Rod Stewart tiene nuevo disco con canciones propias

Las viejas fórmulas de un gran artista lleno de simpatía

Con Rod Stewart hay clara unas pocas cosas: que es uno de los tipos más afortunados y simpáticos del rock, un gran vocalista y que de todos sus discos (que son un montón), los mejores son las recopilaciones (que son un montón).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La venta en efectivo y para todas las tarjetas de crédito empezará el miércoles 8 de enero.

Con esas herramientas ha pasado casi 50 de sus 70 años, como un aristócrata del rock, un héroe proletario que vivió todo el ciclo y ahora intenta mantenerse vigente. Tiene una presencia de ánimo poco acorde a un septuagenario con una vida que supo ser disipada. Ha sido un laburador del rock y ha evitado descansarse en su prestigio aunque a veces no lo logra.

En los últimos tiempos ha trabajado duro para conseguirlo: este año tuvo un éxito con un sampleo suyo en la canción de A$AP Rocky "Everyday". participó en una fugaz reunión de The Faces —su primera banda— y hace un par de años editó sus memorias. Ahora tiene disco nuevo.

Después de una década explotando una faceta crooner con aquellos American Songbook en los que jugaba a ser Sinatra, Another countryes otro viaje a los conocidos territorios de pop-rock de siempre. Eso ya estaba en su anterior disco, Time, que había mostrado canciones con la firma de Stewart tras 25 años de silencio compositivo.

Antoher Country es otro disco bien Rod Stewart: dos o tres canciones interesantes, arreglos convencionales y simpatía.

Sus seguidores — que probablemente ya estén pasando el medio siglo de vida—, podrán encontrar algún que otro regocijo. Para el resto de los mortales es un pop adulto que transita con desparpajo algunos lugares comunes del género.

El sonido es internacional. Hay un desvío hacia el flamenco en la por otra parte bonita y pegadiza "Walking on Sunshine", un reggae que convierte a Bob Marley en un número de crucero ("Love and Be Loved") y un par de baladas que parecen sacadas de un disco de la década de 1980 ("Way Back Home") y hasta referencias a Mumford & Sons ("Love Is", "Hold the Line").

En algunas de esas canciones hay buenos momentos aunque pocas ideas. Quizás "Please", el primer sencillo sea lo más cercano que está el disco de una canción hecha y derecha a lo Rod Stewart.

El tono general, no nos pongamos tan quiquillosos, es agradable y —otra vez esa palabra— simpático. Nadie va a salir lastimado por las canciones pop de un artista que hace ya 30 años dio todo lo que tenía para dar y que todavía se enfunda el traje de estrella de rock, se para los pelos eternamente rubios y sale a pelearla.

Rod Stewart

Disco: Another Country. Sello: Capitol Decca. Está en Spotify?: Sí.. ¿Está bueno? Si le gusta Rod, sí. Si no, hay un par de canciones buenas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados