Cable

HBO estrena una nueva temporada de "In Treatment", una serie que está de regreso

Originalmente era una serie israelí y en la década pasada hubo una versión con David Byrne, ahora vuelve con su formato de historias contadas a través de la terapia

Uzo Aduba
Uzo Aduba como la psicóloga clínica, Brooke Taylor en el regreso de una serie exitosa.

La primera versión de In Treatment —la serie que, renovada, se estrena hoy en HBO, a las 22:00— es de 2008 pero su formato era novedoso para un mundo preNetflix.

Estaba ambientada en Brooklyn y era una adaptación de una popular serie israelí, Be’ Tipul, que transcurría en Tel Aviv. Tenía una estructura inusual. Un terapeuta -Assi Dayan en Be’ Tipul, Gabriel Byrne en In Treatment-, veía a un paciente diferente cada noche. Y luego, en la cuarta, quinta o sexta noche de la semana, veía a su propio psicoanalista. Los episodios consisten básicamente en dos o, a veces, tres personas hablando sobre sus sentimientos.

Este nuevo In Treatment, protagonizado por Uzo Aduba como la psicóloga clínica Brooke Taylor, planea ofrecer cuatro episodios por semana durante seis semanas. Hoy van dos.

Los showrunners son Jennifer Schuur (My Brilliant Friend, Unbelievable) y Joshua Allen (Empire), dos nombres importantes en la industria.

“No quiero usar una palabra de moda de la escuela de posgrado como ‘zeitgeist’, pero es el programa adecuado para el momento adecuado”, dijo Allen sobre la pertinencia de una serie psicoanalítica en tiempos así.

El resurgimiento de In Treatment no fue necesariamente una estrategia cínica pero fue conveniente. En medio de una pandemia, las cadenas de cable también estaban ansiosas.

“Estábamos discutiendo ideas para programas que podrían producirse con un elenco y una producción más pequeños, algo así como In Treatment”, dijo Casey Bloys, director de contenido de HBO y HBO Max. “Entonces la siguiente pregunta fue, ¿qué tal una nueva versión de In Treatment?”

En un año en el que un número récord de adultos ha informado de ansiedad, depresión y síntomas consistentes con el trastorno de estrés postraumático, una psicoanalista experimentada, y sí, está bien, ficticia, está aquí para ayudar.

Allen y Schuur se comprometieron a ofrecer los mismos placeres del original: la intimidad, la hiperactividad, el enfoque intenso en la psicodinámica de dos personas en una bonita habitación. Pero incluso la habitación es diferente. La serie cambió la casa de piedra rojiza de Paul en Brooklyn por un bungalow de mediados de siglo meticulosamente decorado en Baldwin Hills, un vecindario próspero y predominantemente negro en Los Ángeles.

Hay otros cambios menos estéticos. En lugar de centrarse en un hombre blanco, este nuevo programa destaca a una mujer negra. “Simplemente se sintió importante, francamente, poder hablar sobre la terapia en el contexto de las comunidades de color”, dijo Schuur.

Aduba (Orange Is the New Black) fue la primera opción para el espectáculo. Nunca había visto In Treatment y los guiones iniciales de la nueva versión la confundieron.

Los showrunners también se aseguraron que los pacientes fueran variados. “No es una terapia de Woody Allen”, dijo Allen. Los pacientes son Eladio(Anthony Ramos), un asistente de salud latino; Colin (John Benjamin Hickey), un blanco en libertad condicional; y Laila (Quintessa Swindell) una adolescente negra, ofrecen diversidad racial, étnica y socioeconómica, así como diversidad de edades.

Hay que ver si la serie conserva el encanto y la sorpresa de aquella de 2008. Prometen actualizar los temas y las ideas. Con eso debería alcanzar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados