cine - entrevista con robert de niro

Viejo, pero no obsoleto

Una charla con uno de los actores que definieron el cine de Hollywood en los años 70 y 80 y que actúa en Pasante de moda, que se estrena hoy en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Robert De Niro

Usted escribe muy rápido,” comentó Robert De Niro mirando a un reportero. “¿Voltea abajo a ver las teclas? ¿Tiene que pensar en eso o simplemente teclea?”  Era una bochornosa tarde de sábado en un hotel del centro de Nueva York y el legendario actor había pasado gran parte del día dando una serie de entrevistas para promover su película más reciente Pasante de moda 

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Él ha basado su carrera como el que quizá sea el actor más admirado de Estados Unidos, en un cuidadoso estudio de las minucias del comportamiento humano. Sin embargo, a sus 72 años, él sigue observando a la gente que lo rodea tan de cerca como siempre.
De pantalones vaqueros y una chaqueta oscura, el pelo gris peinado hacia atrás, el ganador de dos premios Oscar sigue estando atento a los detalles.

Pero las cosas cambian. En sus primeros tiempos como estrella del cine, De Niro era conocido por su timidez con la prensa, vacilaba para ser entrevistado y tenía reticencias para hablar de la mecánica de su arte. En el escenario él solía ser ansioso, encerrarse en su personaje y molestarse por cualquier distracción. Ya no es así. Ahora, De Niro es un sujeto de entrevistas serio y cooperativo, y Nancy Meyers, la directora y escritora de “The Intern,” asegura que en el foro él estaba muy lejos de estar agobiado por la angustia.

“Él era un maestro zen,” observó Meyers en entrevista por separado. “Podía haber cien extras a su alrededor y Bob simplemente lo asimilaba todo. Se sentaba en el escenario a comer un sándwich de atún o hablaba por teléfono mientras el mundo giraba en frente de él. Pero siempre estaba listo cuando lo necesitaba. “Los demás andábamos a las carreras, pero él era la imagen misma de la calma.” Esa apariencia quizá haya sido engañosa, por supuesto.

“La ansiedad siempre existe en tanto estemos vivos,” sentencia De Niro. “Lo que hay que recordar en esta vida es que lo que era importante hace veinte años ahora ya no lo es. Sé que puedo obtener los mismos resultados pero eso no justifica tanta angustia y ansiedad para resolver el problema.” En Pasante de moda De Niro interpreta a Ben Whittaker, un jubilado de setenta años de edad, viudo que ya está harto de su retiro. En eso está cuando ve una oferta de trabajo para “internos de la tercera edad,” publicada por Jules Ostin (Anne Hathaway), cuyo negocio de ropa por Internet está teniendo un auge extraordinario.

Jules es una mujer dinámica en todos los sentidos, pero está abrumada por el desafío de manejar una compañía exitosa, tener un hijo pequeño y atender a un esposo que cuida del hogar. En cuanto a Ben, él también tiene sus propios problemas personales pero se enfrenta al reto de adaptarse a la vida de una empresa de Internet. Olvídense de Facebook: Ben hizo su carrera en la era del papel carbón y las tarjetas de archivo y no tiene ni la menor idea de cómo enviar un mensaje de correo electrónico.

De Niro es dos años mayor que Ben. ¿Es más apto para la tecnología?
“Tengo menos problemas que el tipo al que interpreto,” revela riendo, “pero de todos modos estoy muy atrasado.”

La película es una comedia descarada pero De Niro señala que tiene algo que decir sobre la forma en que el mundo contemporáneo margina a la mayoría de las personas de edad avanzada. “Lo triste es que, al llegar a determinada edad, somos menos relevantes en cierto modo ... o al menos eso es lo que piensa la gente,” explica. “Tendemos a no prestar atención o a descartar a la gente que llega a vieja"

“En esta película, vemos a una mujer joven que aprende de este hombre porque él es viejo y sabe cosas,” continúa De Niro. “Ben la dice a la joven Jules que se detenga a mirar y a escuchar. Él tiene los consejos que solo pueden tener aquellos que han estado mucho tiempo en este planeta.
“Es así de simple.”  Después el actor sonríe. “Quisiera poder decirlo de manera más elocuente,” agrega.

Meyers revela que De Niro fue el primer actor en quien pensó para interpretar a Ben. “Todo el mundo quiere tener a un Ben en su vida ... él es ese tipo de punto de referencia,” explica la directora. Claro que el hecho de que él esté considerado el mejor actor de su generación fue también de gran ayuda. “Como actor, como director, uno siempre recibe lo que necesita de Bob,” aseguró. “Y los resultados están en la pantalla.” Por su parte, De Niro devolvió los elogios.

“Me sentí honrado y halagado cuando Nancy me pidió participar en su película,” indica. “Lo que me gusta mucho de Nancy es que ella maneja cosas que están sucediendo hoy en día. La parte misma de que yo sea un pasante lo hace más interesante y divertido, al tiempo que saca a la luz temas reales de cómo la sociedad retira a personas que no están dispuestas a jubilarse.”

Originario de Nueva York, De Niro creció en Greenwich Village, hijo de la pintora y poeta Virginia Admiral y del pintor Robert De Niro Sr. A los diez años interpretó al león cobarde del Mago de Oz en una obra escolar y nunca volvió a mirar atrás. El joven actor estudió el Método de Stanislavsky con los legendarios maestros Stella Adler y Lee Strasberg y debutó en el cine con The Wedding Party (1969) de Brian De Palma. Posteriormente, Calles salvajes de Martin Scorsese estableció a De Niro como una gran promesa. Ganó un Oscar como actor secundario en El Padrino II  (1974), y otro protagónico porToro salvaje, (1980) de Scorsese. En total, ha recibido siete nominaciones al Oscar.

Con casi medio siglo de carrera, De Niro sigue siendo uno de los actores más ocupados de Hollywood. Entre sus próximas obras están Joy de Russell, en la que actúa al lado de Jennifer Lawrence, y la comedia Bad Grandpa en la que interpreta a un general del ejército retirado cuyo estirado nieto (Zac Efron) acepta llevarlo en auto a Florida para las vacaciones de primavera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)