CON JULIETA DÍAZ

¿Cómo es "Pequeña Victoria", la telenovela argentina que estrenó Canal 4?

La nueva ficción de Telefé tiene un elenco estelar en el que están Julieta Díaz, Natalie Pérez, Inés Estévez, Mariana Genesio y Daniel Hendler

"Pequeña Victoria", la nueva telenovela de Telefé que va por Canal 4. Foto: Difusión
"Pequeña Victoria", la nueva telenovela de Telefé que va por Canal 4. Foto: Difusión

"El nacimiento de una beba unirá los caminos de cuatro mujeres con diferentes realidades. Ellas transgredirán los protocolos de subrogación y decidirán compartir la crianza de la pequeña Victoria, que las interpelará y las desafiará al amor”, dice la sinopsis bien clara de Pequeña Victoria, la telenovela que estrenó ayer en Canal 4 (y el lunes en Argentina, por Telefé), y que se podrá ver de lunes a jueves a las 22.00.

La telenovela es una creación de Erika Halvorsen, guionista de Amar, después de amar, que se vio por el mismo canal; y autora de las novelas Desearás al hombre de tu hermana y El hilo rojo, que después fueron llevadas al cine (de hecho, adaptó el guion par la primera); y de Daniel Burman, director de la serie Edha y de películas como Dos hermanos o El abrazo partido. Y aborda la subrogación de vientre, en clave de comedia de enredos pero con un manto melodramático importante.

La historia de esta ficción es la de Jazmín (Julieta Díaz), una ejecutiva exitosa que quiere ser madre y subroga, de manera clandestina, el vientre de Bárbara (Natalie Pérez). A ellas se suma Selva (Inés Estévez), la remisera que rescata a Bárbara en pleno trabajo de parto, y luego aparece Emma (Mariana Genesio), una mujer trans que fue la donante de esperma.

De golpe, la niña Victoria tiene cuatro figuras maternas a su alrededor, cada una con una forma de vincularse y un trasfondo personal bien distinto. Si bien la beba será la que articulará las relaciones de estas mujeres, lo que más pesará a lo largo de la telenovela, a juzgar por el piloto emitido ayer, serán los vínculos de los adultos y los mundos que los rodean.

Para perfilarse como éxito, Pequeña Victoria tiene varios puntos a favor. Por un lado, está el elenco estelar: a Díaz, Pérez, Estévez y Genesio —y hay que resaltar el hecho de que haya una mujer trans coprotagonizando una ficción en horario central— se le suman Facundo Arana como el pediatra, Luciano Castro como un ex de Díaz que ahora tendrá que ver con su trabajo; Nicolás Francella y el uruguayo Daniel Hendler, que la semana que viene estrenará Así habló el cambista, nueva película de Federico Veiroj.

Y por otro, tiene un tema actual: los nuevos modelos de familia, ya alejados de los esquemas tradicionales establecidos; y la subrogación de vientre, a la que han recurrido Marley como Luciana Salazar o Flavio Mendoza, figuras mediáticas que han instalado un debate en los medios.

De hecho, el estreno de Pequeña Victoria ya levantó polémica en la televisión argentina. La periodista Marisa Brel, que también es madre subrogante, criticó el “manejo comercial” que se hizo del tema en la telenovela, ya que plantea que el personaje de Díaz no se embaraza para priorizar su cuerpo en función de su carrera; y que el de Pérez, que es la carrier, “alquila” su “vientre” solo por una necesidad económica.

De cualquier manera, Brel celebró “que se hable del tema subrogación en televisión y se naturalice en la gente”, según cita Clarín, aunque habrá que ver si esto se profundiza en Pequeña Victoria, o si el paso del tiempo la limitará solamente a los amores y desamores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)