¿ILUMINADO O FARSANTE?

Cómo es "Mesías", la serie de Netflix que fue rechazada por grupos religiosos

Un thriller en diez atrapantes capítulos que cuenta el surgimiento y desarrollo de un enviado de Dios que pone al mundo al borde de un gran colapso

Mesías
Mesías, ¿cómo sería la llegada de un nuevo enviado de Dios? Foto: Difusión

La idea motora de la serie Messiah (Masías, por Netflix) es genial: una especie de Cristo que llega en la actualidad, causando tanta conmoción pública como problemas entre los gobiernos y los organismos de inteligencia y seguridad. A lo largo de diez capítulos, asistimos al surgimiento y desarrollo de este mesías, protagonista de un atrapante thriller que baraja política internacional, ideas religiosas, acción y aventura. La serie causó algunas protestas de colectivos religiosos, pero para el común de los espectadores más bien parece ser inofensiva y cautivante, como una buena película de matinée, con algunas reflexiones de interés.

La acción transcurre en una amplia geografía, que va de Oriente próximo a Estados Unidos, siguiendo los asombrosos pasos de ese hombre misterioso que dice ser el enviado de Dios. Y lógicamente, son sus milagros, tan cinematográficos, tan teatrales, los que van haciendo que miles de personas caigan rendidas a sus pies, dispuestos a seguirlo, física, psicológica y emocionalmente. Va dándose así una conmoción social de gran magnitud, que parece amenazar las bases de los Estados Unidos. Así, esta ficción plantea una interesante pregunta sobre los límites entre un líder religioso, un activista político, un revolucionario, un profeta, y un agente del caos.

"Mesías", la nueva serie de Netflix. Foto: Netflix
"Mesías", la nueva serie de Netflix. Foto: Netflix

En su entorno, se va formando todo un grupo de agentes de distintos gobiernos, que buscan averiguar sobre su identidad, medir su impacto social, y desenmascarar al supuesto terrorista. Pero a través de un guion muy bien concebido, sus enemigos parecen ir cayendo bajo su influjo, en un juego dialéctico de víctima y victimario. Son geniales las escenas en las que los interrogatorios parecen convertirse en verdaderas terapias.

Al-Masih (interpretado por Mehdi Dehbi) se convierte pronto en un carismático líder atrae la atención mundial y el cariño de millones de personas, desde una actitud suave, calma, y una mirada intensa que se enmarca en su larga cabellera. Sus frases son notables, y entre citas bíblicas y sentencias sencillas, va enloqueciendo de ira a sus enemigos, mientras una multitud cae bajo el poder de su seducción. La ficción parece desplegar argumentalmente paralelos con la historia bíblica, donde no faltan las parábolas y los relatos ejemplificantes. Pero todo su poder habla también de un mundo en decadencia, y de miles y miles de personas que necesitan creer en algo.

Mesias
Mesías, una serie notable sobre religión en el mundo de hoy. Foto: Difusión

Paralelamente se van desarrollando buenas historias secundarias, en distintas geografías, donde entran en juego desde salvar a una niña enferma a través de un milagro, hasta la conflictiva relación de una agente de la CIA (Michelle Monaghan) con su padre. La fuerza de la naturaleza, la potencia de las tormentas, es otro de los elementos que aprovecha esta serie, tanto desde un sentido estético como simbólico. Asunto este último que también tiene todo un contexto bíblico. Otro aditamento que le da jerarquía al resultado es los distintos idiomas que hay en juego, y todo el sentido que eso tiene a la hora de hablar de las culturas y sus distancias.

Mesías
Mesías, con Mehdi Dehbi y Michelle Monaghan. Foto: Difusión

Mesías tiene escenas de antología. Es una serie divertida, que se mira con placer, y con interés creciente, y que puede emocionar en algunos de sus pasajes. Y de la que es difícil suponer su final. Quizá pueda despertar en el espectador como una identificación narcisista con el protagonista. Pero eso no tiene nada de perjudicial si al llegar al último capítulo esa sensación se desvanece del ánimo del usuario de Netflix.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados