MÚSICA

Mariah Carey y un éxito navideño que volvió para hacer historia en la lista de éxitos

"All I Want For Christmas Is You" se publicó en 1994, pero recién ahora llegó al número uno de la lista de éxitos de Estados Unidos; conocé la historia de la canción

Mariah Carey se llevó el premio icono de este año en los premios Billboard. Foto: AFP
Mariah Carey se llevó el premio icono de este año en los premios Billboard. Foto: AFP

Para Mariah Carey, la temporada navideña de este año comenzó puntualmente en la noche de Halloween, justo cuando el reloj marcaba la medianoche y el calendario se acercaba a noviembre. En una parodia encantadora de publicada en las redes sociales de la cantante, Carey se duerme a las 23:59 con su disfraz -una estrella metalera- antes de ser despertada a la medianoche -ahora con pijama invernal- gracias a una llamada de Santa. “Es la horaaaaaaa”, declara Carey con un grito silbante.

Así comenzó la edición más animada hasta la fecha de su campaña anual para impulsar “All I Want for Christmas Is You”, su hit navideño publicado hace 25 años, en las listas de éxitos estadounidenses. El lunes pasado, la misión se cumplió cuando la canción alcanzó un pináculo sin precedentes en la industria, alcanzando por primera vez el número uno en la lista de las 100 más vendidas de Billboard, convirtiéndose en la canción que más tardó en hacerlo y en la primera canción de Navidad en alcanzar la cima desde “The Chipmunk Song” (la canción de Las Ardillitas), editada hace 60 años.

Ver esta publicación en Instagram

Breaking news ❄️

Una publicación compartida por Mariah Carey (@mariahcarey) el

“All I Want for Christmas Is You” se convirtió en el primer número uno de Carey desde 2008 y el decimonoveno de toda su carrera, uno menos que The Beatles, los poseedores del récord histórico. Además de este hito, la canción se destaca por su viaje milagroso, que ya abarca tres décadas, y está impulsado por las playlists navideñas y la renovada fuerza del marketing. Quizás por encima de estos aspectos, está la solidez de la composición, de lo que muchos consideran una entrada moderna en el canon de la canción clásica de Navidad.

“Están los clásicos, los estándares con los que todos crecieron, y luego están las reinterpretaciones o los nuevos originales”, dijo Dave Bakula, analista de Nielsen Music. “Mariah vive en el dulce espacio entre ambos”. “Esta canción no es una de esas cosas que decae año tras año, con un mensaje antiguo”, agregó. “Es una gema pop simple y directa que está dedicada a la Navidad”.

En una entrevista, Carey objetó la importancia de alcanzar el número uno. “Es algo en lo que piensan mis fanáticos acérrimos, y la gente que está muy cerca de mí me habla de eso todo el año”, dijo. “Pero no necesito el número uno para validar la existencia de la canción. Solía pensar en eso cada vez que la escuchaba, pero en este punto, siento que finalmente puedo disfrutarla”.

A partir de 2014, Carey ha presentado una serie de espectáculos navideños anclados por el megahit, con paradas en Las Vegas, París, Londres y Madrid. El domingo de la semana pasada, cerró la gira de este año con un concierto con entradas agotadas en el Madison Square Garden, interpretando "All I Want for Christmas" como bis. En el escenario estuvo rodeada de 11 árboles de Navidad, un coro gospel, sus dos hijos, explosiones falsas de nieve y Papá Noel.

El mes pasado, para el 25 aniversario del álbum Merry Christmas, Sony relanzó una edición de lujo con cuatro versiones diferentes del hit. El videoclip de la canción ha sido visto en YouTube cerca de 620 millones de veces desde 2009; y este año se publicó un nuevo video con imágenes de archivo, que ayudó a impulsar a la canción en las listas de Billboard.

La campaña funcionó: “All I Want for Christmas Is You” fue la canción más escuchada en Estados Unidos la semana pasada, con más de 45 millones de reproducciones.

Carey, que no reconoce el paso del tiempo, dice, en broma, que cuando escribió la canción estaba “en el útero”. La verdad de la canción es que su sello de ese momento, Columbia Records, tuvo la idea de que grabara un álbum de navidad e, inicialmente, ella se negó. Carey era una joven artista que acababa de lanzar su tercer álbum, Music Box, un éxito comercial, y las colecciones navideñas eran consideradas un manotón de ahogado para esos artistas que ya no vendían tanto como en su época de oro. “No soy alguien como para estar dándole crédito a los ejecutivos de una compañía discográfica,” dijo Carey, “pero creo que ese resultó ser una movida de negocios brillante”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)