ENTREVISTA CON UNA FIGURA DEL CARNAVAL

Yamandú Cardozo: “Quiero tener el derecho de cuestionar”

Agarrate Catalina volvió al carnaval y volvieron las polémicas

Yamandú Cardozo
Yamandú Cardozo, un artista joven con 40 años de experiencia. Foto: Fernando Ponzetto

La murga volvió al carnaval tras siete años con el espectáculo Los defensores de las causas perdidas y rápidamente pasó a ser protagonista con un cuplé sobre las clases sociales, cuyo final que alega por el encuentro. Entre las críticas de quienes la tildaron de tibia y quienes la elogian por su mensaje conciliador, el grupo otra vez disparó la discusión.

—¿Cuál fue la reacción del grupo frente a las repercusiones?

—Más allá del acaloramiento camisetero que rodea al carnaval, se generó una reflexión interesante. Ese cuplé funciona en todos los barrios como disparador para un montón de cosas. También sabemos que las críticas siempre van a estar y está bueno que así sea. Es bueno tener claro que hay un sector de ellas que vienen por diferentes lados: por la política, por gente que funciona de modo binario, o por quienes las hacen desde el fanatismo. También hay críticas reales. Desestimo las que intuyo que, si las paso por el escáner, veo la bomba dentro de la valija.

—¿Las críticas fueron tales porque la murga emitió un mensaje que la gente no esperaba escuchar?

—Sí y capaz es un mensaje que no esperaban escuchar de Agarrate Catalina y sí de otro conjunto. Desafiar al imaginario me parece alucinante y nos sentimos valientes por hacer lo que pensamos y necesitamos cantar, aunque eso no se condiga con la agenda esperada por quienes, aparentemente, son tus correligionarios políticos e ideológicos. Nos animamos a mirarnos al espejo, desnudarnos y hacernos una caricatura como lo hemos hecho en cuplés anteriores. Y no solo como izquierdistas que somos: también lo hacemos porque hoy vemos que el momento histórico lleva a una polarización que fomenta un pensamiento binario, radical e intolerante, donde los vínculos interpersonales nos hacen ver al otro como enemigo, en vez de como un probable prójimo. Es en esas lógicas donde se meten los discursos aberrantes como los de Jair Bolsonaro.

"Nos animamos a mirarnos al espejo, desnudarnos y hacernos una caricatura como lo hemos hecho en cuplés anteriores"

Yamandú Cardozo

—El término "grieta" es muy utilizado en Argentina. ¿Creen que esa grieta existe en Uruguay?

—No, pero vemos que nos estamos poniendo sumamente intolerantes, con algunas discusiones que se están volviendo violentas, feas de cabeza y alma. No sé si antes no pasaba o si ahora lo notamos más, pero esa confrontación puede derivar en un daño social muy fuerte.

—La murga expresa una polémica frase cuando dice “ya no quiero ser soldado de una idea”. Da la sensación de que deslegitima el concepto de ideología que tan profundo y trascendente es en la discusión política ¿Hacia dónde apunta?

—A no querer la obediencia ni suscribir sin leer la letra chica de las cosas. Quiero tener el derecho de cuestionar, como decía Falta y Resto. No quiero ser soldado porque, en mí y en La Catalina, la lógica castrense no funciona. Tenemos que tener la libertad de cuestionar porque somos artistas y si el artista pierde eso, se transforma en un bufón de la corte, para el lado que sea. 

—¿Atacan a las verdades absolutas?

—También, porque cuando las verdades absolutas se juntan, tienen hijos que son monstruos devoradores pueblos enteros. Creo que el peor modo de esclavizar las ideas es desde la falsa ilusión de libertad.

—La murga describe la realidad del mundo donde hay explotados y explotadores y termina con un discurso bastante amistoso. ¿Es posible reconciliar las relaciones sociales si se es consciente de tales desigualdades?

—No decimos que hay que tolerar lo intolerable. Entendemos que la pelea para derrocar la desigualdad o para empezar a construir el sistema del enunciado famoso de Rosa Luxemburgo no se hace poniendo la otra mejilla. Quiero que La Catalina esté remangada, jugándose el haz con amor valiente y comprometido, pero no desde el odio.

—¿El carnaval de los tablados es una causa perdida?

—Esa es una pelea que venimos dando desde hace mucho, sin grandes luminarias y sin salir a pregonarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)