Entrevista

Nicolás Francella habla de "Alta mar", el éxito español con tercera temporada en Netflix

Ayer se estrenó en la plataforma de streaming, la nueva temporada de la serie de los creadores de "Velvet", "Gran Hotel" y "Las chicas del cable"

Nicolás Francella
Nicolás Francella, un capitán argentino en "Alta mar"

Hace tiempo que las series españolas son furor y lideran los rankings. Y hace tiempo también que muchos actores argentinos son elegidos para participar en este tipo de producciones en el exterior. Al caso de Rodrigo de la Serna en La casa de papel o al de Benjamín Alfonso en la nueva serie Valeria, ahora se suma el de Nicolás Francella, que está en la tercera temporada de Alta mar —la serie de los creadores de Las chicas del cable, Velvet y Gran Hotel, que se estrenó ayer en Netflix— en el rol de un nuevo capitán.

En esta nueva oportunidad, la nave “Bárbara de Braganza” zarpará desde Argentina hacia México y la misión será acabar con un científico que esconde un virus letal a bordo. ¡Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia!

—¿Cómo llegó la propuesta?

—Fue a fines de septiembre del año pasado. La agencia que trabaja conmigo me avisó que Bambú Producciones y Netflix estaban haciendo un casting en el país para un personaje argentino, para la tercera temporada de esta serie. Me acuerdo que fui todo lookeado a la audición. En esa pequeña sinopsis que me enviaron, con la escena que tenía que interpretar, vi que se trataba de un capitán que arriba a este barco y traté de generar una primera buena impresión. El personaje tenía binoculares, así que busqué un par en casa y con una camisa y un saco simulé un traje de capitán. Fue un proceso medio extraño pero traté de hacer lo mejor. A la semana ya estaba con un pie adentro. Por esas cosas de la vida, justo me había hecho la ciudadanía europea, así que fue todo mucho más fácil. Los primeros días de noviembre comencé con los ensayos y las pruebas y ya a mitad de mes empezamos el rodaje.

—¿Qué nos podés contar sobre tu personaje?

—Mi personaje es un argentino que arriba al Bárbara de Braganza, y tiene mucha relación con el capitán, que es Eduardo Blanco. Es un chico muy encantador, que se trae algo entre manos y que va a tener varias caras a lo largo de la temporada. Pero no puedo contar mucho más, si no voy a spoilear (se ríe).

—La historia en esta tercera temporada da un giro y trata “justo” sobre un virus letal. ¡Qué casualidad!

—Es muy loco justo en este momento. Son seis episodios donde habrá muchas sospechas en cada camarote. Será cuestión de ir descubriendo qué sucede en cada rincón y combatir este virus. Va a haber personajes nuevos y el espectador va a estar sumergido en este misterio desde el primer capítulo.

—¿Veías la serie?

—Sólo la primera temporada y me había encantado. Cuando surgió esta oportunidad vi la segunda y no dudé en sumarme. Manejan una calidad y una filmación técnica muy superior. Es como muy cinematográfico todo, así que me dio mucho placer ser parte de esto.

—¿Cómo te recibió el elenco?

—Tanto la productora como los directores y los actores me recibieron muy bien. Fueron muy amables, muy cálidos y me hicieron sentir muy cómodo. Me encontré con gente muy linda. Tuve mucho contacto con Eduardo (Blanco), que lleva mucho tiempo trabajando en España, así que me dio un pantallazo de la ciudad y de cómo se trabaja allá. No lo conocía, no teníamos relación y la verdad que fue muy amoroso conmigo en esos cuatro meses. Todo el tiempo estaba preguntándome si necesitaba algo. Además, nuestros personajes interactúan bastante, así que nos volvimos muy cercanos.

—¿En qué te basas a la hora de elegir tus proyectos?

—Principalmente en el guion y en la historia. En este caso, me había gustado mucho la primera temporada y quería vivir la experiencia de trabajar en un proyecto original de Netflix. Además de que el personaje me divirtió mucho. Para mí fue una carta de presentación en el exterior que puede generar nuevas oportunidades. Fue una propuesta a la que le pude sacar mucho jugo: conocer otro país, trabajar allí, conocer a grandes directores y actores; todo eso me llevó a querer hacerlo.

—¿Qué dijo tu papá cuando se enteró que te ibas cuatro meses?

—Nos escuchamos y nos aconsejamos mucho. Nos leemos las cosas, damos nuestras opiniones sobre los proyectos de cada uno, tenemos un ida y vuelta constante. Junto con mi mamá y mi hermana Yoyi somos una familia muy cercana. Y si bien mi viejo es muy arraigado a nuestro país y el estar cuatro meses separados le tiraba un poco como padre, se puso muy contento con esta oportunidad. Siempre me incentivó para hacerlo y disfrutarlo al cien por ciento.

—Casi te agarra la pandemia en España

—Volví justo. Yo tenía fecha de regreso para el 15 de febrero y ya había llegado el primer caso al sur de España, pero todavía no había ningún tipo de alerta. A las semanas explotó todo.

—Y con todo esto, ¿se habla de una cuarta temporada?

—En su momento hubo una posibilidad de que me quedara cuatro meses más pero al final no se dio. Y ahora, con todo esto de la pandemia, no tenemos noticias. Nadie sabe nada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados