ENTREVISTA

Jorge Piñeyrúa y el regreso de "Pasapalabra": "Me divierte hacer lo que hago"

El conductor de "Pasapalabra", "Polémica en el Bar" y "La mesa de los galanes" habla sobre la nueva temporada del ciclo de entretenimientos

Jorge Piñeyrúa. Foto: Leo Mainé
Jorge Piñeyrúa. Foto: Leo Mainé

El primer día del último mes del año marca el regreso de Pasapalabra, ese divertido programa de entretenimientos que conduce Jorge Carlos Piñeyrúa que esta noche, a las 21.00 vuelve a la pantalla de Canal 10.

El también anfitrión y mediador de Polémica en el Bar es uno de los conductores más reconocidos de la televisión uruguaya (y la radio también), y pese a su trayectoria y sus variados premios, atiende el llamado de El País pidiendo disculpas por no haber podido responder antes los mensajes para coordinar la entrevista. Eso habla de la sencillez con la que se maneja este hombre de televisión que tiene dos programas al aire, también uno de radio y un conglomerado de medios para atender.

Piñeyrúa se convirtió en una de las figuras de Canal 10 gracias a ciclos como Cerrá y vamos, Yo y 3 más, Bendita TV y Salven el Millón, todos programas exitosos donde este divertido conductor se pudo lucir y que le valieron distintos reconocimientos como el Iris de Oro. Y mientras la polémica está servida los viernes y domingos a la noche, hoy es la vuelta de Pasapalabra, ese formato surgido en Inglaterra hace más de 25 años que estrena la tercera temporada de su versión local. Esta noche, Piñeyrúa estará acompañado por participantes y jurados de Masterchef Celebrity: Sergio Puglia, Soledad Ramírez, Ximena Torres y Alfonsina Maldonado. Ellos cuatro son las celebridades que ayudarán a Alejandro, quien regresa para defender su título y a Oscar, el nuevo retador de este conocido formato de preguntas y respuestas.

Jorge Piñeyrúa volvió al frente de Pasapalabra. Foto: Difusión
Jorge Piñeyrúa volvió al frente de Pasapalabra. Foto: Difusión

En esta entrevista, Piñeyrúa adelanta algunas de las novedades de esta temporada de Pasapalabra, cómo es ver a su padre conduciendo el periodístico en La letra chica, y también su rol en Polémica en el bar.

—¿Qué valoración hacés de Pasapalabra que regresa hoy a la televisión?

—La primera parte del año anduvo bárbara. No nos extrañaba ese éxito porque es un formato ya probado en todas partes y acá ya había caminado bien en las entregas anteriores. Pero me sorprendió la cantidad de niños que ven el programa, porque es un formato para toda la familia. No sé si será por los colores o la cara de payaso que tengo, pero es un programa que le llama la atención a los niños. Después con la incertidumbre de un ciclo que arranca de nuevo por más que hace poco que terminó de salir al aire y terminó con buena aceptación del público.

Jorge Piñeyrúa. Foto: archivo
Jorge Piñeyrúa con el Iris de Oro. Foto: archivo

—Lo único que le faltó a la temporada anterior fue que se llevaran el Rosco.

—Por ahora no terminó el año, vamos a ver qué pasa con el Rosco ahora. Ya tenemos unos cuantos programas y vamos a seguir grabando casi que a medida que los programas salgan al aire, así no se pierde la frescura.

—¿Hay pasito de baile nuevo en esta nueva temporada?

—Algo probamos, es un pasito nuevo pero no va a ser tan exitoso (risas). No soy muy creativo con los pasos de baile y me parece que le voy a pedir a mi mujer que es profesora de danza que me enseñe alguno. Igual ya bastó, son demasiados papelones.

Jorge Piñeyrúa en "Pasapalabra". Foto: Captura de Canal 10
Jorge Piñeyrúa en "Pasapalabra". Foto: Captura de Canal 10

—¿Cómo han sido las grabaciones con las nuevas medidas sanitarias?

—Hay varias cosas que cambian por este tema. En primer lugar no hay tribuna como en otros años, además hay más distanciamiento entre los participantes y yo. El año pasado jugaba, bailaba o abrazaba a los participantes y ahora ese tipo de contacto lo estamos evitando.

—¿Hay juegos nuevos?

—Sí, tenemos un par de juegos nuevos. Uno es el “Tutti-frutti” que está bueno para que la gente se divierta en casa porque es igual a como lo jugábamos en la escuela. Y está bueno ver cómo los participantes defienden sus respuestas, porque escribís apurado y a veces ponés cualquier respuesta. Me parece que va a estar divertido, por la gente en su casa y para ver cómo los participantes defienden, a veces, lo indefendible de sus respuestas. El otro juego nuevo es “Cómo se escribe”, donde aparecen muchas palabras juntas y el participante tiene que elegir la que esté bien escrita, sin faltas de ortografía. Ahí también se pica la competencia.

