REPASO

Se estrenó la segunda temporada de "Got Talent" y ya tiene el primer "botón dorado"

Regresó el programa de talentos que conduce Natalia Oreiro y tiene a Claudia Fernández, María Noel Riccetto, Agustín Casanova y Orlando Petinatti de jurados

Los jurados de "Got Talent" en el estreno de la segunda temporada. Foto: Captura
Los jurados de "Got Talent" en el estreno de la segunda temporada. Foto: Captura

A las 21.26, luego de la despedida de Blanca Rodríguez de Subrayado, comenzó la segunda temporada de Got Talent Uruguay

Empezó fuerte porque ya hubo un botón dorado

Luego de un repaso por los momentos destacados del año pasado y la presentación de Diego Coronel, ganador de la primera temporada, quien interpretó la canción napolitana Torna a Surrriento dio inicio está nueva etapa de las audiciones, realizada íntegramente en el teatro El Galpón.

El primer bloque se limitó a la presentación, por parte de la conductora, Natalia Oreiro, de los cuatro jurados: Orlando Petinatti, María Noel Riccetto, Claudia Fernández y Agustín Casanova.

El regreso de la tanda, trajo algo de humor, con presentaciones que no lograron pasar a la siguiente ronda, pero cumplen el rol de entretener. Esa parte humorística es parte del formato.

También lo son la emoción y el nerviosismo.

Así fue la primera fecha de las audiciones de Got Talent.

El Botón Dorado lo dio Riccetto

Enzo Emanuel Castro tiene 7 años, vive en Rivera y hace apenas 10 meses que empezó a tocar el acordeón. “Si me toca el botón rojo voy a estar feliz, no pasa nada”, dijo el niño que de grande quiere ser jinete y tocar el acordeón. Muy simpático e inocente, antes de empezar su presentación ya se había ganado al público  y al jurado.

“Me encantaría volver a verte, pero antes te doy el pase de oro”, le dijo Riccetto, quien volvió a ser la primer jurado en dar el salvoconducto hacia la semifinal.

Los que lograron pasar de ronda

Scottish Dance Uruguay, una compañía de danza compuesta por 17 integrantes, 12 adultas y cinco niñas, fueron las encargadas de abrir las audiciones. Vistiendo ropas típicas y usando espadas, las chicas realizaron un baile ritual, y todas estaban al unísono, haciendo que el público pida el "pase de oro".

"Me encantó lo que vi. Me encanta ver un grupo que disfruta lo que hace y respeta las líneas y la sincronización", dijo Riccetto.
Las chicas pasaron a la siguiente ronda gracias a los tres votos positivos del jurado. Solo Petinatti les dio el voto negativo, criticable, por la ausencia de música en vivo.

Valentina Veiga es estudiante de medicina, tiene 19 años y es de una familia que canta siempre. “quería venir porque desde chica mi sueño es cantar en un programa así y porque quiero dar una señal de aliento a las personas que lo necesitan: los pacientes oncológicos”, dijo. Su versión en español de la canción de Mariah Carey, “Hero” dejó al público de pie. “Tu historia es movilizadora, pero hoy quiero celebrar que estés acá en el escenario. Es un premio escucharte”, le dijo Riccetto.

“Tenés una dulzura muy linda en la voz, y me gustaría que saques la voz para afuera, que confíes en vos y no te metas en la timidez, porque necesito que esa voz explote”, le dijo Casanova. La joven se fue con cuatro votos positivos.

Jorge Silva y Sandra vienen de Cuba y hacen magi  y se especializan en esos actos que se ven peligrosos. "Casi siempre soy yo la que corre peligro", dijo Sandra entre risas. Luego de contar su triste historia, son magos cubanos que tuvieron que dejar a su hija en la isla, la pareja realizó una presentación arriesgada y llena de peligro que dejó a los jurados tapándose la cara de los nervios.

"Es realmente el show que hacen, le ponen misterio, suspenso, adrenalina, tiene un show completito", les dijo Fernández. "Un número y un show bárbaro. Lo único que necesito es que traigan a su hija, ya", dijo Petinatti. Los magos conquistaron al jurado que les dieron cuatro votos positivos.

María Noel, Silvia, Alicia, Elena, Beatriz y Jimena son hermanas, que decidieron hacer Las Marujitas, en honor a su madre. "Vinimos a disfrutar", dijeron las integrantes que ya tienen todo organizado hasta la final. Las hermanas no tienen estudios de canto y  no cantan muy bien, pero su interpretación de "Hallelujah" de Leonard Cohen, no estaba destinado al voto del jurado, sino en homenajear a su madre.

"Han llenado de alegría y simpatía el escenario y la gente en su casa se ha de estar divirtiendo. Siento que no les importa nada y están en esta vida para disfrutar, así que solamente por ese hecho las aplaudo y a su familia que las apoya en esta locura", dijo Fernández. Con tres votos positivos Las Marujitas pasaron de ronda.

Iana Shapovalova es rusa, muy expresiva y le gusta Uruguay porque acá no hay nieve. Para su presentación, vistiendo ropas típicas de su país cantó "Me muero de amor" de Natalia Oreiro, pero en versión rusa y con una voz muy parecida a la uruguaya. "Ha sido más que dulce escuchar tu voz y tu interpretación", le dijo Petinatti. Se fue con cuatro votos positivos del jurado.

Nicolás Castillo es de La Paz y dice que su día empieza y termina con música. Con una historia de vida compleja, dijo que "la música me sacó de muchas cosas. Soy un agradecido de la vida". Su presentación, que lo dejó al borde de las lagrimas no fue perfecta, pero dejó al público de pie y al jurado bailando.

"Yo voy a ser exigente con el tema vocal, por momentos estabas corrido de tono, pero sos un excelente cantante y showman", le dijo Casanova. "Lo disfrutaste y supiste transmitirlo", dijo Petinatti. El jurado votó, y con tres votos positivos (solo tuvo uno negativo de Casanova), Castillo pasó al Corte del Jurado.

Los que no lograron pasar de ronda

Hugo José Barla tiene 73 años y llegó a Got talent para mostrar su talento: hacer canciones, algo que descubrió el año pasado durante la pandemia. Presentó “Candombe del gato”  y desde el inicio de su presentación, Petinatti estuvo tentado de apretar el botón rojo, lo hizo y lo acompañaron María Noel y Claudia. Su presentación, cuyo mayor logro fue su valentía, no logró los tres votos positivos del jurado.

Osvaldo Gandoy tiene 60 años y trabaja en el Museo Nacional de Artes Visuales, aunque llegó al programa para cantar  “Father and son” de Cat Stevens: A Petinatti no lo convenció y apretó el botón rojo. A la hora de la devolución, le criticaron el aplomo y la presencia en escena. Solo Riccetto le dio un voto positivo.

Eduardo Bentancor llegó con un tambor para hacer el candombe, “Ya es ajena” de Bola 8. Una presentación que tuvo rap, baile y muy poco tambor terminó con cuatro botones rojos. “No saben lo que es el arte”, les dijo Oreiro, sacando una risa de la situación.

Riccetto le dio su devolución y le preguntó qué otro talento tenía para mostrar: imitar el sonido de animales. Para los cuatro, fue mejor que su talento para el candombe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados