ENTREVISTA

Stu Larsen, el australiano que viaja por el mundo con sus canciones y regresa a Uruguay

El cantante australiano se presenta esta noche en Montevideo Music Box con su lista de canciones con las que se ha ido de gira por el mundo

Stu Larsen se presenta en Montevideo Music Box. Foto: Jarred Seng.
Stu Larsen, el australiano que regresa a Uruguay para presentarse en Montevideo Music Box. Foto: Archivo

No sabré a dónde voy hasta que llegue allí”, canta el australiano Stu Larsen en “San Francisco”, la canción que abre el disco Vagabond (2014). Esa frase define muy bien el estilo de vida que el músico adoptó hace 12 años. Tras haber visto la película Into the Wild, Larsen, que tenía 26 años, dejó su trabajo como banquero para animarse viajar por el mundo acompañado únicamente de su guitarra y de sus canciones.

El músico, que se crio en una granja de Bowenville -un pueblo de mil habitantes ubicado en el interior de Australia-, ya recorrió 50 países con su música. “No tengo planes grandes, no tengo una casa a donde volver, solo me dejo llevar por lo que está por venir”, asegura. Sin embargo, también admite que está planeando cambiar su rutina. “El año que viene voy a cumplir 40 y siempre pensé que cuando llegara a esa edad sería el momento para dar por cerrado este capítulo y comenzar otro. No sé cómo será; solo sé que voy a viajar menos. La libertad de hacer lo que quiero es la mejor manera de vivir, pero sé que no es para siempre”, admite.

Stu Larsen abrió el show con un set acústico. Foto: Darwin Borrelli.
Stu Larsen abrió el show pasado en Montevideo con un set acústico. Foto: Darwin Borrelli.

Pero, antes de cambio, Larsen volverá a sumar sellos a su pasaporte. Esta noche, el australiano se presentará Montevideo Music Box (entradas en Abitab). Este será su cuarto recital en Uruguay en lo que va del año, ya que en marzo tocó en la misma sala para abrir los dos shows de Passenger (ver recuadro), y la semana pasada repitió la experiencia abriendo el show del cantante de “Let Her Go” en el Antel Arena.

“Todavía no decidí que voy a tocar”, comenta sobre el recital de esta noche. “Creo que voy a preguntar en mi cuenta de Instagram qué canciones quieren escuchar. Quiero sentir la energía de ahí. Va a ser un show increíble”.

Nómade

Las experiencias que fue acumulando a lo largo de estos años se ven reflejadas en sus dos discos, Vagabond (2014) y Resolute (2017). Con un sonido cálido basado en arreglos de guitarra acústica y un cuarteto de cuerdas, Larsen ofrece una serie de canciones que funcionan como la bitácora de un eterno viajero. “Mi música no es muy complicada”, explica. “Hago letras, melodías y acordes simples porque siento que de esta manera puedo llegar a la gente de una forma más directa”.

Stu Larsen se presenta en Montevideo Music Box. Foto: Jarred Seng.
Stu Larsen se presenta una vez más en Montevideo Music Box. Foto: Jarred Seng.

Inspirado en Paul Simon, Joni Mitchell y Crosby, Stills and Nash, el australiano toma el folk como el lenguaje para transmitir sus ideas. “Amo la simplicidad de la voz y guitarra”, dice. “Es algo que se pudo escuchar a lo largo de toda la historia, y espero que en el futuro pueda seguir de esta manera”.

Una gran parte de las canciones hace referencias a lugares donde viajó -como San Francisco, Chicago, Dublin y Glasgow- y permite retratar las sensaciones personales que va cosechando en cada lugar que visita. Al escuchar sus canciones se genera la sensación de que el encuentro de nuevos paisajes le brindó nuevas instancias de conocimiento personal.

