Televisión

Alicia Patella es la ganadora del tercer "MasterChef" uruguayo

Se impuso en la última prueba a Gisela Meissner

Alicia Patella, ganadora de "MasterChef 3". Foto: Gerardo Pérez
Alicia Patella, ganadora de "MasterChef 3". Foto: Gerardo Pérez

Pasadas las 21.00 comenzó la definición de la tercera temporada de MasterChef Uruguay, el reality gastronómico que conquistó a la audiencia y que, con tres ciclos al aire, ha logrado mantener el interés del público que desde el primer momento respaldó con una buena audiencia.

Gisela Meissner, Robert Díaz, Alicia Patella y Paula Estela llegaron como los participantes que competirían para lograr el objetivo de convertirse en el nuevo maestro de la cocina uruguaya, un objetivo que hasta ahora han abrazado Nilson Viazzo y María Gracia Sosa.

El programa comenzó con la determinación de las dos semifinales, que se definieron por el azar: a través de un bolillero, Alicia y Paula se convirtieron en las "cabezas de serie" de las semifinales, y Robert y Gisela, sus respectivos rivales. Para ganar esa primera instancia, a decir del jurado Laurent Lainé, había que tener "creatividad y versatilidad".

Los participantes tuvieron 90 minutos para cocinar un plato dulce y un plato salado, con un único requisito: que las dos preparaciones tuvieran el mismo ingrediente. Y también a través del azar se definió el alimento en cuestión: el de Alicia fue el tomate perita, y el de Robert el zucchini.

Alicia preparó una sopa de tomate con berenjenas y chips de jamón, y un cheescake con coulis de tomate y frutilla. Robert fue por un zucchini relleno con salsa de hongos y hongos salteados, y un bizcocho de canela envuelto en zucchini, con una mermelada (que se pareció más a una compota, a entender del jurado) del mismo vegetal.

Si bien los dos cometieron pequeños errores, la sopa, que fue muy elogiada por su textura y por el equilibrio de sabores, inclinó la balanza a favor de Alicia, que se convirtió en la primera finalista. Robert se despidió entre lágrimas, y con muchos reconocimientos por parte del jurado.

En la segunda semifinal, a Paula le tocó trabajar con calabacín como ingrediente elemental, y a Gisela con zanahorias. La primera hizo una milhoja de berenjenas con hongos, queso de cabra y crema de calabaza, y un tatin de calabaza con salsa cítrica de yogur; y la segunda, una sopa crema de zanahoria con jengibre y crocante de albahaca, y una torta de chocolate con almendras, ciruelas, zanahoria y mascarpone.

Y si bien a las dos concursantes los nervios les jugaron una mala pasada, Gisela salió mejor parada en su desafío y pasó a la final donde, como es costumbre ya, tuvieron que hacer un menú completo en 120 minutos, a libre elección. Las únicas condiciones puestas por el jurado fueron que el menú estuviera pensado de forma integral, y que reflejara la personalidad de cada una y el aprendizaje de esta temporada.

Alicia preparó como entrada un flan de espárragos; un rack de cordero con risotto de hongos, zanahorias y vino blanco como plato principal; y un bavarois de naranjas especiadas con almíbar de arandanos y tejas de chocolate como postre.

Gisela, por su parte, hizo endivias caramelizadas con crema y ralladura de naranja; una lasaña con salmón, puerro y echalottes que le valió las felicitaciones del jurado; y un postre de boniato.

Y en una definición ajustadísima, aun cuando parecía que Gisela se había destacado con el nivel de su menú, Alicia fue la elegida por el jurado y le dio al interior su segundo trofeo de MasterChef, después del triunfo de Nilson en la primera temporada. La salteña fue la elegida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)