LANZAMIENTO

El rapero Trueno causa sensación (y polémica) con su primer disco "Atrevido"

El joven trapero y rapero Trueno, último ganador de la Red Bull Batalla de Gallos Argentina, sacudió las redes y plataformas con “Atrevido”

El rapero Trueno. Foto: captura
El rapero Trueno. Foto: captura

"¿Ves lo que digo? Yo soy un guacho atrevido”, canta Trueno en el tema que le da nombre a su primer disco, Atrevido, que desde que llegó el jueves a plataformas no para de generar repercusiones. Primero fue tendencia en Twitter —él, el nombre del álbum, Nicki Nicole por la colaboración “Mamichula”—. Después se supo que consiguió 40 millones de reproducción en YouTube en apenas 24 horas.

Y luego estuvo la controversia que causó ese momento del álbum en el que dice que “Te guste o no te guste, somo’ el nuevo rock and roll”. Rockeros ofendidos hicieron sentir sus quejas.

Números, redes y polémicas aparte, la ópera prima de Trueno (Mateo Palacios Corazzina, La Boca, 18 años) es uno de los mejores materiales recientes de la movida del trap/rap argentino. Usado como declaración de principios más que como carta de presentación —porque en su circuito, Trueno ya no necesita ser presentado—, en este álbum el MC pone la música al servicio de unas letras en las que habla de su historia, su lugar, su familia y ambiciones, de la industria y el baile, de la policía y, quizás demasiado, del barrio.

Último campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos Argentina e hijo del consagrado rapero Peligro (Pedro Palacios, uruguayo), a quien le rinde honor a través de las canciones de este álbum, Trueno es uno de los raperos más destacados en la escena de habla hispana. La emisión de su rap es muy clara y más allá de que sus rimas son contundentes, lo más destacado es su flow y en Atrevido queda perfectamente claro.

De la mano de los productores Taiu y Tatool, el disco ofrece una serie bien diversa de beats (buenísimos, llenos de referencias y guiños, como el de “Atrevido” que se desarrolla encima de un sample tanguero) y sobre todos Trueno se luce con naturalidad. No hay rebusques ni experimentaciones que le queden forzadas.

Lo mismo le dan el trap que domina Atrevido que las fusiones latinas (“Azul y oro”, un freestyle dedicado a La Boca y a sus orígenes), lo mismo le da rockear junto a Wos para la buenísima en “Sangría” que hacerle una oda al perreo a ritmo de irresistible reggaetón en “Ñeri”.

Tampoco hay exceso de gritos ni abuso del autotune; Trueno es una estrella del trap pero ante todo es rapero, y eso se nota. Hay algo genuino en una propuesta que evita la cosificación (el disco se cierra con la pieza romántica “Mamichula” junto a Nicki Nicole), y busca evitar también la exagerada provocación. Trueno rapea sus verdades y no hay cómo desmentirlas: es cierto que no necesita de la radio (al cierre de esta nota, dos temas suyos dominaban las tendencias de YouTube) y es cierto que son, él y su camada, el nuevo rock. A esta altura, no asumirlo no es más que un capricho negacionista.

Y para que nadie le discuta que lleva el rap en la sangre, el disco abre y cierra con un viejo audio de “Trueno Niño”, el registro de unas incursiones en las que ya prometía que de grande la iba a romper.

Con Atrevido cumple con creces.

ficha
"Atrevido", un disco de Trueno
Trueno
DiscoAtrevido
¿Está online?
¿Está bueno?
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados