Perfil

¿Qué es de la vida de Jaclyn Smith, la popular actriz de "Los ángeles de Charlie"?

Fue una de las estrellas de televisión más importantes de fines de la década de 1970 y desde entonces siguió actuando y se diversificó en empresaria y activista

Jaclyn Smith
Jaclyn Smith, un ángel de Charlie

Los aplausos no duran para siempre. Tal es el caso de Jaclyn Smith, una de las protagonistas del famoso trío de Los Ángeles de Charlie, la popular serie de televisión de fines de los 70.

A diferencia de Farrah Fawcett (Jill Munroe) y Kate Jackson (Sabrina Duncan), la pelirroja que interpretó a Kelly Garrett en la ficción fue la única que permaneció durante las cinco temporadas y se volvió una de las actrices más populares y mejor pagas.

Y si bien tras la finalización de este proyecto el ángel más sensible siguió activa, poco a poco la vida la fue llevando por otro camino que la transformó en una reconocida empresaria en el mundo de la moda.

Ellen Jaclyn Smith nació el 26 de octubre de 1945 en Houston. Al parecer, siempre tuvo muy en claro su vocación, ya que estudió ballet y actuación desde pequeña. Al terminar el liceo cursó arte dramático en la Universidad Trinity e integró grupos teatrales en Boston y Nueva York.

Sus primeros papeles en Broadway (Los caballeros las prefieren rubias, Bye, bye, Birdie) hicieron que un agente la descubriera y le ofreciera su primer comercial: ser la cara de un champú. Ese anuncio sería un trampolín que la llevaría a la pantalla grande: estuvo en Los principiantes (1969), El mundo de los aventureros (1970) y Bootleggers (1974).

Mientras alternaba roles en cine y televisión con algunas producciones como modelo, le llegó su gran oportunidad con Los ángeles de Charlie.

Emitida desde 1976 y hasta 1981, hizo que Smith encabezara la lista de las actrices más populares y mejor pagas, además de liderar los rankings de las más bellas y elegantes .

Su poca suerte en el amor también comenzó a llamar la atención. Ya venía de un matrimonio fallido con el actor Roger Davis, el éxito lo vivió junto a Dennis Cole. Durante esta relación, Jaclyn (quien todavía no era madre) se encariñó con el hijo de su pareja, Joe. El asesinato del joven durante un robo en 1991 significó un duro golpe para ella.

Al terminar esel gran éxito, Smith se dio una nueva oportunidad en el amor con el productor y director de fotografía Tony Richmond, con quien tuvo a sus dos hijos Spencer Margaret y Gaston Richmon y de quien también se terminó separando ocho años después.

Si bien es cierto que Los ángeles de Charlie significó el lanzamiento a la fama de sus protagonistas, con la march Fawcett y Jackson empezó el declive de la ficción. Los nuevos reemplazos (Cheryl Ladd y Tanya Roberts) no adyudaron, por lo que en la quinta temporada los productores decidieron bajar la cortina.

Tras un final conmovedor (donde Kelly recibe un disparo en la cabeza aunque no muere), la actriz se volcó hacia los dramas de época encarnando a mujeres importantes de la historia, como en la miniserie Jacqueline Bouvier Kennedy (1981), un rol que le valió una nominación a los Globo de Oro) y Florence Nightingale (1985).

A partir de entonces, Smith acumuló decenas de roles aunque ninguno de la magnitud de aquella serie. En 2003, su cameo en Los ángeles de Charlie, al límite le permitió revivir parte del éxito, algo que repitió en 2019 en Ángeles de Charlie.

A diferencia del cine, sus apariciones en la televisión fueron cada vez más esporádicas. “Sólo trabajo en lo que me gusta. He rechazado muchos papeles porque no creía en ellos”, aclaraba sobre los motivos que la tenían alejada de la pantalla chica por aquellos años. Sin embargo, en 2007 la actriz decidió dar un vuelco en su carrera calzándose el traje de conductora para ponerse al frente de Shear Genius, una especie de Project Runway de peluqueros.

En 1985, y mientras Smith buscaba su rumbo dentro de los sets, le llegó una tentadora propuesta deKmart: desarrollar su propia colección de ropa para la marca. Si bien en un principio la rechazó, insistieron hasta convencerla.

A pesar de que muchos consideraban que su conexión con esta marca popular dañaría su imagen como actriz, ella se sumergió de lleno en este nuevo desafío. Parte del atractivo para Jaclyn era que no solo tenía la posibilidad de crear su propia línea sino que podía tener voz y voto en cuestiones de marketing, publicidad y diseño, “incluso hasta elegir los botones”.

Pionera entre las celebridades que crearon su propia marca, Smith no sólo se adentró en el mundo de la moda lanzando una colección de indumentaria y accesorios (Jaclyn Smith Collection y Women’s Wear Daily) sino que, años después, se animó a la ambientación y el diseño de muebles con Jaclyn Smith Home. #No se puede tener miedo al fracaso. Siempre les digo a mis hijos: ‘Vayan hacia algo que les dé miedo’. Tenés que arriesgarte o nunca llegarás a ninguna parte”, reflexiona.

Y si alguna vez tuvo dudas de sus valores y prioridades en este mundo, un diagnóstico de cáncer de mama allá por 2002 la volvió a poner en eje. “El cáncer te detiene en seco. Realmente te hace pensar en lo que es importante. En un segundo, la vida puede cambiar. No olvides dar las gracias por el amor y la familia. ¿De qué te sirve la vida sin ellos?”, confesó luego de someterse a un largo tratamiento de rayos.

A raíz de su experiencia se transformó en la vocera de Strength in Knowing, una campaña ideada para ayudar a víctimas de esta enfermedad. Su compromiso para apoyar la investigación de este tipo de enfermedades es tan grande que una parte de las ganancias de sus productos está destinada a eso. A su vez da charlas sobre su experiencia.

“Todo en mi vida es poco comparado con el cáncer. Si siento que no puedo manejar algo, rechazo las cosas”, advierte quien no importa lo ocupada que esté, diariamente se toma unos minutos para jugar con sus perros o rezar. “Son los pequeños momentos que aprovecho. Tenés que hacer algo por vos mismo todos los días, o te enojarás en la vida”, aconseja.

Contrariamente a las predicciones de quienes aseguraban que al involucrarse en el mundo de los negocios su carrera artística iba directo al fracaso, el nombre de Jaclyn Smith sigue vigente, ya sea por sus intermitentes participaciones en TV (Hope & Faith, La ley y el orden, CSI), como por su rol como activista en distintas causas sociales o por sus diseños en el mercado que le permitieron acercarse al público desde otro lado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados