Evento

Beyoncé lanzó "Black is King", su disco visual inspirado en la historia de "El rey León"

La artista mostró, a través de la plataforma Disney +, su nuevo album visual en el que cuenta la historia de Disney para hablar de género, raza y Africa

Beyoncé
Beyoncé, una artista en acción

Beyoncé presentó ayer en la plataforma Disney+, Black is King, un álbum visual que reimagina la historia de El rey León con humanos, y quiere “cambiar la percepción global de la palabra Negro”, declaró la artista en un mensaje.

El álbum presenta videos musicales exuberantes que celebran la búsqueda de identidad y belleza negra en tiempos contemporáneos e históricos. Beyoncé comenzó a trabajar hace un año en el proyecto.

La remake de El rey León recaudó 1.657 millones de dólares y Beyoncé prestó su voz al personaje de Nala.

Poco después editó The Lion King: The Gift (2019), un disco al margen de la banda sonora pero inspirado directamente en la película.

The Gift, que incluía a invitados como Jay-Z, Kendrick Lamar o Childish Gambino, es ahora la base musical sobre la que se construye Black is King.

Dirigido, escrito y producido por la cantante, sigue los pasos también del ambicioso y cautivador Lemonade, un disco que Beyoncé presentó en HBO con una película de videoclips entrelazados para cada una de las canciones.

El álbum presenta videos musicales exuberantes que celebran la búsqueda de identidad y belleza negra en tiempos contemporáneos e históricos. Beyoncé comenzó a trabajar hace un año en el proyecto.

Fue hecho con un equipo creativo internacional, incluidos muchos africanos, y su reparto tiene nombres como Lupita Nyong’o, Pharrell Williams, Naomi Campbell, Jay-Z y Tina Knowles-Lawson, la madre de Beyoncé. La lista de directores que trabajaron con Beyoncé en el proyecto incluye a Emmanuel Adjei, Blitz Bazawule, Pierre Debusschere, Jenn Nkiru, Ibra Ake, Dikayl Rimmasch, Jake Nava y Kwasi Fordjour.

Todo el proceso fue mantenido en secreto tanto por la artista como por el servicio de streaming.

Lo que estuvo claro es la estrategia de medios que Beyoncé, ha desarrollado en la última década. Después de comenzar su carrera como adolescente en Destiny’s Child, y de hacer lo que se espera de todas las estrellas en ascenso, como dar entrevistas, a principios de la década de 2010, abandonó en gran medida el guion establecido para la estrella del pop y se convirtió en una marca cultural autónoma. Ahora habla poco con los medios.

Parte de su enfoque ha consistido en pasar de una plataforma a otra para satisfacer las necesidades de cada proyecto. A principios de 2013, HBO mostró su película autobiográfica Life Is But a Dream. Ese mismo año, conmovió Internet, y dio un vuelco al negocio de la música, al lanzar su álbum Beyoncé en iTunes de Apple sin previo aviso.

Lemonade, su álbum visual de 2016, se lanzó por primera vez en Tidal, el servicio de transmisión asumido por Jay-Z, su esposo, del que ella es socia, y tuvo una película complementaria en HBO, con segmentos dirigidos por Mark Romanek, Jonas Akerlund, Melina Matsoukas y otros. El año pasado, Netflix lanzó Homecoming, la película de su actuación en Coachella de 2018.

Con mayor control, Beyoncé ha cambiado sus prioridades musicales. Ya no persigue éxitos del pop, sino que utiliza sus álbumes y proyectos multimedia para explorar material desafiante, y poner el género y la raza como temas centrales de su arte, con la experiencia negra, y la feminidad negra en particular, convirtiéndose en el centro de su obra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados