Protagonizó La viuda alegre con el BNS

La vacante que deja Bocca estaría cerca de cubrirse con un bailarín vasco

Igor Yebra anunció que está evaluando la invitación a dirigir el Ballet Nacional del Sodre

Igor Yebra
Igor Yebra. Foto: EFE

El bailarín español Igor Yebra dijo ayer, a través de un comunicado, que es “un gran honor” que Uruguay le haya ofrecido la dirección de su Ballet Nacional, tras la anunciada renuncia de Julio Bocca.

Yebra confirmó que, “dentro de la prudencia que exige todo proceso”, se encuentra en conversaciones para ocupar la dirección artística del Ballet Nacional Sodre del Uruguay, a propuesta del propio Julio Bocca.

El bailarín bilbaíno destacó que por su parte aún “no hay una decisión firme” al respecto, pero que lo está valorando “muy positivamente”.


Según precisó, en estos momentos se encuentra en conversaciones con el Ministerio de Educación y Cultura —representado por la ministra María Julia Muñoz— y el Consejo Directivo del Sodre, a quienes ha expresado su agradecimiento por el ofrecimiento.

Ayer la ministra Muñoz le había dicho a El País que el Consejo Directivo del Sodre “le ofreció el cargo y ahora hay que esperar la respuesta de Yebra”. Por su parte, el presidente del Sodre, Doreen Ibarra, dijo que había sido una decisión de la ministra.

Más allá de esas contradicciones oficiales, está claro que fue el propio Bocca el que sugirió el nombre de Yebra. En ese sentido, el bailarín vasco le agradeció al argentino por “invitarle” a presentar su proyecto para asumir la dirección de la compañía oficial.Quizás le haya avisado de algunos de los problemas que, aparentemente, Bocca ha enfrentado en los siete años al frente del elenco oficial.

Esta semana, el bailarín argentino le dijo al diario La Nación que tomó la decisión de renunciar al cargo porque “se necesita un golpe para hacer un cambio” y porque “ya me cansé de solucionar problemas, me cansé de gritar, de tener que ser siempre el malo de la película”.


“Me sentía personalmente trabado en las posibilidades de creación, en el contacto con los bailarines, necesitaba un cambio”, le dijo Bocca al diario argentino. “No pude estar en el estudio todo lo que quiero porque siempre voy y vengo con otras cosas que hay que hacer, y eso me fue frustrando”.

Nacido en Bilbao en agosto de 1974 y formado en danza en la Escuela de Victor Illate en Madrid, Yebra debutó en esa compañía en 1988 cuando tenía 14 años, y permaneció hasta 1996, cuando comenzó una carrera como solista. Ha bailado con el Australian Ballet y el Ballet Argentino dirigido por Bocca. En 2012, fue invitado por el Ballet Nacional del Sodre para protagonizar La viuda alegre. En 2006 fundó su propia escuela de danza en Bilbao. Estuvo casado con la conductora de Televisión Española, Anne Igartiburu (que en Uruguay es conocida por Corazón corazón) y es padre de una pequeña con su actual pareja, Oxana Kucheruk, su compañera en el Ballet de la Ópera Nacional de Burdeos.

“Estoy en una nueva fase de mi carrera que pueden ser muchas cosas o puede ser nada”, había dicho Yebra en 2016. “No puedo concretar más porque hay campos abiertos que hay que ver por dónde fluyen. Hay pocos bailarines que hayan sabido hacer transiciones y esto es otro momento de evolución”.

Igual tiene una agenda ocupada. Los próximos proyectos del bailarín son la inauguración del evento Fair Saturday 2017 en Bilbao el 24 noviembre y su participación en la obra teatral Esto no es la Casa de Bernarda Alba, bajo la dirección de Carlota Ferrer, en Madrid a partir del 14 de diciembre.

Actualmente la dirección del Ballet Nacional del Sodre la comparten Julio Bocca y Sofía Sajac, a quien se había mencionado como posible candidata a mantener el cargo cuando se efectivice la renuncia de Bocca. Otro de los nombres mencionados era el de la primera bailarina María Noel Riccetto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)