música

El trap, el fenómeno musical del 2018

Sin la necesidad de grandes discográficas, el estilo musical genera millones de escuchas en plataformas digitales 

Bad Bunny
Bad Bunny. Foto: Difusión

El trap es el fenómeno musical del 2018. Con una popularidad que se expande a diario: no paran de parecer artistas que, súbitamente, consiguen millones de vistas en YouTube y apoyo en las redes sociales.

“Loca”, de Khea, Duki & Cazzu (que tiene 336 millones de reproducciones en YouTube); “She Don’t Give a Fo”, de Duki (196 millones de vistas); y “Chambea”, de Bad Bunny (250 millones) son algunas de las canciones más populares del género. Y hasta la nueva canción de Ricardo Montaner, “¿Qué vas a hacer?”, marca la primera incursión del argentino-venezolano en el género.

La variante latina del trap —un género que nació en Estados Unidos en la década de 1990— hace del baile algo inevitable: la base del reggaetón se funde con elementos del hip-hop y de la música electrónica. Mezclado con un hi-hat hiperactivo, notas profundas de un bajo digital y una base instrumental lenta, la fórmula parece no fallar.

Durante todo el año, el repertorio del género lideró las listas de éxitos de plataformas digitales con numerosos éxitos. Y una de sus características propias por lo menos en su rama latina, es que esta expansión se está dando sin el apoyo de las grandes discográficas.

Khea - "Loca" (ft. Duki & Cazzu)
Khea - "Loca" (ft. Duki & Cazzu)

Internet se transformó en una herramienta esencial en la difusión de la música actual y más para un género de nativos digitales como es el trap. Gracias a las posibilidades que brindan plataformas como Spotify, SoundCloud y YouTube, los músicos están difundiendo su trabajo para poder llegar a niveles masivos, en una fórmula que, además, recurre a las redes sociales. Eso ha sido esencial para el alcance masivo del trap.

Argentina es el país que aporta más estrellas traperas: Duki, Cazzu, Dakillah, Neo Pistea y Paulo Londra son parte crucial de una movida de la que Uruguay no es ajena.

Otro de los recursos casi exclusivos en el trap, pero también presenta en el rap y en el reggaetón, son las colaboraciones, los llamados featuring. Como los músicos graban de forma independiente o con discográficas pequeñas es más simple que se den las colaboraciones.

“Este es un género más abierto donde podés colaborar con otros”, le dijo Cazzu a La Nación. “Por eso no nos gustan las disqueras. Siempre hay problemas para colaborar y tenés que firmar millones de papeles. Nosotros somos reinmediatos”.

En la lista de las canciones más escuchadas de Spotify de Argentina, la presencia del trap es inevitable. Paulo Londra, un argentino de 20 años, por ejemplo, se convirtió en el argentino más escuchado de la plataforma gracias a temas como “Te amo”, “Cuando te besé” (con Becky G) y “Nena maldición”. Londra estuvo este año en el Teatro de Verano.

Paulo Londra y Becky G
"Cuando te besé" - Paulo Londra y Becky G

Además de las escuchas, el éxito también se ve reflejado en los recitales. Duki, que tiene 22 años, que es uno de los cantantes más importantes de la rama argentina del género, agotó el Gran Rex y el Luna Park, dos de los escenarios porteños más importantes sin haber editado un disco. Lo que parece definir a las producciones actuales es que es un género que no recurre a los álbumes sino que se limitan a la difusión de canciones.

La máxima figura mundial del trap latino es Bad Bunny. Su primer gran éxito fue “Soy peor”, publicado a finales de 2016, y tiene 619 millones de reproducciones en YouTube. Ha publicado varios hits en estos dos años desde su debut: como “Amorfoda”, “Chambea”, “Te Boté” y “Krippy Krush”.

Bad Bunny
"Soy peor" - Bad Bunny

Incluso, Bad Bunny, que es un estadounidense de origen portorriqueño ha logrado romper con las barreas del idioma y colaboró con músicos muy populares en Estados Unidos. Participa en dos de los éxitos más grandes del año: “I Like It”, grabado con la rapera Cardi B y J Balvin; y “Mia”, con Drake, una de los grandes nombres del trap mundial. Estos dos músicos están nominados a los Grammy y están entre lo más escuchado del mundo en todas las plataformas digitales.

Otros músicos estadounidenses que hacen trap son A$AP Rocky, Tyler the Creator, Post Malone. Shakira y Maluma tienen, precisamente, una canción que se llama “Trap”.

Por más de que el trap esté sonando continuamente en Uruguay, las propuestas musicales del género todavía no están muy desarrolladas.

Uno de los principales músicos locales en probar con el trap es Zanto, que tiene 20 años y es el hijo del exentrenador de Peñarol, Leo Ramos. En octubre subió a YouTube “Aturdido” su tema debut que ya tiene más de un millón de vistas y hasta elogios de Duki, el cantante se posiciona como uno de las promesas del género. Esta semana, Zanto publicó “Zero estrés”, su segunda canción, que ya cuenta con 100 mil escuchas.

Zanto - "Aturdido"
Zanto - "Aturdido"

El trap, así, se convirtió en el género más importante del año. Está hecho por veinteañeros, habla de sus cosas y usa sus recursos de difusión. Una revolución que hace bailar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)