REPASO

"Got Talent": una propuesta de matrimonio, tango, danza y un nuevo botón dorado

Marina Vidal se llevó el Botón Dorado de Petinatti en una jornada que contó con mucho rock, danza, acrobacias y el regreso de Estelita Brasil

Got Talent. Foto: Captura
Got Talent. Foto: Captura

Parece mentira que ya pasó una semana, pero aquí estamos con una nueva instancia de audiciones en Got Talent Uruguay.

Natalia Oreiro, más radiante y brillante que nunca apareció en el escenario para dar inicio a una nueva jornada de audiciones que tuvo una novedad, regresó Orlando Petinatti luego de un par de semanas ausente. De esta forma volvió a estar presente el jurado completo que integran también  María Noel Riccetto, Claudia Fernández y Agustín Casanova.

Así fueron las audiciones que pasaron al Corte del jurado

Intense, un grupo de danza del Cerro con un llamativo vestuario, fueron los encargados de abrir la noche. Llegaron prometiendo una coreo de danzas urbanas y demostraron un gran nivel de sincronización y mucha energía. Y eso que eran 19 integrantes en el escenario. El público terminó de pie pidiendo Pase de Oro. "Gracias" les dijo María Noel Riccetto. "Este es un grupo de baile. Increíble, felicitaciones", agregó. Petinatti comentó que son un conjunto que puede llegar a la final. El conjunto se fue con cuatro votos positivos.

Sergio Moreira es de Lavalleja y llegó a Got Talent para cantar tango, un género del que se sintió apartado por ser afro. Su apasionada y afinada interpretación de "Por una cabeza" género aplausos del público, aunque fue su propuesta de matrimonio lo que se robó el momento. Es que después de cuatro pedidos de matrimonio negativos, Eva le dio el sí a Sergio sobre el escenario de Got Talent.

Después de ese momento televisivo, llegó la votación de los jurados. "Creo que naciste para cantar tango", le dijo Fernández, iniciando una seguidilla de comentarios positivos sobre su audición. Así, Sergio fue el primer participante en llevarse cinco "sí" en una noche: cuatro de los jurados y uno de su prometida.

Santiago Wilkins nació en Argentina pero se crio en Uruguay y se presentó con una propuesta circense en Got Talent. Su show tuvo acrobacias, malabarismos y si bien tuvo algún percance, seguramente producto de los nervios, se fue con los cuatro votos positivos.

Lorane McMichaels (Ezequiel Ferrao) llegó al escenario y le preguntó a los jurado si estaban listos para ella, y no mentía. Muchos trucos, saltos y baile fueron elogiados por Casanova y Fernández, aunque Riccetto y Petinatti le dieron un no.

Mientras se despedía de Oreiro, Riccetto la convoco de nuevo al escenario para decirle que había cambiado de parecer, que creía en las segundas oportunidades y que le daba un sí. De esta forma Lorane pasó al corte del jurado.

Fabricio Manente tiene 21 años, es de Salinas y llegó para cantar. Comenzó y Casanova dijo: "Ah, está zarpado", y tenía toda la razón. "Tus graves y tus medios tienen un color particular", resaltó el ex Márama, quien elogió, como sus compañeros de jurado el desempeño del joven cantante que se fue con cuatro "si" del jurado.

Aldana Acosta es de Paysandú e hizo acrobacias en tela, lo que, dice, le saca la timidez. Una arriesgada presentación llena de trucos dejó boquiabierto al jurado. "Yo la pasé re mal. Grite como 20 veces, temía por tu vida", le dijo Casanova, quien elogió su presentación. Aldana se volvió a Paysandú con cuatro votos del jurado.

Maia Szlafmyc es profesora de yoga, pero llegó a Got Talent para tocar el saxofón y cantar un poco. "Tenés unos lindos agudos. Me encanta la combinación de saxo con tu voz y este estilo", le dijo Casanova y le dio el primer sí del jurado. Volverá para el Corte del jurado.

La Soleá es una banda de tres integrantes que es tanto instrumental como acústica y se presentaron con una propuesta muy elogiada. "Me parecen tremendos artistas. Lo que hacen es genial, felicitaciones", les dijo Riccetto, quien reclamó algo de canto y baile para que sea un show más completo. El conjunto se fue con cuatro votos positivos.

El Botón Dorado de Petinatti

"Cuando canto me siento libre. Me siento una con el universo", dijo Marina Vidal, quien llegó desde Colonia del Sacramento y dijo que casi no se presenta por su timidez. Una voz muy potente y una actitud rockera marcaron el inicio de su presentación, mientras interpretaba "El rebelde" de La Renga. Eso terminó abruptamente, y Marina se deshizo de su pose de rock y comenzó a cantar el aria "O mío bambino caro", demostrando una versatilidad vocal.

Luego de una pausa comercial que pareció interminable, llegó la devolución de los jurados. Riccetto y Fernández la felicitaron, mientras Casanova dijo haber quedado desconcertado con su audición.

"Quiero que el público y el televidente preste atención en esta chica que trabaja como guardia de seguridad y esconde, más allá de su timidez, un talento innato que pocas veces tenemos la suerte de ver en el escenario. Creo que sos dos personas, una cuando cantás y otra cuando vivís y te quiero empujar a que vivas cantando", le dijo Petinatti, quien se paró para darle el Botón Dorado, como solicitaba el público.

Luego de pedirle que cante un "Ave María" para escuchar de fondo, le otorgó el preciado pase directo a la semifinal. "Siento como si esto fuera un sueño", atinó a decir Marina quien se fue con el aplauso del púbico y el "pase de oro" de Petinatti.

Los que no lograron pasar a la siguiente ronda

Franco García tiene 22 años y hace de todo: es cantante de rap, imitador y hace beatbox. Y todo eso fue apareciendo en su presentación que comenzó con imitaciones de Homero y Marge Simpson, Mickey Mouse y hasta un robot, mezclado con beatbox. Casanova y Riccetto le dieron un sí, pero Fernández y Petinatti, apretaron el botón rojo y no lo dejaron pasar.

Gerardo Sugo tiene 37, es músico y también canta. Su presentación comenzó con una interpretación de "Gracias a la vida" y luego paso por "Piano Man" en armónica, lo que no convenció al jurado. Solo Casanova le dio el voto positivo.

Luciano Estrella llegó al escenario con una dramática versión de "Fighter" de Cristina Aguilera que tuvo muchos agudos. Una imponente melena y mucha actitud fueron sus puntos fuertes para el exparticipante de Compás 15, que no logró los tres votos necesarios para pasar de ronda.

Aldo Belén es ciego, llegó de Bella Unión con su órgano y se presentó con "Hasta el final" de David Bisbal. "Viniste a mostrarte y a regalarnos un lindo mensaje. Fue una propuesta con altibajos en tu manera de cantar", le dijo Petinatti. Su presentación no convenció al jurado y no logró lo necesario para llegar al Corte del Jurado.

Y cuando parecía que la noche ya no podía superarse apareció en el escenario Estelita Brasil. Aunque la que se presentó no fue ella sino su madre, Loreley Rivero, quien interpretó en el órgano "The Final Countdoun" de Europe. Recibió el botón rojo de los cuatro jurados.

Gustavo Torrano es del barrio Aguada y fue a cantar tango. "Garganta con arena" fue su elección, y fue su interpretación lo que no convenció al jurado. Quedó a un voto positivo de llegar a la siguiente etapa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados