Cable

¿Cómo llega a su final "Mare of Easttown", la serie de HBO con Kate Winslet?

A las 23.00 se estrena el séptimo y último episodio de la miniserie dramática y policial sobre una detective y unos casos muy complicado

Mare of Easttown
Kate of Winslet en "Mare of Easttown"

Mare Sheehan las cossas no le han ido muy bien, y a un capítulo de terminar Mare of Easttown, la miniserie de HBO que cuenta su historia, no parece que las cosas vayan a mejorar así de fácil. Hoy a las 23.00 se conocerá el final del triste derrotero de esta detective con varios asuntos sin revolver.

La miniserie de siete episodios es una de las producciones fuertes de HBO para este año. Tiene el protagónico de Kate Winslet, la ganadora del Oscar, en su primer proyecto para la cadena desde Mildred Pierce que en 2011 le dio un Emmy. Son, de hecho, sus únicos trabajos televisivos.

Acá interpreta a una mujer que es madre, abuela y la única detective del pueblo; cualquiera de esos trabajos los encara full time. En ambos rubros es señalada como negligente por su familia y algunas fuerzas vivas del pueblo, principalmente por la madre de una adolescente desaparecida hace un año, un caso en el que Mare no ha podido avanzar mucho.

Una muchacha asesinada y otra desaparición, le darían la oportunidad de redimirse (ante la ciudadanía y, principalmente, ante ella misma), pero la distraen otros asuntos y una tendencia a tomar, siempre, la decisión incorrecta. En seis capítulos eso no cambió mucho.

Eso incluye a su entorno familiar en el que hay una madre enferma (Jane Smart), una hija con algunos conflictos (Angourie Rice), una nuera (Sosie Bacon) en recuperación y un nieto a su cargo. Su marido (David Denman) se mudó con su nueva familia a una casa en el fondo y su jefe (John Douglas Thompson) se está cansando de sus modales.

El recuerdo de un hijo que se suicidó también está ahí para atormentarla entre la culpa y un duelo mal procesado. Hay un par de intereses románticos, una amiga y una parentela complicada. Todos parecen ser parientes en Easttown, un pueblo de Pennsylvannia donde hay infanto juveniles y embarazos adolescentes. A eso se suman pobreza, desesperanza, adulterio, abusos de parte de sacerdotes y mucha violencia. Es un menú cargado que aporta varias líneas de interés aunque dispersa un poco.

Se acerca bastante en su planteo a Happy Valley, una serie de la BBC sobre policía mujer de pueblo chico con una vida repartida entre un caso por resolver y una interna doméstica complicada. Igualito que acá. Los paisajes áridos y siempre invernales la acercan a los dramas policiales nórdicos.

Si quiere ponerse al día para ver el cierre de hoy a las 23.00 en HBO y tiene la tarde como hacerlo, la serie completa está disponible en, por ejemplo, NSNow de Nuevo Siglo.

La serie está escrita y producida por Brad Ingelsby, que viene del cine, y dirigida por Craig Zobel, de quien hace poco se vio en cines La cacería. Es un drama importante aunque en los dos últimos episodios ha derivado más hacia el policial. Ha dejado varios cabos sueltos que no parece vayan a resolverse en el episodio de hoy. Tampoco parecería necesitar una segunda temporada.

Uno de los problemas que la serie ha mostrado hasta ahora, o sea en los primeros seis capítulos, es cierta indecisión y una recurrencia hacia caminos sin salida para poder mantener la tensión. Hay acusaciones sin mucho fundamento, líneas argumentales que se diluyen y hasta personajes (el escritor que interpreta Guy Pearce, el detective que interpreta Evan Peters) que por una razón no especificada se enamoran de ese saco de nervios que es Mare.

Eso no quita que Mare of Easttown haya tenido a su público atrapado hasta ahora y que la escena final del capítulo anterior haya dejado la acción en un punto de quiebre. Mare va camino a resolver el caso pero, por eso de la causa y efecto, ya mostraron un arma que probablemente termine con alguien malherido.

Al igual que The Undoing, la miniserie policial con Nicole Kidman y Hugh Grant, es, en su mejor faceta, un policial atrapante.

Winslet se afea para el protagónico y aunque es difícil separar su imagen de estrella, sabe cómo darle intensidad a su personaje. Está muy bien Smart como una madre cuyo feudo con su hija es una especie de alivio cómico en un panorama tan aciago.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados