ENTREVISTA

Gastón Pauls: "Antes entregaba mi vida al consumo de drogas y la muerte"

El actor llega el lunes a la pantalla de Crónica TV con "Seres libres", una docuserie donde Pauls habla acerca de su lucha con las adicciones

Gastón Pauls. Foto: Difusión
Gastón Pauls. Foto: Difusión

El lunes a las 22.00 se estrena en Crónica TV Seres libres que conduce Gastón Pauls. Además de hablar en primera persona de su recuperación, habrá entrevistas con personas conocidas como Fabiana Cantilo, Juanse, Andrea Rincón, Toti Ciliberto y Leo García.

Como Alejandro, el protagonista de la telenovela Montaña rusa, Gastón Pauls hizo que los adolescentes usáramos la camisa por fuera para imitarlo; y como Juan, el joven timador de Nueve reinas se convirtió en uno de los actores de la nueva ola de cine argentino; más tarde llegarían Tiempo final, Tumberos y Todos contra Juan que le valió un Martín Fierro a mejor actor de unitario. Aunque mientras su vida profesional era un éxito, Pauls se sentía en el infierno, producto de sus adicciones.

Gastón Pauls y Fabiana Cantilo en "Seres libres". Foto: Difusión
Gastón Pauls y Fabiana Cantilo en "Seres libres". Foto: Difusión

Este lunes, Pauls regresa a la conducción (luego de Mejor hablar de ciertas cosas que se emitió en el canal Encuentro), ahora en la pantalla de Crónica TV con Seres libres, donde habla sobre su pasado con las drogas y entrevista a personalidades que también lograron salir.

En una pausa de las grabaciones de la película Lennons, Pauls habló con El País.

—¿Cómo se siente regresar a un set de filmación?

—Bien, estamos haciendo una comedia que transcurre en 1980 sobre la vida de un representante de dobles. Es una historia muy bizarra donde este representante en un momento se encuentra a una persona igual a John Lennon y decide fingir que es el verdadero. Así, la película son todas las situaciones que vive con este falso Lennon que está interpretado por el doble más importante del cantante, que es el argentino Javier Parisi. Así que nos estamos divirtiendo, lo que es fundamental cuando se hace una comedia. Hay momentos donde nos cuesta grabar porque no paramos de reírnos, pero estamos felices de poder filmar en este momento.

Gastón Pauls y Camila, su nueva novia. Foto: La Nación
Gastón Pauls y Camila, su nueva novia. Foto: La Nación

—¿Estuvo complicado el año pasado en materia laboral?

—Sí, fue un año bravo. Tenía seis películas programadas para filmar durante todo en el año y obviamente no pude filmar ninguna. Así que estar filmando y a punto de presentar un programa de televisión, es una bendición.

—El programa Seres libres, te toca de cerca ya que has hablado mucho de tu pasado con las drogas.

—Sí, es un programa que vengo pensando hace varios años. Hace tiempo que quería hablar, abiertamente, crudamente de las adicciones en televisión. Me parece que la televisión tiene una inmensa potencia, mucha llegada, y utilizada con conciencia puede servirle a mucha gente, así que Seres libres es eso, mandar un mensaje de que otra vida es posible. Nos merecemos una buena vida y no una asesinada por culpa del consumo.

Gastón Pauls. Foto: Gastón Pauls
Gastón Pauls. Foto: Archivo

—De ese mundo lograste salir hace 13 años. ¿Es por eso que quisiste hacer el programa, para contar tu historia?

—Sí. Es un trabajo diario, es una enfermedad que no tiene cura, tiene tratamientos y convivo con mi tratamiento y voluntad y con mi entrega a la recuperación. Antes entregaba mi vida al consumo de drogas y a la muerte, porque el consumo no me daba nada positivo, al contrario, me quitaba. Pero hace muchos años pedí ayuda, antes que nada a Dios, y después la ayuda a los seres humanos que me rodeaban, y empecé a vivir otra vida. No hubiera podido, consumiendo, hacer este programa, porque es el resultado de muchos días, muchas horas, mucho dolor y agradecimiento. El programa está hecho con ese objetivo, agradecer y enviar un mensaje, porque hay mucha gente que consume. Mientras te contesto esta pregunta hay alguien que está consumiendo, hay alguien que está muriendo. Para muchas cosas es tarde, para otras estamos a tiempo.

Sereno: Gastón Pauls en el primer estreno nacional de 2017. Foto: Difusión
Pauls en la película "El Sereno". Foto: Difusión

—¿Por qué es tarde?

—Porque hay chiquitos muy chicos que se matan desde los seis, siete años; para eso es tarde, pero podemos evitar que más gente se sume a esa locura. Quiero que más gente se baje del barco ese de las drogas que va al naufragio.

—¿Cuándo pediste ayuda para salir de las adicciones?

—Luego de varias noches sin dormir y sin poder dejar de consumir, en 2007 me dije “basta”. No creía en Dios y no había rezado, pero levanté la vista y primero le pedí ayuda a Dios. Ese pedido de ayuda fue el que abrió la puerta a la vida, porque un adicto está muerto en vida, así que agradezco haber pedido ayuda esa vez. Igual me recuerdo todos los días que salí solo por hoy. No tengo comprada la recuperación. A veces mi cabeza me dice: “pero hoy te pegaría distinto, hacelo porque no estás igual que antes”, y tengo que recordarme eso; dónde estuve y donde no quiero estar.

Gastón Pauls. Foto: Difusión
Gastón Pauls. Foto: Difusión

—¿Qué consejo te hubiera gustado que te dijeran cuando empezaste a consumir?

—Cuando empecé, me hubiese gustado que me mostraran lo que estoy contando con el programa. Hay mucha muerte y soledad y perdida en el consumo. La cocaína no es lo que dicen que es. Hay una frase de Charly García que dice: “la cocaína no es blanca, es negra”, y me pareció súper interesante.

—¿Qué te generaba consumir?

—Tomar cocaína me daba energía, me permitía hablar, quería salir, juntarme con gente, me parecía glamorosa, excitante en todo sentido; y un día todo eso se va y aparece la verdadera cara de la cocaína, y ahí te asustas, porque es el Diablo. Y consumir es como un infierno en vida porque estás cansado pero no podés dormir, querés hablar pero no tenés con quién, te querés reír y no podés hacerlo. Es esa agonía lenta, y es como la frase esa que dice: “el infierno te quema de a poco”; y es así.

—¿El consumo de drogas atraviesa a la farándula argentina?

—A esta altura creo que todos los ámbitos. En la farándula hay mucha gente que consume, y otra que no lo hace. También en el Congreso de la Nación hay gente que consume y otra que no; lo mismo en la calle o el deporte. Es cierto que en la farándula hay mucho, me parece que en un punto es como vivir en una ficción. Lo que me aconsejan en el grupo de recuperación al que voy es que no me junte con gente del palo. No me interesa juntarme con gente que consume porque en un punto, no les creo y yo intento trabajar la honestidad, con Dios, conmigo y mis amigos.

—Pasaron 20 años de Nueve reinas. ¿La volves a ver?

—Es una película que recuerdo con mucho amor y nostalgia, porque el director, Fabián Bielinsky, no está más, pero es una película que trajo muchas satisfacciones. El otro día vi los últimos 25 minutos con mis hijos: siempre me gusta volver a verla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados