CRÌTICA

¿Cómo es "Positions", el nuevo disco de Ariana Grande?

El viernes pasado, Ariana Grande lanzó "Positions", un disco donde deja de lado las letras personales que definieron a "thank u, next"

Ariana Grande
Ariana Grande. Foto: AFP

Ya pasaron dos años desde que Ariana Grande lanzó Sweetener, el álbum que inauguró una nueva etapa en su carrera. Lo que en 2013 comenzó con una serie de éxitos adolescentes en los que el objetivo era exprimir su amplio rango vocal mientras jugaba con la sensualidad, en 2018 mutó a un proyecto en el que letras personales se transformaron en el protagonista.

El cambio fue bastante radical, y una de las principales razones fue el atentado terrorista que, en mayo de 2017, asesinó a 22 de sus fanáticos al finalizar su show en un estadio de Manchester. Parece que trágico momento obligó a la cantante a reconsiderar la profundidad de su obra, y fue con Sweetener que descubrió que la música podía funcionar como una forma de lidiar con el luto.

Así llegó “No Tears Left To Cry”, una canción bailable donde se mezclaba cierta oscuridad con un mensaje optimista que, sin nombrarlo directamente, funcionaba como un intento de sanar las heridas de Manchester. El resto del disco estaba centrado en la depresión que desencadenó la tragedia, y convirtió a la estrella estadounidense en un fenómeno mucho más profundo que una cifra de millones de reproducciones.

El camino continuó el año pasado con thank u, next, un gran álbum en el que le cantaba a sus relaciones amorosas fallidas, a la falta de autoconfianza y las heridas de la depresión.

Tras un disco en vivo, un hit grabado junto a Lady Gaga (“Rain On Me”)y otro con Justin Bieber (“Stuck With U”), el viernes salió su nuevo álbum de estudio. Positions, anunciado con apenas unos días de antelación, funciona como una especie de regreso a Dangerous Woman, el disco en el que más había explorado su sexualidad.

Pero las letras van más allá, y eso queda claro en “34+35”, “My hair”, “Nasty”, “Positions” y “Love Language”, las letras más explícitas de su obra, que terminan dejando atrás a la profundidad de sus discos anteriores.

Positions incluye pegadizas colaboraciones con Doja Cat (“Motive”), The Weeknd (“Off The Table”) y “Safety Net”(Ty Dolla $ign), que seguro serán hits, pero el álbum carece del hilo conductor emocional que supo definir a Sweetner y thank u, next. Lo mejor logrado es “Shut Up”, la más seria del disco. “Todos mis demonios me ayudaron a ver todas las mierdas de otra manera, / Así que no me tengas lástima”, canta.

Positions funciona como la unión de las dos etapas de la carrera de Grande, pero las canciones dejan la sensación de estar frente a un retroceso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados