Crítica

El amor, la fe y sobre todo, las canciones: reseña del show de El Astillero

El trío de cantautores presentó su último disco, el sábado en La Trastienda

El Astillero. Foto: Andrea Astraldi
El Astillero. Foto: Andrea Astraldi

En la previa habían avisado que querían defender el disco como había sido concebido, sin más parafernalia, sin ampliar la tímbrica ni sumar texturas ni invitados. El Astillero, el trío que integran Garo Arakelian, Diego Presa y Gonzalo Deniz, quería presentar Cruzar la noche, su último disco, a guitarra y voz, y nada más (o casi: también hubo mandolina). Esa austeridad también estuvo presente en la puesta en escena: el diseño de luces fue minimalista y sutil, y lo único que intervino el escenario fueron una suerte de ramas blancas, hechas para la ocasión.

Así, con esa precariedad de recursos de elección propia, con esa poca información, El Astillero dejó que las canciones hicieran el trabajo serio: que conmovieran, que se metieran a todo el público en el bolsillo, que brillaran. Y vaya si lo hicieron.

Una tarea así nunca es fácil, pero El Astillero tiene la ventaja de tener un repertorio que cualquiera puede envidiar. Por primera vez, sonaron en vivo todas las composiciones de "Cruzar la noche", que fueron hechas entre los tres.

El Astillero. Foto: Andrea Astraldi
El Astillero. Foto: Andrea Astraldi

La apertura fue, como era de esperar, con el tema que le da nombre al disco. Sobre esa progresión sin fin, tensa y sostenida, tocada hacia abajo, Deniz hizo la primera voz y sus dos compañeros lo respaldaron en el estribillo, para dejar en claro la proclama que iba a signar el concierto: la de apelar al amor, en su más amplio sentido, como una creencia para superar la adversidad.

De eso hablan los temas de Cruzar la noche. Es la figura recurrente en la resignada ternura de “Un día cualquiera”, en el relato de “Camiones”, en la analogía sobre los sistemas de producción de “Campo abierto”, y así. Y con eso tuvieron que ver los puentes tendidos con la otra mitad del repertorio de la noche, que vino del disco Sesiones, que a su vez viene de los trabajos solistas de los tres integrantes. Entre esas, la versión de “La móvil” fue un momento particularmente estremecedor.

A la solemnidad que conformaron el entramado de guitarras y la armonía de voces —dos aspectos trabajados a la perfección—, el trío la interrumpió con breves pasajes de “humor involuntario”, como dijo Deniz. Fueron respiros para alivianar el peso emotivo del setlist, que fue lo que se impuso en la sala: el silencio de la audiencia y el aplauso contundente tras cada tema, lo dejó claro.

El sábado por la noche, en La Trastienda hubo algo, pasó algo, que podría tildarse de mágico. Porque hay cosas que sencillamente no se explican, no importa con cuántas palabras se lo intente dibujar, y eso lo fue.

Ficha

El Astillero [*****]

Presentación del disco Cruzar la noche (Bizarro, 2018). Integrantes: Gonzalo Deniz (guitarra y voz), Garo Arakelian (guitarra y voz), Diego Presa (guitarra, voz, mandolina). Dónde: La Trastienda. Cuándo: Sábado 16 de marzo. Setlist: “Cruzar la noche”, “Un día cualquiera”, “El capitán”, “Venime a buscar”, “El campo en ciudad”, “La visita”, “Todos tus héroes”, “El sol en el invierno”, “Camiones”, “Si siguiera mi instinto”, “La canción será”, “Mandolina (A las 4 de la mañana”, “Miranos”, “La luz dorada”, “Los adioses”, “Campo abierto”, “Lover, Lover, Lover”, “La móvil”, “Mis incendios”, “El amor anda suelto”, “La música del bar” “El barco”, “Celebración”, “Para siempre”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)