En la canción “Going Back to Bowenville”, Larsen ofrece descripciones del lugar donde se crio y las entrelaza con postales de su niñez y su adolescencia. Durante casi siete minutos, el músico describe cómo, a diferencia de su pueblo natal, su personalidad ha ido evolucionando. “Cuando era un niño pequeño/ Era tan tímido y retraído, / que si alguien tocaba la puerta principal / Me escondía en mi habitación / y si me llamabas por teléfono / No quería hablar contigo”. Ahora, el cambio es notorio. “La música y los viajes me obligaron a cambiar”, asegura. “Cuando empecé a viajar me di cuenta de que si iba a seguir siendo tímido, la vida iba a ser demasiado aburrida; sería imposible disfrutarla. Por suerte me di cuenta muy rápido de que tenía que ser más abierto y tratar de conversar con todas las personas que conociera”, dice.

Encuentros

Además de la posibilidad de viajar por todo el mundo con sus canciones, haber dejado de lado la timidez, le ofreció grandes recuerdos de encuentros con su público. Uno de ellos fue en Milán, Italia. “Yo quería que la gente cantara ‘Skin & Bone’, una canción que no toco muy seguido”, relata. “En ese momento estaba acompañado de un músico japonés que tocaba la armónica conmigo. Como no habíamos ensayado demasiado, quise tocarla parado en medio del público para que no se notara (se ríe). Había unas 200 personas y, apenas empecé a cantar, el público se sumó”, recuerda con una sonrisa. “Fue algo totalmente inesperado y lo recuerdo como uno de los mejores momentos musicales de mi vida. Se me caían las lágrimas porque cuando la gente se junta a cantar se logra algo muy hermoso”.

Y el músico se sorprende cuando se le pregunta si se le genera más emoción que el canto colectivo sea por una canción suya. “Me hace sentir muy especial. Es increíble pensar que este pequeño chico de Australia, nacido en un pueblito del interior, pueda ir al otro lado del mundo y que la gente cante una canción que escribí. Es muy loco”.

Passenger en Montevideo Music Box. Foto: Darwin Borrelli.
Stu Larsen abrió el show de Pasenger en Montevideo. Foto: Darwin Borrelli.

Algo similar le ocurrió en marzo cuando presentó su última canción, “Whisky & Blankets” en Montevideo Music Box. En marzo, el cantante adelantó una de las canciones de su próximo disco, Marigold, que editará el año que viene. “Cuando llegué a Sudamérica le pedí a un amigo que me tradujera la letra para ver cómo sonaba y me di cuenta de que estaba bueno”, explica. Así, llegando al final, el estribillo pasa al español: “Cariño, está bien, no voy a ninguna parte. Quiero estar a tu lado”

“En Uruguay fue el tercer lugar donde presenté la canción y la gente se interesó. Me sentí más confiado cuando el público cantó conmigo; no quería que terminara nunca. Esos momentos son los mejores, y espero que se repita en el show de esta noche”.

AMISTAD

De gira con Passenger

Stu Larsen empezó a salir de gira con Passenger en 2012, y trabaja con él como tour manager. Al principio se encargó de vender discos, sacar fotos, manejar —porque el británico no tiene licencia de conducir— y luego comenzó a abrir sus shows. Así viajó por el mundo junto al cantante de “Let Her Go” y lo acompañó a los dos shows que ofreció con entradas agotadas en Montevideo Music Box.

Larsen recuerda ese momento con mucho cariño. “Fue como un sueño”, dice. “Estábamos muy cansados porque empezamos la gira en Buenos Aires y luego viajamos a Montevideo. Eran dos shows en un día y habíamos llegado en la mañana, pero la energía del público fue tan increíble que nos transmitieron toda esa energía y quedamos impresionados”.

Al otro día del show, Larsen madrugó para recorrer Montevideo. “Me desperté dos horas antes de que saliera el sol, agarré mi cámara y salir a caminar cerca del hotel donde nos quedábamos”, relata. “Fue una caminata hermosa e incluso me encontré con gente que había seguido la noche después del show. Estaba pasando por la puerta de una discoteca y de la nada me gritaron: ‘¡Stu! Te vimos hace unas horas’. Fue muy gracioso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados