CINE

Globo de Oro: Tom Hanks obtuvo un premio a su trayectoria y dio un discurso emocionante

Anoche, el actor de "Filadelfia", "Forrest Gump" y "Náufrago" recibió el premio Cecil B. DeMille a la trayectoria, e hizo un repaso por varios momentos de su carrera

Tom Hanks recibiendo su premio en los Globo de Oro. Foto: EFE.
Tom Hanks recibiendo su premio en los Globo de Oro. Foto: EFE.

Luego de mostrar un video donde se repasaba parte de su larga carrera, Tom Hanks recibió anoche el premio Cecil B. DeMille a la trayectoria, durante la ceremonia de entrega de los Globo de Oro 2020. El actor recibió el premio de manos de la actriz Charlize Theron, y fue acompañado por una ovación de todos los presentes que, por primera vez en la noche, se pusieron de pie para escuchar su discurso.

Al momento de presentarlo, Theron recordó una anécdota junto a él en medio del casting de Eso que tú haces, su primera película en Hollywood: "Me encontraba muy nerviosa y lo hice terrible y Tom Hanks me dijo: 'Charlize, necesito tomarme unos cinco minutos, voy a salir, regreso y lo retomamos'. La verdad es que Hanks no necesitaba cinco minutos, la que los necesitaba fui yo y fue así como me quedé en la película. Ese gesto demuestra el tipo de hombre que es Tom Hanks", contó la actriz, al borde del llanto.

Por eso, antes de emitir la primera palabra de su discurso, el actor de Náufrago ya estaba visiblemente emocionado: "He mejorando teniendo como ejemplo a algunos de los más grandes actores que hayan pasado por un escenario (...). Charlize es una de esas personas que es conocida por su nombre de pila. Me tomé cinco minutos para decirle a los otros productores que esta chica debía estar en la película; así que teníamos que ver cómo íbamos a hacerlo, y así fue", reveló él, en relación a la elección de la actriz para la película estrenada en 1996.

"Cada uno de los miembros de los equipos con los que trabajé se me ha acercado en un momento u otro y me dijeron 'Si hoy no hacés bien tu trabajo, no tenemos película'. Y esto es lo que pasa con los actores. Las películas se hacen toma por toma y cada momento requiere que quien haga su trabajo de manera perfecta. A veces, el peso de la película recae en los maquilladores que te ponen las cicatrices. Otras, en el iluminador. Y, a veces, hay que repetir las cosas una y otra vez; y fueron esos los momentos en los que la gente con la que he trabajado me ha ayudado. En ocasiones, a las 3 de la madrugada o a las 11 de la noche surgen inconvenientes y uno tiene que hacer lo que debe hacer: tener fe en el proceso y seguir adelante", dijo Hanks.

"Hace mil años, en 1977, cuando realizaba una pasantía en un festival, habíamos celebrado un poco de más la noche anterior y no llegamos a tiempo. Cuando llegamos, el director nos regañó: '¿Ustedes, actores, ¿saben cuál es su trabajo? Su trabajo es estar aquí a tiempo, saber sus líneas y tener muchas ideas. Sino, yo no puedo hacer mi trabajo'. Esa fue la mejor lección que se le puede dar a un actor joven. Prueben cosas, aunque luego no las usen. Aprenderse las líneas es todo; puede que uno se equivoque en su opinión sobre el tema de la película, pero hay que tener algún tipo de dirección", indicó luego como una manera de aconsejar a los jóvenes.

Para finalizar, recordó cómo era filmar en los viejos tiempos: "Como Charlize lo sabe, al igual que todas estas estrellas presentes, llegar a tiempo es una de las experiencias más liberadoras que uno puede darse haciendo películas. Eso significa que esa gente que está con las radios no tiene que venir a tocarte la puerta para decirte que te están esperando. Uno tiene que estar listo, y entonces tiene libertad y tiempo para prepararse, porque llegado el momento, hay que hacer lo que hay que hacer".

"Hay un dicho de la época en la que se usaban cintas que reza que no se pasa hasta la siguiente escena hasta que no se tenga la aprobación. Déjenme explicarle a los chicos: antes, las películas pasaban por una cantidad de procesos y a veces se caía un pedacito de película porque tenía un pelo que se veía en el negativo y no se podía salvar en el laboratorio. Por eso, había que tener las cosas bien hechas antes de seguir adelante", agregó.

El actor casi rompió en llanto sobre el final de su discurso, cuando miró hacia la platea y observó el rostro de Rita Wilson, su esposa desde hace más de 30 años, y le dedicó el premio a sus hijos. "Nada podría haber sido posible sin ellos. Tengo una mujer fantástica y los mejores hijos del mundo, que se han aguantado tenerme lejos meses y meses. No podría estar acá parado si ellos no hubieran estado para mí durante todo este tiempo. ¡No saben cuánto significa su amor para mí!", finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados