ENTREVISTA

Juan Miguel Carzolio: "Si te atas a una ideología, te das contra la pared"

El conductor de "Las cosas en su sitio" habla de los cambios en su carrera y su nueva faceta como panelista en el programa "Polémica en el bar"

Juan Miguel Carzolio
Juan Miguel Carzolio. Foto: Lenoardo Mainé

Desde julio, la vida profesional de Juan Miguel Carzolio cambió. Luego de cinco años al frente de Desayunos Informales se fue del periodístico diario de Canal 12. También se alejó del ciclo dominical Séptimo Día, para asumir el rol de conductor y director de Las cosas en su sitio en Radio Sarandí, programa que conoce desde hace muchos años. “Más que por la conducción al aire que la había hecho decenas de veces en suplencias, por primera vez en mi carrera dirijo un equipo. Y hay que contemplar los distintos puntos de vista, miradas, sensibilidades y convertir eso en un programa que me gusta y con la línea que la audiencia de la radio espera a esa hora de la mañana”, dice Carzolio.

El comunicador no pensaba trabajar en radio, ni tampoco en televisión cuando terminó la facultad de comunicación. Él quería trabajar en publicidad, aunque terminó en Sarandí, radio a la cual entró en agosto de 2003, y donde continúa, ahora junto a Iliana da Silva en la conducción de Las cosas en su sitio, tras la salida de Ignacio Álvarez, quien ya tiene nueva radio y fecha de regreso.

Carzolio
Juan Miguel Carzolio, uno de los conductores de Hora de cierre junto a Jaime Clara. Foto: Archivo

En estos últimos meses, la palabra cambio ha resonado mucho en la cabeza de Carzolio, quien fue padre por segunda vez de Caetano, hace apenas 20 días. “Fue todo medio junto. Fue un año raro para todo el mundo y en el sentido personal y profesional muy positivo para mí, en medio de todo esto que estamos viviendo”, dice el comunicador que desde el pasado viernes se sumó a la mesa de Polémica en el bar, en Canal 10.

Y si hay alguien que sabe de polémicas, es Carzolio, quien ha sido señalado un día de ser de izquierda y al otro de derecha, y se ha peleado en cámaras con políticos de toda índole en estos años haciendo Desayunos Informales. Por esas conocidas discusiones, el sumarse a Polémica en el bar, no le genera demasiadas preocupaciones.

De esta forma en lo personal, lo profesional, y también lo deportivo porque su equipo, San Juan Universitario salió campeón en la Liga Universitaria, el 2020 va a ser un recuerdo lindo para Carzolio, en medio de tanta cosa que pasa en el mundo. “Hay que saber disfrutar de los momentos buenos de la vida, porque lo malo viene solo”, agrega.

Juan Miguel Carzolio. Foto: Leonardo Mainé
Juan Miguel Carzolio. Foto: Leonardo Mainé

—Hace 17 años que hacés radio. ¿Te imaginabas este presente?

—No, ni ahí. Entré en un momento post crisis, quería trabajar porque había terminado la facultad de comunicación pero nunca había pasado por mi cabeza hacer radio o periodismo y me encontré con una vocación. Me la contagió mucha gente en los primeros años en Sarandí y entendí que la parte creativa que era lo que me gustaba de la comunicación la podía volcar. Parte del misterio pasa por hacer algo que a la gente le den ganas de escuchar porque se entretiene, más allá de la informarse, la seriedad y el rigor periodístico que hay que tener. Encontré este camino que hoy me tiene acá, hoy estoy contento con el presente que tengo.

—Saliste de Desayunos Informales y te sumaste a Las cosas en su sitio, ¿cómo fue ese cambio?

—Se fue dando todo encadenado. Había estado cinco años en Desayunos Informales, diez años en Hora de cierre, cumplí 40 años, venía mi segundo hijo, fue un momento de grandes cambios y estoy muy contento. Radio Sarandí es mi casa, estar haciendo la mañana es estar con el timón del barco más importante, Es un desafío importante pero lo vivo y hago con alegría y disfrutándolo. Me parece que eso es clave para hacer lo que hacemos nosotros. Estar pasándola bien haciendo lo que a uno le gusta es fundamental para que los que están del otro lado lo disfruten.

—¿Cómo se siente que desde el año que viene vas a competir con Ignacio Álvarez, tu compañero de muchos años en la radio?

—Me alegra que Nacho esté en la radio. Cuantas más propuestas periodísticas, de entretenimiento y mirada uruguaya de las cosas podamos tener, vale la pena. Me parece que es lo mejor para que apuesten los medios en Uruguay. Hoy las propuestas a través de las plataformas son infinitas y está bueno que los medios de acá apuesten a gente de acá con propuestas para gente de acá. En ese sentido me pone contento.