Jorge Piñeyrúa. Foto: Leo Mainé
Jorge Piñeyrúa. Foto: Leo Mainé

—¿Por qué te gusta hacer programas como Pasapalabra?

—Estoy recontra contento de hacer este programa porque me dio muchas alegrías en el sentido que a la gente le gustó y a mí me divierte hacer lo que hago. Me gusta jugar con los participantes, así que estoy re contento con la vuelta del programa.

—Es el broche de oro para un gran año, entre las radios de Magnolio y los programas de televisión como Pasapalabra y Polémica en el bar.

—Fue un año larguísimo para todo el mundo. Por la pandemia se cambiaron algunos vínculos, hay gente que no puede ver más a sus padres o abuelos o nietos, hubo gente que falleció. También se perdieron trabajos. Todo eso lo hizo ser un año triste para todo el mundo. Y si bien en la televisión y la radio se sintió el golpe, nosotros pudimos hacer los programas de televisión, y que las radios anden bien, me deja contento dentro de ese panorama generalizado que no da para festejar mucho.

Jorge Piñeyrúa
Jorge Piñeyrúa en "Salven el millón". Foto: Difusión

—También hacés Polémica en el bar, ¿cómo se vive la interna de ese programa?

—En Polémica nos va muy bien, estamos cumpliendo un año y se instaló bien en el horario central. Hay días más polémicos que otros, hay días donde te vas más preocupado que otros, pero la gente lo disfruta, y en definitiva es lo importante.

—Cuándo se arman polémicas fuertes, ¿Cómo son las pausas en el programa?

—Este programa busca la polémica y a veces es muy difícil transitarla sin desbandarse, pero de a poco vamos encontrando ese equilibrio. Se abordan temas de actualidad y se intentan dar la mayor cantidad de visiones posibles sobre cualquier tema. Estamos aprendiendo a hacer este programa que, como su nombre indica, busca generar la polémica, pero sin enojarse.

Polémica en el bar
Polémica en el bar

—Más allá que intentás ser el mediador, ¿cuándo se vivió la mayor polémica?

—Hubo varios programas picantes. Recuerdo uno de los primeros, con (Gerardo) Sotelo y (Óscar) Andrade que estuvo bastante fuerte. Hace poco hubo otro entre el Fiscal de Corte, Jorge Díaz con Alberto Sonsol. Todos estamos tratando de aprender a hacer un programa que puede generar discusiones o intercambios por los temas que se tratan.

—Y Polémica siempre se convierte un tema de conversación en las redes sociales.

—Cuando se planteó de hacer el programa le tenía fe, pero fue más de lo que uno imaginaba. Ahora vamos dos veces por semana y le genera a la gente que esta a favor o en contra de un tema. Hay críticas que son atendibles, después hay otros que se enojan con Sonsol, (Patricia) Madrid, o conmigo. A veces somos los peores, en otras somos unos fenómenos. Eso es lo bueno del programa.

—¿Hay un límite para la polémica o vale todo?

—Creo que debe haber un límite y lo tratamos de encontrar.

Polémica en el bar. Foto: Leo Mainé
Polémica en el bar. Foto: Leo Mainé

—Entre los programas de televisión que hacés, el de la radio y el trabajo de administración, ¿hay tiempo para el descanso?

—Cuando uno hace las cosas que le gusta, los tiempos son relativos. Me encanta hacer los programas de televisión y de radio. Además, trabajo con Iñaki y el Rafa que es imposible pasarla mal y por más horas que sean, no da para quejarse.

—En cualquier momento te llevás el colchón al trabajo. ¿Lo llevás al canal o a Magnolio?

—Ya son mis dos casas (risas). En el canal desde hace 20 años que estoy y en la radio menos pero igual es mucho tiempo. Me parece que en cualquier momento me mudo para Palermo que es por donde ando mucho. Al menos voy de un lado al otro caminando que quedan cerca.

—¿Cómo ves a tu padre haciendo La letra chica?

—Bárbaro, como cualquier hijo querés ver bien a tu padre, y lo que me pone contento es que él esté contento, con eso estoy satisfecho.

—¿Te sorprendió verlo hacer un programa periodístico?

—Creo que quien se sorprendió fue quien no lo conocía, porque si uno lo escucha en la radio o lo conoce, sabe que más allá de sus opiniones de fútbol, es un tipo súper instruido, culto, metido en los temas de actualidad. Esta más que capacitado para un programa así.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados