personajes de los tangos. Contar una historia es lo que me inspira las coreografías. Y qué más podía querer que La tregua, que reúne todo lo que me gusta: algo nacional, con un argumento atrapante, y encima con música de Supervielle, y Gabriel Calderón en la adaptación para ballet. Para mí es un sueño hecho realidad”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)