Lanzamiento

"Memorias del olvido", la biografía que No Te Va Gustar siente como una revelación

La banda se abre a través de 500 páginas en un libro que llega a Uruguay esta semana. Martín Gil habla de eso

No Te Va Gustar grabando "Este fuerte viento que sopla". Foto: Archivo NTVG
No Te Va Gustar grabando "Este fuerte viento que sopla". Foto: Archivo NTVG

"La imagen más poética que recuerdo es la de venir compartiendo los auriculares del walkman con Emiliano mientras volvíamos del liceo. Es como un cordón umbilical. Son hilos de plata; lo que une a los hijos con las madres o a los hermanos gemelos. Creo que uno también genera hilos de plata con ciertas amistades. Con Emi y el Chamaco establecimos esa conexión. Hicimos clic y ta. En las buenas y en las malas. Además los tres somos de 1977. Serpientes de fuego. Cuando arrancábamos juntos, no nos paraba nadie”. Con esa cita de Mateo Moreno se abre el segundo capítulo de Memorias del olvido, la biografía oficial de No Te Va Gustar, escrita por el periodista argentino Mateo Crespo, editada por Planeta y desde este miércoles 20, disponible en librerías locales.

Es el segundo capítulo del libro, pero el primero de una historia, la de la banda de rock uruguayo más internacional de todas, que está atravesada por un componente emocional muy contundente. Es el componente que tiene que ver con las partidas, en un momento clave, de Moreno y “Chamaco” Abdala, los dos fundadores del grupo junto con Brancciari. El de la muerte del tecladista Marcel Curuchet. El de los reemplazos y las conquistas. Pero también es el de los primeros encuentros, las peleas, las obligaciones, los éxitos, y es el mismo que mantendrá al lector enganchado por casi 500 páginas. Si el que lee, además, ha generado algún vínculo sentimental con la música de No Te Va Gustar, va a ser difícil evitar el nudo en la garganta.

“Fue bastante removedor leerlo de principio a fin, y bastante revelador”, dice en charla con El País el trompetista Martín Gil, quien junto con Brancciari y el percusionista Gonzalo “Japo” Castex, es el único que atravesó desde aquella etapa casi gestacional hasta ahora.

Gil cuenta que el libro se fue construyendo a partir de entrevistas que hizo Crespo, quien venía compartiendo mucho tiempo con la banda, y el material de archivo que cada uno quiso aportar. “A todos nos fue envolviendo la situación, porque son muchos años, y la propia construcción del libro nos fue aportando datos muy valiosos que tienen que ver con cómo cada uno concibe al grupo. Fue una gran revelación para nosotros antes que para nadie”, dice.

—¿Qué fue lo más revelador?

—(Piensa) A mí me impactó lo intenso de todo el viaje, todo el trayecto. La cantidad de conciertos, de kilómetros hechos, de cosas que nos pasaron; todo lo que charlamos, nos reímos, nos divertimos, sufrimos. De alguna manera me agobió un poco esa vorágine de eventos; fue todo muy emocionante. Y me confirmó que es tremenda buena fortuna ser parte de este proyecto y este grupo.

—La ausencia de la voz de Chamaco tiene un peso importante en el libro. ¿Cómo vivieron, como banda, su decisión de no aportar su testimonio para el libro? ¿Lo hablaron con él?

—Ni que hablar que hablamos con él. Es su decisión, y creemos que está bien. Es difícil, entiendo que para él fuese duro ser parte y no parte a la vez. No Te Va Gustar es un proyecto en el que es imposible estar a medias, entonces entiendo que haya querido reservarse su aporte.

"Asumimos riesgos, y eso está bien. Es lo que certifica que el libro es sincero"

Martín GilTrompetista

—En un momento del libro decís que esta banda es, en un punto, “familia y cariño”. ¿Sigue siendo así?

—Para mí es el centro de la cuestión. Nosotros pasamos muy bien estando juntos, compartimos cosas y por momentos es más intenso que lo que sería con una familia como uno la concibe. A veces no tenés escapatoria de la situación colectiva, entonces el cariño y el respeto son claves. Y cada vez más intentamos ir por ese lado: poniendo a la banda adelante, pero poniéndonos de acuerdo, viendo cómo son las cosas. Tenemos ganas de hacer lo que hacemos juntos. Trabajamos en equipo, tocamos en equipo, asumiendo roles e intentando potenciar las virtudes de cada uno y sosteniendo los defectos, pero siempre asumimos que no todos podemos ser delanteros ni todos podemos ser defensas: tenemos que tener gente en todos los puestos

—El relato aborda dos momentos claves para vos. Por un lado, tu importancia en la construcción de Elefante Blanco, el estudio; y por otro, tu capacidad de relegar tu faceta compositiva, que podría estar más presente en los discos. Revivir eso desde la voz de otro, ¿te hizo repensarte, repensar tu lugar en la banda?

—Sí. (Piensa) Todo aporta información supervaliosa para enriquecer la perspectiva propia, para poder entenderte mejor, pasar mejor y brindar más. De esa manera tenés más posibildades de permanecer dentro de un grupo y de mejorar los puntos débiles, porque ya los tenés identificados y podés aprovechar la velocidad propia. Eso es fundamental, por eso está bueno estar atento al compañero, y potenciar lo que se nota que puede dar, aunque parezca que no tiene mucho que ver con el proyecto.

—¿Les preocupó que exponer toda su historia, pudiera reabrir viejas heridas? Porque hay muchas rispideces en las páginas, diferencias, peleas.

—Asumimos riesgos, y eso está bien. Es lo que certifica que el libro es sincero; que no es exhaustivo, porque pasaron 25 años y son demasiadas cosas, pero que es sincero y lo intentó ser hasta el final. Lo que me planteabas, no es algo que me pone cómodo. También es cierto que hoy toco mucho mejor y no me ayuda nadie a grabar; y está bueno pensar que en el libro de los 50 años voy a poder decir que todo eso ya pasó.

—Después de leer el libro y encarando los festejos de los 25 años, ¿qué perspectiva tenés de No Te Va Gustar hoy?

—Yo siento que estamos empezando a escribir el libro de los 50 años, y creo que la banda siente lo mismo. Estamos con tremendo material en las manos, está todo fluyendo, estamos en un punto muy alto. Me siento casi que en el primer día de los próximos 25 años.

Futuro

Los planes de la banda para un año muy movido

El viernes, No Te Va Gustar lanzó el primer adelanto de su nuevo disco, Otras canciones. 25 años, un álbum que también contará con un especial de televisión, y que tiene previsto lanzar el mes que viene. La nueva versión de “Chau”, ahora cantada por la mexicana Julieta Venegas, es la primera muestra de este trabajo discográfico de corte unplugged, grabado en Montevideo en diciembre, en el que se reversionan varios temas del grupo con presencia de invitados de lujo como Jorge Drexler, Draco Rosa, Catalina García de Monsieur Periné, tres integrantes de Flor de Toloache, Hugo Fattoruso y Guzmán Mendaro, además de Venegas.

Otras canciones. 25 años será la primera edición de Elefante Blanco, el sello independiente de la banda, para la región (en Uruguay edita Bizarro) y tendrá una versión en vinilo.

Con ese espectáculo, No Te Va Gustar girará por salas teatrales. El tour arrancará el 4 de junio en Montevideo, en el Auditorio Nacional del Sodre; esta semana se pondrán a la venta las entradas para cuatro funciones en el Adela Reta. Además, habrá 15 conciertos en diferentes ciudades del interior; actuaciones en Buenos Aires y Santiago de Chile, y el plan para más adelante es tocar en México, Colombia y Paraguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)