REGRESO

Una vicepresidenta que vuelve para despedirse

El domingo a las 23.30 llega la séptima y última temporada de la serie Veep a HBO

Julia Louis-Dreyfus vuelve a la televisión con un personaje que le ha dado muchos premios. Foto: Difusión
Julia Louis-Dreyfus vuelve a la televisión con un personaje que le ha dado muchos premios. Foto: Difusión

Este domingo se estrena la séptima y última temporada de Veep (por HBO a las 23.30), después de estar ausente un año debido al tratamiento que se sometió su protagonista, Julia Louis-Dreyfus, quien a los pocos días de ganar el Emmy, premio que se llevó los últimos seis años, comenzaba a tratarse contra el cáncer de mama.

Esta hilarante serie creada por Armando Iannucci siempre ha mostrado ese absurdo mundo de la política. Un lugar lleno de personas mezquinas y vengativas, que son las que terminan tomando las decisiones importantes para el resto del planeta, y están reflejadas en esta serie. Por eso, una de las cuestiones que la serie de HBO ha tenido en los últimos años, ha sido entender cómo continuar con su postura ácida, cuando la realidad se ha convertido en una caricatura que parece salida de esta serie. Es que la política actual de Estados Unidos, con un presidente que escribe tuits a cada rato, miente y distorsiona la realidad para que se parezca a sus intereses, parece haberse basado en escenas de esta genial comedia.

También la televisión ha cambiado en estos dos años que Veep estuvo fuera de la pantalla. Así, el showrunner de la serie, David Mandel dijo a Variety que quería usar ese cambio para la serie. “Si miras hacia atrás en las seis temporadas anteriores, gran parte de la serie fue: ‘Oh, Dios mío, así es como es un político detrás de puertas cerradas’, pero esas puertas cerradas ya no están”, dijo Mandel a la revista. Sí, los pormenores de la política han sido contados muy graciosamente, llevándose como una topadora, cuanto premio han podido obtener.

Aunque Veep ha sabido crear un mundo propio. Por eso no incorporó a Donald Trump, tampoco lo había hecho con Barack Obama, o a ninguno de los asesores que han aparecido en estos últimos años. Esos personajes que Saturday Night Live ha sabido sacarle provecho.

En su esencia Veep es, y sigue siendo, la historia de una torpe política, Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfus) y su equipo de asesores, todos unos perdedores que están desesperados por llegar al poder y ganarse un respeto que claramente no merecen. Ese humor de Veep proviene del desprecio absoluto con el que Selina, sus consejeros de campaña y los involucrados en ese mundo tienen para sí mismos, con los votantes y, claro está, entre ellos.

Según se anunció, esta última temporada, esas motivaciones egoístas estarán el centro de la nueva campaña presidencial de Selina, donde enfrentará a conocidos rivales: Jonah Ryan (Timothy Simons) y Tom James (Hugh Laurie).

La sexta temporada de Veep terminó con una gira donde Selina estaba con la gente de verdad para “sentir sus sentimientos y escuchar sus discursos”, logrando así, tomar el pulso de su nación, o lo que ella creía entender. Y correcta o incorrectamente, Meyer decidió postularse nuevamente para presidente, yendo contra el consejo de su personal y los deseos de su familia. Su hija Catherine (Sarah Sutherland), se casó con la antigua agente del servicio secreto de Meyer, Marjorie (Clea DuVall), y en esta temporada, se anunció, vendrá con las alegrías de la maternidad.

Así, en la séptima temporada, que se estrena este domingo, Selina regresa para terminar el corto trabajo que comenzó, como líder del mundo libre. Si bien su presidencia duró solo un año, dejó momentos que fueron tan absurdos como inolvidables. Ahora vuelve por más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)