CASO WEINSTEIN

Weinstein espera sentencia en prisión; ocho mujeres “cambiaron el curso de la historia”

El exproductor de Hollywood fue encontrado culpable de dos de cinco cargos que tenía en su contra. Podría enfrentar más de 25 años de cárcel

Harvey Weinstein. Foto: Reuters
Harvey Weinstein. Foto: Reuters

El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein fue declarado culpable de violación en tercer grado, y de acto sexual criminal en primer grado, ayer en el marco del juicio que se desarrolla en Nueva York. Dos horas después de comenzar con su quinta jornada de deliberaciones, el jurado lo encontró responsable de estos actos, aunque lo absolvió de los más graves.

Weinstein fue hallado culpable de un acto sexual criminal en primer grado cometido contra la asistente de producción Mimi Haley, en 2006, y de violación en tercer grado contra la aspirante a actriz Jessica Mann, en 2013. En tanto, se descartaron la violación en primer grado a Mann y los dos cargos que incluían la violación de la actriz Annabella Sciorra, hace casi 30 años y que ya prescribió.

Estos cargos hubieran admitido un patrón de comportamiento para lo que se establece como agresión sexual depredatoria, lo que podría haber devenido en una sentencia de por vida para el otrora magnate.

Ahora queda esperar hasta el 11 de marzo, día en que se dictará la sentencia en su contra. Enfrentará de cinco a 25 años de prisión por el acto sexual criminal en primer grado (en este caso, sexo oral forzoso); y de 18 meses a cuatro años por la violación en tercer grado.

Además, Weinstein deberá enfrentar otro juicio en Los Ángeles, donde la Fiscalía de distrito presentó este año cuatro cargos formales por dos agresiones sexuales, cometidas en días consecutivos en febrero de 2013, en cuartos de hotel.

En los minutos que siguieron a la lectura del veredicto, Weinstein conversaba con la jefa de su equipo de abogados, Donna Rotunno, y parecía impasible. El juez James Burke ordenó que quedara bajo custodia, por lo que fue escoltado hacia la cárcel, donde deberá aguardar por su futuro.

puesta a punto

El recorrido y la trascendencia

El juicio arrancó el pasado 6 de enero con la elección del jurado, compuesto por siete hombres y cinco mujeres. El 22 de enero, la Fiscalía y la defensa presentaron sus argumentos iniciales y comenzaron a llamar a los testigos. El jurado se retiró a deliberar el martes último, luego de que los abogados y los fiscales presentaran sus alegatos finales en favor y en contra.

Tras conocerse el veredicto, la Fiscalía pidió que el juez considere las penas máximas de los dos delitos para la sentencia de Weinstein, mientras que su defensa argumentó —sin éxito— en contra de su ingreso inmediato en prisión, remitiéndose a sus problemas médicos y a su buen comportamiento durante el proceso. En estos meses, Weinstein fue visto debilitado, ingresando a la corte casi siempre de andador, y sin poder mantener la estabilidad cien por ciento por sus propios medios.

“La ironía de este juicio es que las actrices han escrito un guion”, dijo en sus últimos argumentos la abogada defensora Donna Rotunno, quien se ha especializado en representar a hombres acusados de abuso sexual, y se ha caracterizado por ganar en casi todas sus instancias. “En su universo paralelo, las mujeres no son responsables de las fiestas a las que asisten, de los hombres con que coquetean, ni de las habitaciones de hoteles a las que entran”, dijo la letrada.

En tanto, la sentencia de ayer fue vista como una victoria para las mujeres denunciantes (que fueron decenas) y para el movimiento Me Too todo, que creció y se masificó a partir de la caída de Weinstein.

El fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, dijo en conferencia de prensa una vez anunciado el veredicto, que “este es un nuevo paisaje para las sobrevivientes de abuso sexual en Estados Unidos; es un nuevo día”, y aseguró que las mujeres que testificaron contra Weinstein en el juicio, “cambiaron el curso de la historia”.

“Estas son ocho mujeres que llevaron nuestro sistema de justicia al siglo XXI declarando: la violación es violación y la agresión sexual es agresión sexual, pase lo que pase”, expresó Vance, y aseguró que “Weinstein es un depredador sexual serial y vicioso, que usó su poder para amenazar, violar, agredir, engañar, humillar y silenciar a sus víctimas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados