ENTREVISTA

Jesse & Joy hablan de su nuevo disco, "Aire", y la necesidad de celebrar la vida en estos días

El popular dúo mexicano habla del proceso de "Aire", su quinto disco de estudio que llega hoy a plataformas y busca ser un soplo de aire fresco

Los discos son como fotos, repiten los artistas: fotos de un momento y unas emociones, selfies de los que eran cuando los hicieron. Registros que se representan a través de canciones. Y eso aplica también a Jesse & Joy, este exitoso dúo mexicano, ganador de varios Grammy Latino y uno internacional y dueño de hits como “¡Corre!” y “Dueles”, que hoy lanzó su nuevo álbum de estudio, Aire. Muy oportuno.

Los discos son fotos y si el anterior de los hermanos Jesse y Joy Huerta Uecke, Un besito más era de alguna forma una postal de pérdida y de duelo, de ausencia por la muerte de su padre; este que llegó hoy a plataformas, Aire, es una foto de la vida. Una imagen familiar con todos los que están, y una invitación a celebrar el momento.

“Para Jesse y para mí, era importante que la gente sintiera como un respiro de aire fresco, que trajera una bocanada de frescura, porque la etapa del disco anterior fue una etapa de pérdida, de duelo; estábamos en otro sitio, y aunque hay heridas como esas que no sanan, uno aprende a vivir con ellas”, explica en charla virtual con El País la cantante y guitarrista Joy Huerta. “Lo que sí aprendimos es a valorar el presente, el momento, valorar a los que tenemos aquí. Con la conciencia de que todos nos vamos a ir eventualmente, entonces qué mejor que vivir el momento en el que estamos. Y este disco es como compartir vida, celebrar esa vida, casi invitar a la gente a que estemos en el momento presente”.

Jesse & Joy. Foto: Difusión
Jesse & Joy. Foto: Difusión

Joy y Jesse remarcan lo casual de que Aire llegue justo en medio de una pandemia mundial, y la conciencia de saberse privilegiados en medio de este caos, por tener una casa segura y también por tener la música como herramienta. Y así como cada mañana Joy se levanta y pone música clásica para su pequeña hija Noah, porque la música es compañía diaria, “de esa misma manera, sabíamos que posponer el disco ahora no era una opción. Porque si es un refugio para nosotros la música, seguramente lo es para esta audiencia que ha formado Jesse & Joy a lo largo de 15 años, y cuánto más en un disco en el que nos propusimos de origen compartir buen rollo”.

Ese buen rollo del que habla Joy es evidente en Aire. Más allá de la mixtura del pop y la música urbana con influencias de lo más variadas, el disco suena menos recargado que los anteriores, e incluso canciones como “Tanto” (una colaboración con Luis Fonsi) que tiene n toda la pasta de lento dramático, aquí están tratadas de una manera más chill, si se quiere.

“En este disco nos dimos cuenta que lo que nos gusta a cada uno es lo que representa a Jesse & Joy; la individualidad y nuestras diferencias es lo que nos hace quienes somos a la hora de juntarnos como colectivo”, explica Jesse, multiinstrumentista y segunda voz del dúo. “Este disco tiene esa esencia de baladas, desde ‘En qué nos convertimos’ o ‘Te esperé’, pero también tiene el sabor de las influencias de cada uno. ‘Valió la pena’ tiene un poco de gospel, de folk, de todo lo que crecimos escuchando y cosas que nos gustan”, ejemplifica sobre el tema que lo tiene como cantante principal en el álbum.

“Y esa ligereza que también es parte de la producción, con más espacio, más minimal, también eso es aire. Eso más chill es aire”, sintetiza Jesse.

Como los dos álbumes anteriores, Aire fue grabado en Londres y lo terminaron a comienzos del año pasado. Fue la primera vez que decidieron lanzar las canciones de forma paulatina previo al estreno del disco; de Aire ya se conocen “Te esperé”, presentada a fines de 2018, “Mañana Is Too Late” en colaboración con J Balvin, “Tanto” con Fonsi y “Lo nuestro vale más”.

elección

Londres, cuna de sus discos

Jesse & Joy grabaron Aire entre Londres y México. En Londres ya habían hecho sus anteriores álbumes, el exitoso ¿Con quién se queda el perro? que les dio su primera nominación al Grammy internacional (2011), y Un besito más (2015), con el que efectivamente ganaron el Grammy a mejor álbum de pop latino.

Volvieron para generar el quinto material y para trabajar otra vez con el productor Martin Terefe (quien ha colaborado con artistas como Coldplay o James Blunt), y a él se le sumó Charlie Heat, quien entre otros créditos tiene varios aportes al elogiado The Life of Pablo del rapero Kanye West.

Jesse cuenta que con el barrio en el que se quedan y el estudio en el que graban ya están familiarizados, y que siguen eligiendo irse ahí porque estar “alejándonos de casa un poco, nos fuerza a traer lo más de nosotros”. “En Londres fuimos a sacar más nuestro lado de esa dualidad musical, un poco del folk, las trompetas tirando a mariachi, con ¿Con quién se queda el perro?”, repasa, “y nos dimos cuenta que ese experimento de estar un poquito lejos de casa nos hace sacar más lo que tenemos dentro”. De ahí que el nuevo álbum tenga la esencia latina pero tenga un sonido más internacional y cercano al pop europeo.

Es un buen muestreo de lo que condensa el disco, que mezcla bases de reggaetón con toques folk, raíz africana con sonidos hogareños, armonías vocales, cumbia, una vibra veraniega, programaciones y guitarras acústicas. Joy es una gran cantante y todo parece construido en torno a las melodías vocales y a su despliegue.

“Para nosotros es importantísimo que cada etapa que estamos pasando se quede plasmada en cada disco. Alguien nos había comentado, sugerido que escribiéramos un libro, y le dijimos: en realidad estamos haciendo una enciclopedia, es musical y va por volúmenes”, cuenta Joy. “No somos los mismos niños que empezaron a escribir, aunque la esencia sigue siendo la misma”, añade.

En esa línea, Jesse dice que el desafío siempre es entregarle algo nuevo a la audiencia, “sorprender de manera positiva”. Y en Aire, parte de la sorpresa está en la intimidad mezclada en las canciones: el disco abre con los latidos de la bebé de Joy en su primer ultrasonido, tiene en el medio un fragmento de una canción de la hija de Jesse, Hannah; y cierra con una nota de voz de su otra hija, Abby, y un simpático “Buenas noches”. Eso y un mensaje en un dialecto africano, que significa “Dios bendiga al mundo y todo su dolor”. Para Jesse, ese cierre y todo Aire llena al dúo “de emoción, responsabilidad y gratitud”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/