REPASO

"Got Talent Uruguay": comenzó el "corte del jurado" y dejó una noche memorable

El programa de talentos de Canal 10 inició su segunda etapa y ocho participantes ganaron su pase a la semifinal luego de una noche repleta de emociones

Imagen promocional de "Got talent Uruguay". Foto: Difusión
Imagen promocional de "Got talent Uruguay". Foto: Difusión

"Soy yo, la Nati oriental", comentó Natalia Oreiro al comienzo de la nueva entrega de Got Talent Uruguay. "Sí, un poquito más rubia; unos reflejos, nomás. Estoy así porque estoy haciendo de Evita (Perón) en una serie", dijo. Con un vestido rojo, su nuevo look y su simpatía de siempre, la cantante y actriz dio inicio al "corte del jurado", la nueva etapa del certamen estrella de Canal 10.

Según adelantó, 79 actos volverán al escenario para ganarse su pase a la semifinal. "Pero esta vez las reglas son distintas: los participantes compiten entre sí porque el jurado solo podrá salvar ocho actos por programa", explicó. "Va a ser una difícil decisión para nuestro excelentísimo jurado", comentó en referencia a María Noel Riccetto, Claudia Fernández, Agustín Casanova Orlando Petinatti. 

Antes de iniciar la nueva ronda del concurso, el conductor de Malos Pensamientos bromeó sobre el cambio de look de OreiroAdemás de su clásico traje y lentes oscuros, subió al escenario con una peluca rubia al estilo de Raffaella Carrà mientras bailaba "Explota, explota".  

El grupo K'ndombe fue el encargado de inaugurar la noche. Con los cuerpos pintados de color fluorescente al estilo de la portada de The Low End and Theory, de A Tribe Called Quest, el grupo de percusión se acompañó de un DJ para ofrecer una gran mezcla entre candombe y música electrónica. La estrella fue Emilia, nieta de Waldemar "Cachila" Silva, que se llevó la ovación del jurado gracias a su sorprendente coreografía. Fue uno de los grandes momentos de la edición del martes. 

Agustín Fuentes, que había pasado de ronda gracias a su trabajo como hombre orquesta, interpretando varios instrumentos en base a loops, volvió para la revancha. Pero esta vez cambió el formato. Se acompañó de sus profesores de guitarra y saxofón para versionar "Loco (tu forma de ser)", uno de los grandes éxitos de Los Auténticos Decadentes. Sobre el final, el participante dejó un solo de saxo. "Sos un virtuoso de la música, respirás música”, le dijo Petinatti. 

Lautaro Colman, de seis años, logró otro de los puntos altos de la jornada. Caracterizado como un "mini-Hércules", se acompañó de dos gladiadores para una performance definida por la destreza del participante en las anillas. "Es extremadamente mágico", dijo el excantante de Marama. "Performances como estas merecen estar en Got Talent Uruguay".

Bernardo Steiner, que en su audición se ganó la aprobación del jurado con su interpretación de "El día que me quieras" —aunque tuvo serios problemas de tempo—, demostró su evolución. En vez de una pista de sonido, se acompañó de un trío de guitarristas para interpretar una notable versión de "Mano a mano". Si bien mantuvo algunos problemas de tempo, su cálida interpretación y su presencia —se movió por el escenario con su traje y sombrero—, ofreció una celebrada actuación.

Ezequiel Ferrao, una drag queen cuyo personaje L’orane McMichaels logró que Riccetto se arrepintiera de darle un "no" en la etapa de audiciones, volvió con una presentación sorpresiva y de una cuidadísima estética asiática. "Que suerte que me arrepentí", reveló Riccetto. "Pero me faltó el humor". 

Vale y Dido, los hermanos oriundos de Rivera, volvieron al escenario de Got Talent para dejar una actuación llena de breakdance y de movimientos admirables. Todo al ritmo de "Tokyo Drift", el éxito de Teriyaki Boyz que se popularizó gracias a la saga de Rápidos y Furiosos.

