Entrevista

Eli Almic y una búsqueda interior que ahora se hizo exterior en el disco "Días así"

La rapera habla sobre su nuevo disco, "Días así", producido por su bajista Migue Nieto. Cambios, temáticas y necesidades, en esta charla

Eli Almic
Eli Almic

"Es muy emocionante tocar, hacer música, que la gente te reconozca, el ego se pone contento...”, dice la rapera y actriz Eli Almic en charla con El País. “Pero en un momento necesité reconectar con el por qué hago esto, por qué es esta herramienta la que me salva tantas veces”.

El resultado de esas preguntas es, en buena parte, Días así, un disco recién llegado a plataformas en el que muestra un salto de calidad respecto al debut Hace que exista (2016), a la vez que explora sonoridades y demuestra cómo ha evolucionado su flow y dominio de la herramienta del rap.

Atravesado por la dualidad del éxito profesional y el bienestar personal, por angustias y preocupaciones bien internas, el álbum toma distintas influencias y va del jazz al candombe y del boom bap clásico al trap, todo de la mano de Migue Nieto. El bajista de la banda de Almic se hizo cargo de la producción y los beats y enriqueció la búsqueda con una mirada musical global, ya que no viene del palo del hip hop.

¿Qué pasó en la vida de la rapera más conocida del país para que necesitara hablar con honestidad de la ansiedad, la depresión, las toxicidades y de las presiones que el sistema impone? “Me pasaron algunas cosas que, sin darme cuenta, me hicieron entrar en un canal más reflexivo, pensativo”.

“O también pueden ser momentos de la vida, de la edad. Creo que hubo una minicrisis mía de quién soy, quién quiero ser, cómo quiero seguir, qué cosas de mí me gustaría cambiar y cuáles desarrollar, todo una gran pregunta de yo conmigo. Y cuando hacés esas lecturas y te abrís así también es doloroso”.

En Días así, Eli Almic decidió deconstruir o romper el personaje de mujer fuerte y combativa que había levantado hasta ahora y mostró su vulnerabilidad en forma de buenas canciones. “Después seguiré jugando a la persona fuerte que soy, porque somos un montón de cosas”, dice y eso es lo que refleja el arte de su disco, a cargo de Brian Ojeda: muchas versiones de Eli en un mismo espacio y en duelo directo.

Los primeros indicios de Días así datan de fines de 2018. Migue Nieto le había mostrado un beat a Eli, empezaron a intercambiar y cuando se dieron cuenta se habían entusiasmado con la idea de hacer un álbum juntos. De ahí en más, el proceso tuvo exigencia pero fue “cero pretensiones”, asegura Almic. “Obviamente queríamos hacer un disco que nos encantara a los dos, pero siempre desde las ganas”.

Así, las músicas se aparecieron y todo se articuló en función de lo que la canción pedía. Más intuitivo que racional, el día a día marcó los cambios en el flow y la aparición de distintos personajes, voces y texturas. Si el tema les convidaba a tener un minuto de instrumental, probaban. Si la afinación elegida para “Sin mesura” parecía extraña pero les entusiasmaba igual, la defendían. Si aparecía un candombe (“Ya llegó”) se quedaba. Y si se colaba la pandemia del coronavirus se abría la puerta y ahí está “Piscina de cielo”.

“Me animo a hacer lo que sea”, asegura Almic, porque quiere hacer tantos discos que no tiene por qué demostrar todo en este y porque ya no cree que haya una única forma que la defina. “Ya no me siento identificada con esa cosa que sigue una línea, para ningún lado. Ya entendí que no tengo que encerrarme ni siquiera en el hip hop. Cuando empecé a rapear necesitaba reafirmarme, decir: ‘yo soy rapera, hago esto, tengo un mensaje’. Y ahora es: sí, soy rapera, también canto, también actúo, y vamos a ver qué hacemos con todo esto”.

Esa soltura queda en evidencia en un disco bien variado en lo musical y en el que la faceta actoral de la cantante gana terreno, en tanto le permite construir distintas formas de contar.

Son bien diferentes las interpretaciones que encara en “Sin mesura”, “Que te adoren” u “Obsoleto”, por ejemplo, y bien diferentes las maneras en las que se acopla a sus invitadas: Irina Doom, Julieta Rada y Ani, gran hallazgo.

A través de esas mujeres Almic abre la cancha y se encarga de compartir, y ese es un mensaje que atraviesa Días así: ya ya no quiere la corona, el pedestal, ser “la reina del rap local” como a veces se la llama en la prensa o las redes sociales.

“Quiero compartir los lugares en los que estoy, no quiero ser la reina de nada”, asegura. “Es divertido jugar a eso pero también nos oprime, y a veces también deprime. Porque si no estás en el pedestal ¿qué, no sos nadie? No, pará, hay un montón de cosas en el medio. Me he sentido bastante angustiada por las comparaciones y este disco tiene de eso”.

Justo en un nuevo momento de exposición, tras haber sido invitada por Julieta Venegas a su show en el Antel Arena y luego de haber cantado su himno feminista “Brujas”, junto a la Orquesta Filarmónica, en la asunción de la intendenta de Montevideo Carolina Cosse, Días así muestra los grises y negros que también habitan este presente de colores.

Las últimas palabras del disco, en la canción/recitado “Sin pretensiones”, son el resumen exacto del sentido del álbum: “Eli Almic es esto, hacerme bien a mí. Y ojalá que a alguien más, pero primero a mí. Animarme a mostrar mi inseguirdad. Si no, ¿cómo se puede ser empática?”.

Ficha
Eli Almic
Eli Almic
Disco"Días así"
¿Está online?Sí, en todas las plataformas digitales de la vuelta
¿Está bueno?Sí. Hay una evidente evolución de su rapeo, y el relato musical y lírico del disco es bien interesante


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados