ENTREVISTA

Nacho Obes: "Nadie me sale a defender en las redes porque es un suicidio"

El cantante Nacho Obes habló con El País sobre las críticas en las redes sociales, su participación en el programa Santo y Seña, el jingle de campaña de Luis Lacalle Pou y sus planes para el año

Nacho Obes. Foto: Difusión.
Nacho Obes. Foto: Difusión.

El nombre de Nacho Obes viene resonando en la escena extramusical desde el año pasado, cuando grabó el jingle de la campaña de Luis Lacalle Pou. En los meses que pasaron desde el lanzamiento de “La verdad de otro lado”, el excantante de Doberman grabó “Volverá”, la canción de la organización Canastas UY y comenzó a presentarse en vivo en el nuevo formato de Santo y Seña.

En cuestión de días, Obes se encontró con una exposición mediática y en redes sociales, centrada en una mezcla de críticas y halagos. Sin embargo, el artista responde cada mensaje y quiere dejar en claro que lo que importa realmente es la música. Ahora, habló con El País para analizar esta nueva etapa en su carrera.

—¿Pensaste que se iban a generar tanta repercusión y críticas cuando te ofrecieron grabar el jingle de campaña de Luis Lacalle Pou?

—Yo no quería ser yeta y quería trabajar con el que iba a ganar. Cuando me mostraron la canción me pareció muy buena, pero no me imaginé la repercusión que iba a tener. Pero la realidad es esta: si a mí me critican por razones políticas o de odio, yo las dejo pasar y pienso que si soy una persona pública las tengo que aceptar. Lo que no me va son los colegas que no saben separar que esto es un trabajo; es como criticar a los futbolistas cuando cambian de cuadro. Como no se dedican profesionalmente a la música como yo, no lo entienden. De parte del público no me molestan las críticas porque cada uno tiene su forma de ver lo que hago y mucha gente estaba en la línea política de Lacalle Pou. Me gusta mucho leer las cosas lindas y también la oposición que genera lo que hago. Me encanta.

—En Twitter te tomás un tiempo para responder a todas las críticas. Incluso en Algo Contigo te definiste como “la pesadilla de los haters”.

—Sí, porque soy una persona con mucho temperamento y tengo un ego muy grande. O sea, con esos comentarios lo único que hacen es ayudarme a que me haga conocido más rápido. Hay gente que no lo entiende y no los quiero avivar, así que lo único que voy a decir es que sigan así.

—Gracias a las críticas, la semana pasada fuiste tendencia en Twitter.

—Sí. Fue por una campaña que armó un grupo de gente que tiene convicciones políticas o lo hace por odio. Tienen que entender que me critican pero no me conocen, no saben quién soy o si soy buena persona. Al final, me termino riendo y me ayudan a crecer.

—Se generó una polémica con Pablo Berocay, que te definió como “rockero de derecha”. ¿Qué opinás al respecto?

—Es algo que está mal porque la música tiene que unir y no separar. A mí me dicen “rockero de derecha” porque hice un trabajo que le dolió a un sector de la población que es militante de un partido, y su vida y su arte está emparentada con lo que creen políticamente. Yo soy otro tipo de persona, me gusta el entretenimiento y soy fanático de las personas que llegaron a hacer cosas impresionantes más allá de su lado personal. Me están etiquetando y me todavía me dicen: “Si sos de derecha decilo, ¿por qué tenés miedo?”. Yo no me considero una persona de derecha ni de izquierda. Soy una persona que cree en las libertades políticas, económicas y personales. No podés etiquetarme sin conocerme. Además mi voto es secreto y no lo me están respetando. Por eso se merecen que conteste y los ponga en su lugar. Lo peor es que cuando querés hablarlo en privado, lo publican en sus redes para que sus amigos hagan chistecitos. No tienen códigos.

—¿Has recibido apoyos de músicos en estos días?

—Sí. Muchísimos músicos están de acuerdo conmigo y de a poco se está pateando el tablero. Con la música no se pueden hacer apropiaciones culturales, no tiene que ver con política. He recibido un montón de llamados y de mensajes de gente muy importante en la música, que están encantados con lo que he dicho. También recibí mensajes de gente que está empezando y que me apoya. Lo que pasa es que como estoy picante en las redes nadie me sale a defender porque es un suicido. Es entendible.

—Estás encargado de la parte musical de Santo y Seña. ¿Cómo te sentís en el programa?

—El primer día que fui me temblaban las piernas, pero como toco de toda la vida, después se me fue el miedo. Entendí las dinámicas de las cámaras y me siento cómodo. Estoy agradecido con la gente de Santo y Seña, y algo a resaltar es que hay música en vivo en uno de los programas más vistos de la televisión, durante la crisis del coronavirus. Eso es apostar a los artistas. Santo y Seña podrá generar polémica, pero también genera cosas muy buenas. Me siento orgulloso de estar en televisión.

—A finales de abril lanzaste "Volverá", el himno de la campaña Canastas Uy. ¿Cómo surgió la canción?

—Cuando empezó la cuarentena, yo me reinventé y empecé a dar shows por internet. Me empezó a contactar un montón de gente y entre ellos estaba la gente de Canastas Uy, que me pidieron que hiciera una canción. Con todo gusto accedí porque es una campaña que le da de comer a gente de todo el país. Junto con mis socios, Bruno y Franco Serra, hicimos la canción en un día y medio.  

—Además del trabajo en Santo y Seña, ¿cómo va a seguir tu trabajo este año? ¿Estás grabando nuevas canciones?

—Firmé un contrato internacional en Argentina y estoy produciendo las canciones. A medidos de junio va a salir "Tu voz", que lo grabé en Argentina. Entre Montevideo y Bs Aires va a ser la base para empezar la carrera,  pero se están agregando más cosas porque tengo que hacer presentaciones en Chile también, porque el contrato de presentación está pensado para toda la región. La cuarentena aceleró procesos y me ayudó con las canciones. Estoy muy agradecido con la gente que me apoyó desde el principio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados