Visitante

Ed Sheeran y Passenger cenaron juntos en Punta Carretas: menú sencillo y buena propina

El músico británico cenó ayer en Restaurant García de Punta Carretas, acompañado por Passenger y su seguridad.

Ed Sheeran (2013). Foto: archivo El País
Ed Sheeran. Foto: Archivo

Ayer, cerca de las 19.30, el cantante Ed Sheeran estuvo cenando en la parrillada García de Punta Carretas, donde se quedó hasta las 22.30.

"Llegó a las 19.30, pidió la VIP que es una sala que se reserva para 14 o 16 personas, y lo habían reservado para cuatro personas. Cuando te piden una sala para 14 personas y vienen cuatro, sabes que alguien importante viene", dijo José Pérez, quien trabaja como maître en el local de la calle Guipuzcoa.

Al final, los que se ubicaron en la VIP fueron solo dos: Sheeran y Michael David Rossenberg, o sea Passenger, quien será el artista invitado del show de hoy. Afuera de la sala quedaron dos guardias de seguridad que viajan con él. Uno de ellos es Kevin Myers, quien desde el año pasado se dedica a cuidar a Sheeran en la gira mundial, que lo trae a nuestro país.

Sheeran y Rossenberg pidieron pescado, acompañado por vino Preludio."Conversando con él, es buena onda y simpático", recordó Pérez, que estaba a esa hora en el establecimiento y le dijo a Sheeran que tenía que probar las carnes, que es el fuerte del restaurante. El cantante británico le respondió que iba a volver.

Ver esta publicación en Instagram

MONTEVIDEO what a beautiful city !! see you all tonight x 📷 @jarradseng

Una publicación compartida de Passenger (@passengermusic) el

También comieron postre, una torta Marquisse de chocolate, que Pérez afirma que le encantó: tanto que pidió que le llevaran el mismo postre a Myers.

En total, Sheeran gastó unos 300 dólares, ya que se hizo cargo de su mesa y de la de sus guardaespaldas. Dejó una buena propina y todos se quedaron conversando y muy distendidos hasta las 22.30, cuando salieron del local.

Llegaron a García porque habían preguntado por un lugar que tuviera una sala privada y que sirviera buen pescado.

—¿No se les acercó nadie a pedirles una foto?

—No, porque en el reservado no puede entrar nadie. Nadie sabía que estaba ahí, y cuando estaba bajando la escalera, un guardia de seguridad pechó a un cliente que estaba comiendo con su esposa y sus dos hijas. Cuando se estaban yendo, Sheeran, que supo del incidente, esquiva a sus guardias, agarra el celular de la chica y se saca una selfie con ellas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)