María Urruzola

"Para Uruguay, el silencio representa muchas cosas "

Socorro, Charo y Lola son tres mujeres de una familia que deben enfrentar situaciones difíciles, amores y odios.

Sin embargo, poco saben de lo vivido por la otra. En El Silencio se trata el tema de las raíces, la patria y los secretos familiares. Esas recorrido vital es similar al de María Urruzola, que fue exiliada en Francia y luego retornó a Uruguay. Este libro es la primera ficción de la autora, que es periodista de profesión.

—Leyendo tu biografía y la historia de Lola en El Silencio hay muchas similitudes (las dos son periodistas que pasaron tiempo en el exilio, por ejemplo), ¿qué creés que hay de vos en ella?

—Hay mucho de mi familia y de la propia experiencia vital nuestra, lo que nos pasó cuando tuvimos que vivir en el exilio. Yo creo que siempre hay un poco de uno en todos los personajes y mucho de ficción y gente con la que te vas cruzando en la vida. Nadie es exactamente uno. En toda la novela hay mucho de mí, porque en definitiva uno escribe para contar sus ansias, sus temores.

—El Silencio trata el tema de los secretos familiares, ¿es un tema que te interesa particularmente?

—Sí, yo creo que a todos nos interesa. Todos intuitivamente somos capaces de darnos cuenta de que en nuestras familias hay secretos, que se van acumulando y el que haya un silencio no quiere decir que las generaciones siguientes no las capten y no les afecte. Hay un gran escritor de telenovelas, Fernando Gaitán, decía que en toda familias se repiten distintas cosas como un ascenso social, una caída social vergonzante, un hijo ilegítimo, una historia de traición y un amor imposible... son cosas que tienen que ver con lo más profundo del ser humano.

—El nombre El Silencio resume la esencia de la historia, ¿cómo surgió?

—Empecé pensando en el silencio de las palabras, uno habla mucho y sin embargo no dice lo esencial, las palabras muchas veces ocultan más en comunicar. Además hay silencios de otra dimensión, sobre la época de la dictadura, que hubo cosas que todavía no se hablaron.

—Lo que pasa con el abuelo de Lola, que fue torturado.

—Exacto. A medida de que fue escribiendo la historia me di cuenta de que había muchos silencios. Todavía el silencio representa muchas cosas para Uruguay, no estamos acostumbrados a llamar las cosas por su nombre.

—¿Cómo fue pasar de escribir libros de investigaciones periodísticas a hacer ficción?

—Fue un salto mortal, aunque tengo oficio de escritura porque trabajé de periodista durante muchos años, pero de a poco me voy retirando. El intento fue ese, salir de la escritura en la que uno cuenta historias de otros para pasar a una escritura que sale del alma. No quiere decir que no cuentes historias que te has encontrado en tu vida. Es un trabajo muy artesanal. El éxito lo tendrán que juzgar los lectores.

—¿Cómo creés que el ser periodista influyó en vos como escritora de ficción?

—García Márquez, que en realidad era periodista originalmente, siempre decía que la gente pensaba que tenía una frondosa imaginación pero que él no inventaba nada, todo eso había sucedido de alguna u otra forma en la Colombia en la que él había vivido y crecido. Uno no inventa de cero. Tenés que tener vida vivida, capacidad de observación y creo que sobre todo tenés que tener empatía, ganas de entender a la gente.

—¿Te inspiraste en algún autor para este libro?

— No directamente. Soy una lectora empedernida y caótica. Salí muy joven al exilio y una manera de dominar la angustia fue zambullirme en el mundo de los libros, tengo la sensación de que los libros son mi segunda patria.

Perfil.

Nombre: María Urruzola. Nació en: Montevideo. Otros datos: Fue refugiada política en diez años en Francia. Regresó a Uruguay en 1985. Fue directora de Comunicación de la Intendencia de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)