Sin dudas, lo de Ariel Saldías fue lo más emotivo de la noche del martes. El participante que quedó en la memoria de los seguidores del certamen gracias a su frase “Soy un ser maravilloso y me amo”, cantó un emotivo clásico del repertorio lírico y se lo dedicó a su sobrino, que "falleció en el vientre" de su hermana. "Va con todo el amor", dijo tras quebrarse en lágrimas. "Qué bueno que el arte pueda conmovernos, más allá de traernos recuerdos no tan felices", le dijo Petinatti, que por un momento se despojó de su personaje lleno de arrogancia. "Te ganaste un nombre, el aplauso de todos y el reconocimiento". Tiene razón.

Guadalupe Morales, de 11 años, que en la instancia de audiciones se ganó la ovación de todos gracias a su versión de "Así no te amará jamás" —"Es una señora encerrada en el cuerpo de una niña", le dijo Riccetto en su momento—, volvió al escenario. Esta vez interpretó "Creo en ti", un clásico de los mexicanos Reik, pero se notaron algunos errores debido a los nervios.

Luego le llegó el turno a Dupla bella, encargado de hacer pole sport. "Queremos deconstruir la mirada sobre este deporte, que está apuntado a la sexualidad de la mujer; esto es sumamente deportivo", explicaron antes de su actuación. “Gracias por este show maravilloso. Quedó muy clara su energía, lo bien que se complementan; por momentos parecen una”, les dijo Fernández, quien celebró su sorprendente participación.

Nahir Da Rosa, la abuela cantante que llegó a Got Talent diciendo que había nacido para cantar, volvió a emocionar al jurado. "Sos impecable, irreprochable y tenés esa cosa de buscar la perfección que es lo que hace a una artista”, le comentó Riccetto. “Quiero que me recuerden cantando. Si bien tuve una vida difícil y la sigo teniendo, estoy cumpliendo el sueño de tres generaciones", respondió la participante de Salto.

Alfredo Swier dejó una de las actuaciones más olvidables de la noche. "La banda te tiene que despedir. Sos un irresponsable, te perdiste", le reprochó Petinatti. "Siento que metiste el demonio negro, pisaste un cáscara de banana y te me dormiste. El artista faltó a al cita". 

Jessica Mateauda, que en la ronda de audiciones emocionó con su versión de "Imagine", volvió para interpretar "Diamonds", de Rihanna. Sin embargo, en esta ocasión tuvo algunos problemas de afinación en las notas altas, y el jurado se lo hizo saber.

Carlos González volvió con su gaita escocesa, pero esta vez acompañado de un trío de bajo, batería y guitarra que le aportó riqueza a su propuesta. "Me hiciste enamorar de la gaita. Me gustó mucho la fusión", le dijo Fernández.

Daddy Yankee —sí, así se hace llamar— regresó al certamen para homenajear a su ídolo. En esta ocasión, interpretó un enganchado que incluyó los éxitos "Llamado de emergencia" y "Con calma", pero no generó emociones. "Te luciste para el público que consume esa música (reggaetón), pero solo sos un imitador", comentó Petinatti. "Falta una impronta que le aporte un plus al show".

Por último, el grupo de dance-cover —o sea, representaciones de coreografías ya creadas— Vermillion subió al escenario para bailar "Wannabe", del girl group coreano ITZY. El grupo de 16 bailarinas sorprendió con su propuesta y creó nuevos movimientos para llevarse el aplauso del jurado. "Me encantó lo que hicieron. Por momentos sentí que era un videoclip", les dijo Fernández. "Tienen belleza, inteligencia, fuerza y energía".

Tras una larga deliberación, los jurados eligieron a los ocho actos que participarán de la semifinal de Got Talent Uruguay y que seguirán en carrera por llevarse el premio de un millón de pesos. Se trata de Lautaro Colman, Dupla Bella, Carlos González, el grupo K'ndombeVermillion, Nahir Da RosaBernardo Steiner Ariel Saldías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados