TELEVISIÓN

La rebelión de las hermanas

Noomi Rapace se luce como heroína de acción en una película de Netflix.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La sueca Noomi Rapace interpreta siete roles distintos.Foto: Difusión

El mundo que propone el thriller dirigido por Tommy Wirkola ¿Qué le pasó a Lunes? es inhóspito, tanto como puede ser un planeta en el que algunas de las más populares pesadillas de la humanidad toman forma: superpoblación, cambio climático, escasez de alimentos, control electrónico de los ciudadanos, gobiernos autoritarios. Este panorama se agrava con el uso de ciencia aplicada a la agricultura, ya que como efecto secundario provoca nacimientos múltiples, miles de bebés que el mundo no se puede dar el lujo de alimentar. Por eso, una activista poderosa llamada Nicolette Cayman (Glenn Close) propone una política de un solo hijo por familia. Los hermanos que sobran son capturados por una unidad militar que recuerda a la Gestapo, anestesiados y congelados hasta que el planeta encuentre una manera de ser sustentable.

En este contexto es que nacen siete niñas gemelas, huérfanas, a las que el abuelo (Willem Dafoe) nombra como cada día de la semana, y las cría en un apartamento del que solo salen de a una, el día que su nombre indica.

En la intimidad del hogar las niñas pueden expresar sus individualidades pero puertas afuera todas comparten una única identidad: Karen Settman. Esa es la vida que mantienen durante tres décadas, hasta que la mayor de las hermanas, Lunes, desaparece.

La historia transcurre en la búsqueda que las otras seis realizan, todas encarnadas por la actriz sueca Noomi Rapace. Rápidamente el film se vuelca a la acción, con secuencias de peleas dignas de la saga Jason Bourne y escenas duras en las que la protagonista sorprende por su talento para desdoblarse y convertirse en una heroína implacable.

Por qué mirarlo.

Porque la película no esquiva la dureza que exigía esta historia. Es interesante cómo se maneja la necesidad de estas hermanas de actuar como un equipo para sobrevivir, mientras que el conflicto les exige empezar a abandonar esa postura y aprovechar los puntos fuertes de sus personalidades para cuidar esa única identidad que las escuda de un mundo caótico. Varias escenas son duras, tanto emocionalmente como en el grado de violencia, lo que genera un realismo notable. El film logra transmitir la opresión de vivir en una sociedad que perdió el sentido común sin distraerse en curiosidades del futuro, sino manteniéndose atento a sus personajes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)