Polémica en el bar
Polémica en el bar. Foto: Archivo

—¿Cómo surge el pase a canal 10 y a Polémica en el bar?

-En Canal 12 hace unos meses que terminé mi vínculo. Cuando me fui de Desayunos también salí de Séptimo día y se dio la posibilidad para sumarme a Canal 10 para estar en Polémica en el bar. No tenía otra propuesta de Canal 12, me acercaron el proyecto con gente que conocía, otra que conocí, me sentí a gusto y acepté.

—Cuando se conoció que te sumabas al programa, algunos internautas dijeron que sos de izquierda y otros de derecha, ¿cómo te llevás con esos comentarios?

—Eso habla más de quien lo dice que de uno. Tampoco creo que eso necesariamente hable bien de mi trabajo. Puedo hacer mi trabajo muy mal e igual me van a criticar. De esos comentarios me río, tratando de mostrar para que reflexionamos, porque la gente suele mirar el mundo de una manera muy sesgada.

—Está esa lógica de estás con nosotros o en nuestra contra.

—Sí, y esa lógica a mí me parece medio perversa.

—Más allá que te has peleado en público y en privado con la gente, ahora te tenés que pelear en televisión. ¿Cómo te sentiste en estos primeros programas?

—Peleas, polémicas, debates, intercambios de ideas en distintos tonos he tenido al aire en Desayunos Informales, en la radio, con el propio Nacho, mirá que esa mesa de la mañana de Sarandí ahora con el pase viene gente pesada para discutir: Aldo Silva, Gabriel Pereyra, Valeria Superchi, la propia Iliana, así que ya tengo recorrido. Con la mesa de Polémica ya he trabajado con Nicolás Lussich, Patricia Madrid, tuve muchas tardes con Sergio Puglia, así que me siento en un lugar con gente con la que tengo cariño y respeto y eso me hace más fácil la entrada. A Alberto también lo conozco desde hace muchos años cuando él estaba en la Sport y yo le prestaba alguna computadora de prensa. También la gente de producción la conozco porque la gente de Zur estuvo en el proyecto inicial de Desayunos, y que vuelvan a apostar por mí, lo valoro.

Juan Miguel Carzolio
Juan Miguel Carzolio y Mirtha Guianze. Foto: Archivo

—En estos años se te han armado polémicas, como el ida y vuelta con Mirtha Guianze. ¿Te esperabas una respuesta así?

—Eso fue una cosa que no tenía nada que ver con nada y terminó en una cosa que prefiero ni acordarme. En algún momento te das cuenta que estás en una mesa con gente que antes mirabas por la tele y les hablás de igual a igual. Eso te pasa con comunicadores, políticos, deportistas. Todavía me pasa con algún deportista o artista, me conmueve.

—¿Por qué?

—Porque no estoy acostumbrado a que un artista toque en vivo, y eso es un privilegio que tiene estar en la radio. Eso hace sentir que sos un igual al otro, somos todos seres humanos. A veces en el mundo de hoy, todo es mirado en blanco y negro, y yo no soy así. Trato de entender los distintos puntos de vista para entender la realidad, y no puedo decodificarla con una sola ideología, necesito sumar cosas de otros lados porque todas tienen cosas muy mal. Porque si te atas a una ideología, te das contra la pared.

—Este cambio a Canal 10 puede incluir en el futuro algún otro programa además de Polémica?

—No hay nada más hablado, pero de mi parte siempre estoy abierto a escuchar propuestas. El canal me dio a entender que me abre la puerta para el día de mañana hacer otra cosa. Igual vamos paso a paso que voy dos programas en Polémica. También estar concentrado en lo que uno está haciendo, es grande el desafío de la mañana, de Polémica, dos niños chicos, así que las cosas de acá a fin de año están equilibradas, después veremos.

—Estos cambios de trabajo, en la mañana y en la noche haciendo polémica, te da más tiempo para estar en familia, no?

—Sí, por un lado efectivamente en cuanto al tiempo físico de compartir con el cuidado que la cabeza no esté demasiado afuera, porque tengo que dedicarle parte del día a pensar en un programa que tengo que conducir y dirigir un grupo de gente. Ya veremos cómo repercute Polémica, pero en principio tengo más tiempo para estar con la familia, pero no hay que descuidarse porque la pantallita del teléfono no te consuma ese tiempo también.

—¿Para no enfrascarte en polémicas virtuales?

—Claro. Estás todo el día en las polémicas y en las lógicas del programa. Tengo que hablar con muchas personas y tengo tareas que no hacía, como estar dirigiendo Las cosas en su sitio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados