música

El disco debut de Bad Bunny esconde una ambigüedad

Bad Bunny, el referente del trap latino, editó su debut, X 100PRE, donde grabó varias canciones destinadas a ser un hit

Bad Bunny
Bad Bunny. Foto: Difusión

"Mami quería que yo fuera un ingeniero / Papi quería un pelotero / Mi maestra de segundo me dijo que fuera bombero / Na, yo ya voy a hacer lo que yo quiero”, canta Bad Bunny en “Ser bichote”, una de las canciones de X 100PRE, su disco debut. “Ahora somo’ millo’ y sin disquera”, agrega sobre una clásica base de trap construida sobre bajos bien profundos y hi-hats hiperactivos.

El caso del puertorriqueño Benito Antonio Martínez Ocasio, de 24 años, es un ejemplo de cómo las plataformas digitales funcionan como una manera de difusión alternativa, que permite que los músicos dominen las listas sin la necesidad de las grandes compañías discográficas. En dos años, ha grabado éxitos como “Ahora soy peor”, “Amorfoda” y “Chambea”, que suman cientos de millones de reproducciones en plataformas de streaming. 

A su vez, al igual que Daddy Yankee y Pitbull, su voz aparece en la mayoría de los éxitos de turno del reguetón y el trap. Esa voz grave que usa autotune como un instrumento que permite lograr una mayor expresividad, generó una personalidad reconocible en segundos, y está presente en colaboraciones como “Mayores” de Becky G, “Loca” de Khea, y “Te boté” de Nio García. La figura del trapero ha crecido tanto que incluso participó en dos éxitos a nivel mundial: “I Like It”, de Cardi B, y “MIA” de Drake. 

Con todas estas canciones nombradas, Bad Bunny tranquilamente podría haber hecho una recopilación y hacer que su primer álbum funcionara como un "grandes éxitos", y seguir manejándose con su exitosa fórmula de editar singles. Sin embargo, en X 100PRE lanzó 15 canciones inéditas, con la única excepción de “MIA”: es un gesto destacable para los tiempos que corren.

A lo largo del álbum, Bad Bunny se mete con diferentes géneros. Además del trap que está presente en la mayor parte del disco, hay canciones como “Otra noche en Miami”, donde se destaca la influencia del synthpop de los ochenta de la que Drake abusó en Scorpion, su último trabajo. O en “La romana”, el trap se mezcla con la icónica guitarra de la bachata. Estas mezclas, muy bien craneadas, son admirables y hacen que todas las canciones sean serias candidatas a hit del verano.

En cuanto a las letras, la situación es totalmente diferente. Como ya es habitual en el trap, las canciones hacen referencia a ostentaciones, drogas, violencia, el sexo desde un punto de vista cosificador, y un resentimiento hacia la mujer. En todo el disco, Bad Bunny abusa de esta temática, lo que le quita valor a esa fórmula musical que hace del baile algo irresistible.

Hay dos maneras de escuchar X 100PRE. Si se lo escucha para bailar, el álbum es excelente y la fórmula no decae en ningún momento; pero si uno se enfoca en las letras con una escucha crítica, el trabajo es bastante criticable. Que el oyente decida dónde poner el foco.

ficha 
Bad Bunny
Bad Bunny
Disco:X 100PRE
¿Está online?Sí, en plataformas digitales
¿Está bueno?Está bien: Bad Bunny demuestra por qué es uno de los máximos referentes del trap latino
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)