COLUMNA FARANDULERA

Es imposible no querer a Pachu Peña más allá del personaje

Parece que la comentarista de televisión ya tiene un favorito para que gane esta edición de "La Academia", si el jurado le da una chance

Pachu Peña y Flor Díaz en "La Academia". Foto: Laflia
Pachu Peña y Flor Díaz en "La Academia". Foto: Laflia

Hay algo medio improvisado este año en ShowMatch que me tiene muy descolocada, pero para no quejarme todo el tiempo de lo que veo hoy les voy a hablar de algo que sí me gusta del programa y es esta forma de ver a Pachu Peña. ¡Es imposible no quererlo!

Nos acostumbramos a verlo siempre en personaje gracioso en las bromas que hacía en VideoMatch o en Peligro: sin codificar, y debe tener una de las risas más contagiosas de la historia de la humanidad, pero ahora está en La Academia como participante y justamente reírse es un problema; le ha pasado de tentarse en la mitad de la coreografía y perderse hasta el final.

Pero Pachu no se queja y no se queda. Les jurades le dicen cualquier cosa a pesar de que está mejorando -yo no habré sido primera bailarina de nada pero veo y me doy cuenta, tampoco nos tomen el pelo- y él se la banca como un campeón. En el ballroom, un ritmo que será muy lindo si está bien hecho pero que en ShowMatch es lo más aburrido del mundo, estuvo bastante digno y le puso mucha onda.

Se nota que va, se lo toma en serio, trabaja y baila y no se duerme en los laureles de ser un comediante en la casa de toda la vida, rodeado de compañeres que le celebran cualquier cosa que haga porque sí. Y en esta farándula llena de figuritas medio pelo con pocas ganas de esforzarse y muchas ganas de tener fama, a mí me parece un montón. Pachu, te banco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados